BLOGS

Así cambió Momentum la política británica para siempre

14/06/2017 07:24 CEST | Actualizado 14/06/2017 07:24 CEST
Anthony Devlin via Getty Images

Momentum, un grupo de campañas surgido a raíz de la victoria de Jeremy Corbyn en las primarias de 2015 del Partido Laborista, acaba de convertirse en una de las mayores historias de éxito político de estas elecciones. Este poderoso grupo, que cuenta con 24.000 miembros, ha jugado un papel esencial en la movilización masiva de activistas a lo largo del Reino Unido, algo que resultó fundamental en la alta participación ciudadana de las pasadas elecciones, especialmente entre los jóvenes.

Partiendo de las primarias de 2016, que afianzaron el liderazgo de Jeremy Corbyn, la operación de Momentum en las elecciones generales atrajo a un elevado número de activistas de la campaña de Bernie Sanders en los Estados Unidos. La experiencia y el saber hacer de los activistas estadounidenses demostraron ser imprescindibles a la hora de organizar una campaña innovadora y dinámica para movilizar a los militantes y promover el apoyo a Jeremy Corbyn.

Los seguidores de Sanders dieron varias charlas sobre su experiencia en campañas realizadas en los Estados Unidos y el éxito que tuvieron con Bernie Sanders, que pasó de ser un simple descarte a ser un firme candidato para liderar el Partido Demócrata. El hecho de que hubiera tanta presencia de activistas internacionales apunta hacia un futuro en el que iniciativas políticas semejantes a esta colaboren entre sí para compartir ideas, estrategias y activistas.

En las últimas primarias de los laboristas, Momentum desarrolló una aplicación para realizar campañas de captación por teléfono. De este modo, los miembros de nuestro grupo pudieron formar parte de campañas puerta a puerta, pero sin salir de casa. Gracias a esta aplicación, los activistas de Momentum realizamos más de 100.000 llamadas para las primarias de 2016. En las elecciones generales, Momentum empleó una versión actualizada de la aplicación en Londres y otros lugares.

Momentum también desarrolló My Nearest Marginal, una página web de fácil manejo pensada para dirigir a los activistas hacia los puestos clave más cercanos y asegurar de este modo que las circunscripciones marginales tuvieran suficientes activistas luchando para lograr la victoria de los laboristas. Más de 100.000 personas usaron esta página web durante la campaña de las elecciones generales, cuadruplicando así el número de activistas que formamos Momentum. Pero este fue solo uno de los muchos factores que permitieron que los laboristas acumularan tantos votos en las circunscripciones marginales —donde los expertos daban por hecho que el Partido Laborista perdería— y que recuperaran el apoyo en feudos históricos como Gower, en el sur de Gales, donde se produjo un viraje del 12,9% a favor de los laboristas, y en Derby North, en la parte central de Inglaterra, con una recuperación del 11,9%.

A lo largo de las elecciones, Momentum organizó distintas campañas en las que animamos a los activistas a tomar parte en sesiones de captación de voto para el Partido Laborista en circunscripciones marginales clave. En total, hicimos casi cincuenta reuniones en distintas circunscripciones. Todas acabaron en victoria, en muchos casos con un gran incremento del apoyo. En el municipio de Croydon, al sur de Londres, se reunieron hasta 200 activistas, muchos de los cuales hacían esto por primera vez en sus vidas.

Durante la semana previa a las elecciones, los vídeos de Momentum en Facebook tuvieron más de 23 millones de visitas y fueron vistos por 12,7 millones de usuarios únicos. Nuestro vídeo más viral, Daddy, why do you hate me? (Papá, ¿por qué me odias?) recibió 5,4 millones de visitas en solo dos días, así como un vídeo de Theresa May en el que rechazaba mantener un debate con Jeremy Corbyn, que obtuvo 4,3 millones de visitas en solo tres días.

También tuvimos una enorme influencia en las redes sociales en zonas en las que el Partido Laborista necesitaba ganar, como Cardiff, Derby o Canterbury. Solamente en la última semana electoral, el 42,2% de los usuarios de Facebook en Canterbury vieron nuestros vídeos. En otras circunscripciones como Sheffield Hallam, el porcentaje subió hasta el 55,9%.

Cuando empezó esta campaña, Theresa May creía que el Partido Laborista no tenía ninguna posibilidad de recuperar apoyos y conseguir avances. Celebró demasiado pronto la caída en el olvido político de los laboristas y se ha dado de bruces con un resurgimiento histórico. Personalmente, me siento orgulloso de formar parte de Momentum, que ha desempeñado un papel central a la hora de frustrar los planes de Theresa May.

Este post fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.