TENDENCIAS
13/02/2018 13:16 CET | Actualizado 13/02/2018 13:22 CET

¿Secamanos eléctrico o papel? Esta atroz foto de bacterias reabre el debate

Esta imagen te va a dar escalofríos.

Facebook: Nichole Ward

Cuando te lavas las manos al salir de un baño público, ¿eres más de secamanos eléctrico o recurres al papel? El debate sobre el aspecto higiénico de cada método se lleva produciendo durante años, pero una nueva imagen publicada en Facebook acaba de aportar algo más al asunto.

Para sus deberes de una clase de Microbiología, los alumnos de Enfermería de una universidad de California tenían que hacer una pequeña prueba: colocar una placa de Petri estéril en el entorno que ellos quisieran, abrirla durante tres minutos, cerrarla después y observar lo que pasaba en las siguientes 48 horas.

Como explica en las redes sociales, Nichole Ward optó por un secamanos eléctrico Dyson de los lavabos de mujeres. Dos días más tarde, cuando llegó a clase con su recipiente transparente, se dio cuenta de que el suyo era, "de lejos", el que más bacterias había generado. Ante la impresionante cantidad de hongos que habían aparecido, la joven decidió tomar una foto y publicarla en Facebook:

"Mi placa de Petri tenía una masa mucho más importante", contó la estudiante al New York Times el 8 de febrero, explicando que sus compañeros sólo tenían "colonias de bacterias que parecían pequeñas manchitas esparcidas".

Con su imagen quiere invitar a "dejar de usar secamanos que esparzan todas esas bacterias y hongos en las manos", dice en su publicación, que ha sido compartida más de 500.000 veces. La joven advierte de que "no quiere ser alarmista".

La marca Dyson se defendió después en la cadena ABC, asegurando que sus productos están equipados con filtros que retienen las bacterias, que han pasado pruebas de higiene y que incluso están instalados en hospitales, fábricas de producción y de alimentación, entre otros.

Pocos estudios independientes sobre el tema

Como señala el diario estadounidense, la foto no aporta suficientes respuestas como para sacar una conclusión seria sobre la higiene de estos ventiladores de aire caliente. Para empezar, porque las cepas no se han testado, por lo que es imposible determinar si esas bacterias son perjudiciales o no para el ser humano.

No obstante, el New York Times precisa que el debate también ha causado revuelo entre la comunidad científica. Si bien un estudio de 2010 aseguraba que los secamanos propagaban menos bacterias que las servilletas de papel, otro experimento afirmaba lo contrario en 2014. El primero estaba financiado por Dyson, el segundo por un grupo que vende papel.

Según el periódico, los estudios independientes sobre el tema son muy inusuales. De hecho, sólo cita un sondeo de 2000 que concluía que la diferencia en cuanto a bacterias entre secamanos eléctrico y toallas de papel era... nula.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Francia y ha sido traducido del francés por Marina Velasco Serrano