Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Ana Aldea Headshot

Por qué siempre salgo del pediatra cabreada

Publicado: Actualizado:
Imprimir

2016-04-22-1461331052-1397800-iStock_000050383538_Large.jpg
Foto: ISTOCK

Una de las muchas cosas que no sabía antes de ser madre era la cantidad de veces que un bebé tiene que ir a revisión. Algunas veces la revisión es de la pediatra, otra de la enfermera, pero siempre salgo igual de enfadada. Y no es ni por la pediatra ni por la enfermera, que son encantadoras... sino porque casi todos las habitaciones del centro de salud público comparten un cartel.

Un cartel que supongo que nadie ha hecho con mala intención, y que sin embargo fomenta los estereotipos de género desde los primeros días de vida del bebé. Menos mal que cuando nacen no ven, porque si no mi niña, en su primera revisión a las 48 horas de vida ya habría recibido unas cuantas lecciones morales de lo que puede ser o no ser en la vida.

Ser policía o bombero son cosas de chicos, y antes que médico es mucho más probable que siendo mujer... sea enfermera. Pero si pese a todo quiere ser médico... que sea pediatra porque todos sabemos que a las mujeres nos gustan más los niños.

También puede ser bailarina o profesora (recordad que a las mujeres nos gustan más los niños), pero ¿astronauta? Astronauta y seguramente otras profesiones científicas son profesiones de hombres.

Lo bueno es que así ya lo aprende de bebé y cuando de mayor tenga una profesión acorde a su género se ahorrará escuchar una frase que yo he oído muchas veces por trabajar en el sector de las start-up, un sector que es mayoritariamente de hombres:

- Eres muy friki para ser mujer

El problema no es sólo el cartel que un comercial ha regalado a los profesionales. El problema es que cuando mi pediatra lo colgó le debió parecer normal, y que a toda la gente que lo ve le parece normal. Y no nos enfadamos, y al final estamos siendo cómplices de hacer el mundo más sexista, más cuadriculado. Esto es de niñas. Esto es de niños.

No nos damos cuenta que las limitaciones que les estamos poniendo desde pequeños les influirán el día de mañana cuando quieran decidir que quieren ser de mayores.

Aún tendremos que llevarla a miles de revisiones antes de que ese día llegue, pero cuando llegue el momento de hacerse esa pregunta, "¿qué quiero ser de mayor?", me gustaría pensar que responde como persona y no como mujer.