TENDENCIAS
13/02/2018 07:51 CET | Actualizado 13/02/2018 07:51 CET

Esta fotógrafa capta la magia de las parejas en su momento más íntimo

Simplemente impresionante.

El verano pasado, una pareja contactó a través de las redes sociales con la fotógrafa parisina de 27 años Roxy Hervé. Su petición era simple pero intrigante: ¿estaría dispuesta a ir a su apartamento y a fotografiarlos en la cama?

Hervé aceptó. La experiencia fue tan satisfactoria que la fotógrafa la convirtió en una serie de fotografías llamada Lovers (Amantes), que capta a las parejas en diferentes fases de su intimidad (aunque nunca en mitad del acto sexual).

"El proyecto trata principalmente de la intimidad", cuenta a la edición estadounidense del HuffPost. "Capturo esos pequeños momentos íntimos, ligeramente sexuales, que nadie ve pero que siempre están ahí".

Para conseguir que las parejas se relajen en una situación de presión (por la cámara), Hervé les da la siguiente indicación: "Describid, con el máximo detalle posible, el momento en que os disteis cuenta de que os gustabais". Al parecer, la pregunta es tan tierna y les desarma tanto que las parejas suelen abrirse a ella.

"Gran parte de la confianza que tenemos las parejas y yo se produce antes de la sesión en sí", cuenta. "Paso bastante tiempo explicándoles en qué consiste el proyecto. Tienen que entender que no hay nada de pornográfico ahí".

En una de las historias sobre cómo se conoció la pareja, un hombre recordó la forma en que se quedó pillado por su novia en el tren:

"Sentí esa sobrecogedora sensación de cariño y apego por ella cuando la vi poniendo caras graciosas al niño que se sentaba a mi lado. Estuvo unos 15 minutos poniéndole caras. Se produjo una conexión silenciosa con ese niño en el tren. Los veía reírse con actitud juguetona y feliz. En ese momento, me imaginé un futuro entre nosotros. Ella podría cuidarme".

En la foto del proyecto Lovers que protagoniza esta pareja, se les ve abrazados. El chico envuelve a la chica con sus brazos:

Roxy Herve

Al igual que ocurrió con el resto de parejas que fotografió (10, de momento), Hervé les dio las mínimas direcciones posibles.

"Normalmente dejo que se acurruquen en la cama y en el momento en el que me gusta una posición en la que están, les pido que se queden quietos para poder hacerles una foto", explica. "Trabajo con cámara analógica, así que no se pueden mover mucho. Si no, todas mis capturas saldrían borrosas".

Hervé, que reside en París y en Londres, está buscando a más parejas para su proyecto y ha creado una cuenta de correo electrónico para quien esté interesado. Su intención es incluir a parejas de todo tipo de orientación, edad, raza y tamaño.

"Espero que este proyecto muestre que todos somos bastante parecidos en nuestros momentos íntimos, independientemente de si tienes 20 años u 85, de si tienes un amante o más", afirma. "Todos nos convertimos en uno de la misma manera".

A continuación puedes ver más fotografías de la serie y conocer la historia de cada imagen contada por la propia Hervé:

  • Roxy Herve
    "Me encanta hacer este tipo de fotos donde sólo se ven los pies. Muchas veces se puede saber lo que está pasando sólo por la posición".
  • Roxy Herve
    "Cuando pregunté a la mujer por el instante en que se fijó en su pareja, me dijo: 'Me estaba mirando a los ojos. Hubo un largo silencio entre nosotros y me puse roja y se me aceleraron los latidos. Empecé a sentir que estaba levitando".
  • Roxy Herve
    "Esta mujer supo que se estaba enamorando de su pareja cuando le vio darse un baño. 'Él estaba en la bañera, asustado, y yo simplemente empecé a lavarlo. Como si fuera un niño que tuviera que cuidar".
  • Roxy Herve
    "Esta foto muestra a una pareja fundiéndose, con los cuerpos entremezclándose hasta que se convierten en uno".
  • Roxy Herve
    "Una de las mujeres describió así el momento en que se enamoró de su pareja: 'Me giré y estaba ahí. Tenía una copa en la mano. Estaba bebiendo con pajita. Es como si nuestros ojos se bloquearan, ella me miraba, nuestras miradas se cruzaron y pareció que duraba mucho, mucho tiempo. Mantuvimos el contacto visual. Sentí que toda mi sangre se volvía loca".
  • Roxy Herve
    "Quizás esta es la foto más simple, pero eso es lo que la hace bella: esa simple caricia".

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' EEUU y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano

NOTICIA PATROCINADA