Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Barbra Streisand Headshot

Los hechos importan

Publicado: Actualizado:
TRUMP
EFE
Imprimir

Cuando un político termina casi cada oración con la palabra "créanme...", ¡mejor no lo haga! Lo más probable es que esté mintiendo.

De acuerdo con PolitiFact, los afirmaciones de Donald Trump se califican como "falsas", "mayormente falsas" o "propias de un bellaco" el 71% de las veces. Es decir, la mayor parte del tiempo que Trump habla, no dice la verdad.

Pero, ¿le importan los datos a Donald Trump o a los medios de comunicación que están demasiado entretenidos como para corregir sus mentiras? Ya se vio cómo Matt Lauer no lo confrontó. Chris Wallace, personalidad de Fox News que va a moderar uno de los debates, ha sido grabado diciendo que los hechos no son algo que le importe. Esto debería ser totalmente inaceptable para el pueblo estadounidense. Este país y su estabilidad están en riesgo. ¡Los hechos sí importan!

Cuando Trump lanza al aire expresiones como "tramposos" en realidad se describe a sí mismo y ni siquiera se da cuenta. En términos psicológicos esto se denomina "el yo desconocido". Los psiquiatras han explicado cómo una persona que se niega a reconocer sus propias faltas a menudo las proyectará en otros.

Como se dijo recientemente en un artículo del Washington Post: "La historia de corrupción de Trump es increíble". Estamos hablando de un hombre que ha quebrado empresas, que reniega de sus créditos bancarios, que hace trampas a los dueños de pequeños negocios. Para alguien que asegura ser el campeón de la gente, su modus operandi consiste en apalear a los más pequeños. Trump es famoso por negarse a pagar el dinero que les debe a pintores, carpinteros, plomeros y a todo tipo de proveedores. Los contratos que firma no significan nada para él. Cuando le hacen el trabajo, él prefiere dar céntimos por dólares y "si no les gusta, pues ¡demándenme!"... sabiendo perfectamente bien que estos negocios familiares no tendrán los recursos para llevarlo ante el juez. Y aun así, ha sido demandado casi 1.500 veces en los últimos 30 años.

Para aquellos simpatizantes que creen que Trump es un empresario rico y que los va a hacer ricos... contrasten los datos. Los inversores en sus fallidos negocios de casino perdieron el 90% de su dinero entre 1995 y 2005. Cuando las cosas se ponen feas, Trump se desaparece. Al final declaró la quiebra, dejando a los demás con los bolsillos vacíos.

¿Qué ha hecho Donald Trump para servir a los demás? A él solo le interesa su autopromoción.

¿Y es este el tipo que se atreve a insultar a Hillary, quien siempre se ha preocupado por los demás? Desde que ella iba a la universidad ha trabajado para mejorar la vida de los demás... mujeres, niños y minorías.

¿Qué ha hecho Donald Trump para servir a los demás?

A él solo le interesa su autopromoción.

Mientras a Trump lo investigaba y luego demandaba el Departamento de Justicia por negarse a alquilar sus apartamentos a personas negras o latinas, Hillary se encontraba en Texas ayudando a que votantes negros o hispanos se pudieran registrar.

Mientras que hubo que avergonzar a Donald para que apoquinara las ayudas que prometió a los veteranos de guerra, Hillary consiguió que el Senado aprobara varias leyes que ampliaron la sanidad y otros servicios para los veteranos.

Mientras Donald ha prometido que nombrará a ministros de la Corte Suprema que anulen la legislación sobre matrimonios igualitarios, Hillary declaró que "los derechos de los gays son derechos humanos" mientras era secretaria de Estado.

Trump esparce y refleja fanatismo y odio. Dijo que un juez no era capaz de hacer su trabajo debido a su herencia mexicana.

Uno de cada cinco de sus simpatizantes cree que nunca debió de haberse abolido la esclavitud y el 61% cree que el presidente Barack Obama no nació en los Estados Unidos. Durante cinco años, Trump ha desperdiciado nuestro tiempo con su chiflada conspiración del lugar de nacimiento del presidente. Y no es sino hasta ahora que ha cambiado en ese punto, pero ni siquiera tiene la decencia de disculparse. Además, se ha atrevido a decir que Hillary empezó todo eso... otra mentira rampante. Suena como un niño en el parque que trata de no ser castigado.

