POLÍTICA
14/02/2018 02:19 CET | Actualizado 14/02/2018 11:16 CET

Santi Vidal asegura que habló de "atrevidas" hipótesis y no de planes reales del Govern sobre la independencia

Carles Viver i Pi Sunyer admite que asesoró a la Generalitat sobre leyes de referéndum.

El exsenador de ERC Santi Vidal ha negado este martes ante el juez que revelara en sus conferencias los planes reales del Govern para el proceso soberanista y ha alegado que se limitó a esbozar "atrevidas" hipótesis de futuro, en el contexto de mítines ante militantes y activistas independentistas.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, Vidal y el expresidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional, Carles Viver i Pi Sunyer, han declarado como investigados ante el titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, que indaga los preparativos del 1-O.

Las pesquisas comenzaron precisamente a raíz de las denuncias de un particular y VOX por las revelaciones del exsenador en conferencias organizadas por las entidades soberanistas.

Vidal, que está previsto que vuelva a ejercer de juez en marzo tras dos años suspendido por participar en la redacción de una eventual "constitución catalana", afirmó en esas conferencias que el Govern disponía de una partida camuflada de 400 millones de euros para organizar el referéndum y crear las estructuras de Estado, y que la Generalitat estaba recopilando de forma ilegal datos fiscales de los catalanes.

Apela al contexto de "interpelación dialéctica" ante pro-independentistas

Como hiciera en febrero de 2017, cuando dimitió al trascender sus conferencias, Vidal ha negado que sus afirmaciones fueran ciertas y las ha calificado de "atrevidas", en un contexto de "interpelación dialéctica" y ante un auditorio de partidarios de la independencia.

El investigado, que solo ha aceptado responder a su abogada, Olga Tubau, ha insistido en que en ningún momento habló de planes reales del Govern para lograr la independencia, se limitó a apuntar hipótesis que estaban sobre la mesa ante la posibilidad de que Cataluña dispusiera de un Estado propio a futuro.

En ese sentido, ha reconocido ante el magistrado que cometió un error cuando utilizó el presente, en vez del tiempo futuro, al referirse a los proyectos del gobierno catalán para una Cataluña independiente.

Tras la comparecencia de Vidal, ha declarado ante el juez Carles Viver i Pi Sunyer, al que varios informes de la Guardia Civil atribuyen un papel clave en el diseño de la hoja de ruta hacia el referéndum.

Viver Pi i Sunyer dice que se limitaba a redactar propuestas técnicas

El también exvicepresidente del Tribunal Constitucional, que ha aceptado declarar a todas las partes con la excepción de la acusación popular ejercida por VOX, ha argumentado ante el juez que, como asesor del Govern, se limitaba a redactar propuestas técnicas a petición de las distintas consellerías.

En ese contexto, el investigado ha admitido que asesoró a la Generalitat en aspectos jurídicos de las leyes de referéndum y de transitoriedad nacional, que el Parlament aprobó en septiembre.

No obstante, ha precisado que, siempre que entregaba un dictamen a una consellería en el marco de sus funciones de asesoramiento, advertía de que éste no debía ser publicado en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC) ni llevarse a la fase de ejecución, según fuentes jurídicas.

En declaraciones a los medios, Juan Cremades, abogado de VOX que ha asistido a las declaraciones, ha señalado que las declaraciones de Vidal y de Carles Viver Pi i Sunyer, en su calidad de asesor en materia jurídica del Govern, demuestran que el proceso hacia la independencia estaba "totalmente planeado".