BLOGS

Cinco lesiones que puedes superar gracias al Pilates

27/06/2015 10:03 CEST | Actualizado 27/06/2016 11:12 CEST
AOMMTV

Todos hemos oído en algún momento las maravillas que el Pilates trae a nuestro cuerpo. Con más razón, si se ha sufrido una lesión de cierta relevancia. Porque en ese caso puede ser el mejor aliado en la rehabilitación de lesiones.

CÓMO EL PILATES AYUDA EN LA REHABILITACIÓN DE UNA LESIÓN

El método Pilates concibe el cuerpo como un todo que se mueve desde el centro (el powerhouse), lo que permite que no se focalice en los músculos afectados por la lesión, sino que se centra en los movimientos que integran la parte lesionada con el resto del cuerpo. Si recordamos los principios del Pilates: alineación postural, fuerza del centro, estabilidad y movilidad periférica, sentiremos cómo somos capaces de desarrollar fuerza y control sin perjudicar a la parte debilitada.

El Pilates permite empezar tumbados en el suelo con simples ejercicios de respiración profunda, dependiendo de la gravedad de la lesión (el hecho de centrar la mente en lo que el cuerpo está haciendo ya otorga grandes beneficios de propiocepción), y desde ahí ir sintiendo, poco a poco, sesión a sesión, la mejoría de la zona lesionada hasta la del resto del cuerpo.

Veamos algunos ejemplos de lesiones en los que el Pilates es un gran aliado:

1. Hombro de nadador

Afecta a muchos nadadores profesionales. Esta lesión se produce por la falta de técnica del nadador o el sobreesfuerzo y movimiento repetitivo.

2. Rotura fibrilar del gemelo ('pedrada')

Es una lesión relativamente común que afecta a todo tipo de personas. Consiste en una contracción muy brusca del gemelo que puede ocasionar desde una contractura hasta una rotura de fibras completa.

3. Lesión en flexores de la rodilla

Es una lesión causada en cualquiera de los tres músculos flexores de la parte posterior del muslo y la rodilla. Los tipos más comunes son la contusión, el tirón y el desgarro muscular.

4. Síndrome o lesión del piramidal o piriforme

Afecta al músculo piramidal (conjunto de fibras musculares de la pelvis que se extienden desde la cara anterior y externa del sacro). También se suele conocer como "falsa ciática".

5. Hernia de disco

La hernia discal es una lesión producida por la degeneración del disco vertebral. Concretamente, la lesión se produce cuando se rompe el anillo fibroso que envuelve el disco intervertebral.


Lo importante en cualquiera de los cinco tipos de lesiones es saber que nuestro cuerpo sigue funcionando y los movimientos conscientes y precisos del Pilates ayudan a recuperarnos satisfactoriamente

ELECTRIFY THE WORLD