BLOGS

Seducidos por un engaño: la verdad sobre las fotos del 'antes y el después'

31/03/2015 07:30 CEST | Actualizado 30/05/2015 11:12 CEST

No hay duda de que vivimos en un mundo de manipulación, falsas promesas y afirmaciones exageradas. Esto se nota especialmente en las industria del fitness. He sido entrenador personal durante más de 11 años, y los clientes y amigos siempre me están preguntando cuál será la siguiente dieta milagrosa o la siguiente programa de ejercicio físico para perder peso.

El motivo por el que estos productos son tan populares es que se venden muy bien. Las campañas de marketing utilizan como testimonio fotos del 'antes y el después' de ponerlos en práctica. Antes de que diga que todo eso es pura patraña, quiero dejar claro que existen algunas verdaderas transformaciones físicas que son impresionantes. De lo que hablo aquí es de las transformaciones que se hacen a través del Photoshop, del uso de la iluminación, de posturas físicas que favorecen un aspecto determinado, de bronceadores, o de cómo sacar o meter barriga o flexionar o no los músculos para conseguir la imagen perfecta.

En mi opinión, estas fotos venden promesas exageradas o directamente falsas de lo que se puede alcanzar con 90 días de determinado producto o entrenamiento. Pero la realidad es que para conseguir resultados duraderos se requieren años de arduo trabajo y dedicación. Los resultados que se producen rápidamente a menudo son solo temporales, y esto es otro factor que hay que tener en cuenta cuando miramos este tipo de transformaciones: ¿se trata de una reducción al máximo la ingesta de calorías y de dejar de consumir determinados alimentos para sacarse la foto y recuperar sus calorías al poco tiempo? Este tipo de cosas hay que tenerlas en cuenta a la hora de marcarte unos objetivos y tener unas expectativas basadas en un programa de entrenamiento determinado.

Decidí hacer mis propias fotos de, 'antes y después,' para ver qué era posible hacer con sólo unos pocos trucos. Hace como seis mes pesaba 82 kilos y tenía un 16% de grasa corporal. Me sentía especialmente hinchado, y le pedí a mi novia que me hiciese una foto. Luego, me afeité la cabeza , la cara y el pecho, y me preparé para la foto del 'después,' que se hizo justo una hora después de la foto del 'antes'. Hice unas cuantas flexiones y dominadas, cambié la iluminación de mi habitación, metí la barriga, apreté los abdominales y.... ¡BOOM! Ahí estaba el después.

2013-07-24-ADixonTransform1.jpg

Como puedes ver, no soy un culturista, pero tenía suficiente cantidad de músculo para jugar con las sombras y la iluminación, que es algo fundamental.

Hace sólo unas semanas me hice otra serie de fotos con el objetivo de ir un poco más allá en el engaño. Quería mostrar una progresión que reflejara el supuesto esfuerzo de varios meses de ejercicio y dieta. Aquí peso 91 kilos y tengo un 19% de grasa. Esta serie de fotos me llevó menos de una hora.

2013-07-24-ADixonTransform2.jpg

¿Qué es lo que quiero decir con todo esto? Pues que no intentes parecerte a ninguna de las personas que ves en este tipo de fotos. Si quieres, inspírate, pero no te decepciones si no te ves a ti mismo como uno de estos modelos. Seguir el truco de hacer dietas con pocas calorías y con un montón de ejercicio es la receta perfecta para que, a la larga, cuando te relajes, vuelvas a ganar un montón de peso.

Olvídate de cambios rápidos y concéntrate con una vida de alimentación saludable, niveles de estrés controlados, buena calidad del sueño y mucho movimiento. Pasa tiempo con gente que tenga objetivos y valores similares a los tuyos y tómate tiempo para quererte tan como eres. No te machaques si te comes una galleta, disfrútala, y disfruta también del resto de las cosas que la vida te puede ofrecer.

Pasamos demasiado tiempo torturándonos, intentando parecernos a aquello que la sociedad nos marca. No pierdas la energía intentando competir con nadie.

Todo es puro humo y espejos.

Este post fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano.

Para saber más de Andrew Dixon, aquí.

OFRECIDO POR NISSAN