BLOGS

De letras y de galas

21/06/2013 07:51 CEST | Actualizado 20/08/2013 11:12 CEST

Hay días que se escriben con la inicial de cada día: la L para el lunes, la J para el jueves, la V del viernes -día del FF tuitero- martes y miércoles comparten la M en una humilde confusión de calendario (de ahí que los taxis lleven una X que aclare su miércoles festivo, no por librar de incógnito, como llegué a pensar siendo pequeña). Sábado con su S, y el día del señor, con la D de domingo.

Hay días que se escriben con L y con P, de Látigo y de Pluma o lo que es lo mismo, con G de gala de Premios de la FELGTB. Y cada letra tiene su porqué y su valor y vale por su porqué precisamente.

El 19 de junio fue uno de esos días: se entregaron los Premios Látigos y Plumas de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, en un acto emotivo y feliz, en un acto festivo y militante, en un acto cálido que nos hizo sentir la emoción de la lucha, el fruto del trabajo bien hecho, la importancia de la pertenencia a un colectivo. Un día en el que los aplausos sonaron más fuertes, las sonrisas eran más luminosas y los abrazos olían a amistad de la buena, amistad fetén.

Un acto con premios con la P de pluma y contrapremios como latigazos, con premiados amigosyaparasiempre y latigados por sus merecimientos y lo mal que nos quieren. Del acto os dejo las palabras con las que inauguré y sus fotos.

Y quiero dejar también del acto, de nuevo, las gracias a nuestras premiadas Plumas y el desdén a quienes se llevaron los Látigos:

Tiro de diccionario y me encuentro con varias acepciones de pluma y también con varias plumas dibujadas. El diccionario clasifica las plumas por su estructura, posición y función, por su distribución, por sus colores. Habla de pacoda, yema de la pluma, de folículo y bárbola, de la evolución y etapas de las plumas. Y se ocupa después en plumas, las de escribir, estilográficas.

Y yo sonrío y se me va la cabeza pensando en otras plumas, las que se lucen y se gozan, las que se sufren y reprimen, las que asumimos o aquellas plumas de las que renegamos. Las que se ocultan y las que son bandera.

De todas ellas, plumas nuestras, aquí sabemos mucho.

Entre los dibujos, en las ilustraciones, hay entre todas ellas una pluma ligera que parece volar, una hermosa pluma dibujada. Una pluma visible que se sabe ambas cosas, y se gusta. Y por gustarse y ser visible llega a poder volar. Estas son nuestras plumas, las que entregamos hoy. Y quiero agradecer a nuestras plumas que lo sean.

Gracias por vuestra visibilidad fuerte y valiente. Gracias por retratarnos, por ser, de una manera u otra pero serlo, la lucha cotidiana, el empeño en ser libres, la determinación en ser visible. Gracias por poner cara y ayudar a volar a quien lo necesita.

Y también como pluma de escribir, de escribir lo que importa, gracias por escribirlo. Habéis escrito y vais a seguir, estoy segura, escribiendo con más pluma, si cabe, nuestra necesidad, lo que somos y lo que merecemos.

Por todo ello, gracias a nuestras merecidas, gozosas, volanderas, incluso estilográficas plumas, hermosas plumas todas.

Y en el reverso, látigos, látigos ganados a pulso por quienes encarnan el fanatismo, la exclusión, la ceguera, merecidos látigos por necios, ignorantes, látigos merecidos por homófobos. Látigos por acientíficos, cargados de bifobia, intolerantes. Por fundamentalistas y excluyentes. Látigos por tanta transfobia y tanto odio.

Que lo hacemos festivo, mas no se nos olvide que la homofobia mata y las armas que se disparan se cargan de homofobia, de LGTBFobia, expresamente.

Los crímenes de odio matan, machacan... por cada lesbiana, por cada persona bisexual, por cada trans, por cada gay que sufre y retrata su sangre, un latigazo, una alarma social, una llamada de atención, una exigencia, sin bajar la guardia. Nunca. Por nuestros jóvenes.

A los poderes públicos que no nos reconocen, a las administraciones que niegan la homofobia... que estamos aquí, que no se engañen, que los látigos del activismo son denuncias y espejos de sus políticas culpables que recortan derechos, vida y dignidad, que nos niegan el presente y ciegan el futuro que merece nuestra juventud.

Que seguimos la lucha y en esta lucha, la lucha potente del activismo de esta Federación, estamos por cierto en muy buena compañía: la de la sociedad que lucha por un mundo mejor, la sociedad que, como nuestras plumas, sabe escribir ya y sabe dibujar un arco iris que defienda nuestra diferencia, un arco iris que siga defendiendo nuestro derecho a la felicidad.

Trofeos Látigo, Plumas y Menciones de honor

Álbum de fotos de la gala. Autora: Ana García.

OFRECIDO POR NISSAN