Básicamente, es un acosador, pero, como todos los acosadores, por dentro es un cobarde. Se ausentó de un debate porque no le gustaba el moderador. No es capaz de enfrentar preguntas difíciles. Tiene una piel tan fina que en cuanto alguien se enfrenta a él, Trump lo demanda.

A Hillary la han atacado a diestro y siniestro durante décadas y aún sigue de pie.

Ella ha negociado con líderes de todo el mundo para mantenernos a salvo de una amenaza nuclear que podría destruir al planeta... mientras que Trump ha dicho, de forma escandalosa: "Si tenemos armas nucleares, ¿por qué no podemos usarlas?".

Y con todo, se ha atrevido a decir que Hillary es de ¿"gatillo fácil"?, ¿"inestable"?

Su ignorancia es sorprendente.

Así que, ¿por qué Hillary no ha recibido el reconocimiento por sus logros? Tiene que ver con algo que llevo años sintiendo: las mujeres fuertes y poderosas siempre han sido sospechosas.

Algunos hombres sienten que las mujeres fuertes los desafían... que les temen... y que algunas les tienen envidia.

Para algunas personas las mujeres fuertes tienen demasiadas opiniones... ellos prefieren que estén calladas. Quieren que hablemos menos y sonriamos más. Cuando Hillary respondió a preguntas que tenían que ver con la seguridad nacional, Reince Priebus se quejó porque ella no sonrío lo suficiente. Y bueno, adivinen qué... no había razones para sonreír. Como ella dijo: "Esto es un asunto serio".

¿Trump dice que Hillary no parece presidenciable? ¿Qué significa eso proviniendo de un tipo que parece un mapache en una cama de bronceado... con una ardilla voladora en su cabeza? ¿Así es como debe lucir un presidente? ¿Como un luchador de sumo que se tiñe el pelo de rubio?

Los republicanos juegan sucio y sus tácticas de lodo desafortunadamente funcionan. Como dicen: "Si repites una mentira mucho tiempo y en voz alta, la gente se la creerá". Eso es lo que esta pasando y resulta aterrador.

No podemos permitir que Estados Unidos caiga en manos de un narcisista que ha demostrado que nadie le preocupa más que él.

No podemos permitirnos que nos hundan el barco de nuevo. No podemos permitir que eso le pase a Hillary, una mujer con el temperamento y la experiencia para ser presidenta a diferencia de Donald Trump, cuya idea de política exterior consistía en llevar el concurso de Miss Universo a Rusia. ¿Cómo puede uno apoyar a un hombre que dice: "Mujeres... hay que tratarlas como una mierda", y que cree esas odiosas cosas sobre el 51% de la población?

Sus puntos de vista son deplorables. Hillary Clinton estuvo en lo correcto al denunciar el racismo, el sexismo y la xenofobia de Trump. ¿Y él se atreve a decir que hará que los Estados Unidos sean grandes de nuevo?

Aquí van más hechos. El New York Times acaba de publicar que el ingreso de los hogares de Estados Unidos creció un 5,2% el año pasado, de acuerdo con cifras de la Oficina del Censo... ¡el mayor incremento anual desde 1967! Los ingresos domésticos son mayores ahora que cuando el presidente Obama asumió el cargo. El mercado de valores supera los 18.000 puntos, lo que significa que ha crecido más del doble desde que Obama tomó posesión.

Si queremos que Estados Unidos siga mejorando, debemos continuar con las increíbles políticas del presidente Obama, que han sido exitosas a pesar de la peor oposición que se haya visto en el Congreso. Por eso hay que votar por Hillary Clinton y apostar por los senadores y congresistas demócratas. Ellos trabajarán con Clinton para conseguir la aprobación de las leyes del control de armas y la reforma de financiación para las campañas. Sufro cuando leo que se han gastado miles de millones de dólares a lo largo de este proceso electoral. Solo basta imaginarse lo que ese dinero pudo haber hecho si se canalizara hacia la investigación médica, o las escuelas, o la infraestructura.

No podemos permitir que Estados Unidos caiga en manos de un narcisista que ha demostrado que nadie le preocupa más que él, un personaje de televisión fanático y misógino sin experiencia política, que miente sin reparos de forma ruidosa y continua.

Estos dos candidatos no tienen ni punto de comparación. Solamente Hillary Clinton tiene las habilidades, el conocimiento, el temperamento y la compasión parar liderar esta nación.

Este post fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'El Huffington Post' y su traducción ya ha sido publicada en la edición mexicana del periódico