BLOGS

Esas canciones que nos dejan un poco así

02/06/2013 10:01 CEST | Actualizado 02/08/2013 11:12 CEST

"Las canciones nos las acabamos haciendo a prêt-à-porter". Esta frase de Joan Manuel Serrat resume esa relación íntima, personal, y a veces extraña o irracional, que mantenemos con las canciones. Melodías que nos confeccionamos a nuestra medida y necesidades vitales, y que desde nuestra memoria, acaban formando parte de pequeños momentos de felicidad, melancolía o tristeza que vamos construyendo o deshaciendo [galería de videoclips abajo].

2013-05-27-DannyWilliamsMoonRiver.jpg

Moon River. Danny Williams

Para la señorita Holly Golightly era la canción o cordón umbilical que la unía con aquel paisaje del que había escapado buscando otros sueños en el escaparate centelleante de Tiffany's. El cantante sudafricano Danny Williams quizás nos dejó la mejor interpretación de esta balada de los sueños a los que nos mantenemos atados toda nuestra vida.

2013-05-27-CharlesTrenet.jpg

Que reste-t-il- des nos amours. Charles Trenet

El viejo álbum de fotografías guarda el recuerdo de aquel primer amor juvenil y los besos robados en la oscuridad de la sala de cine. Trenet dejaba esta nostálgica balada sobre el paso del tiempo que acaba transformado en un caleidoscopio de paisajes, olores, perfumes y sonidos que forman el país de nuestra juventud que no volveremos a poseer.

2013-05-27-FranoiseHardy.jpg

Until it's Time For You To Go. Françoise Hardy

Françoise Hardy recogió esta canción de la cantautora folk Buffy St Marie y la cubrió con esa forma de cantar donde la melancolía se funde con la felicidad, y la felicidad siempre va seguida de la tristeza, anunciando que en el amor, hasta la historia más bella, un día ha de poner un punto final.

2013-05-27-ScottWalker.jpg

I Will Wait For You. Scott Walker

Geneviève (Catherine Deneuve) le jura a Guy (Nino Castelnuovo) amor eterno en una sala de baile de una lluviosa Cherburgo y pintada de colores pop. Ese amor que nunca se olvidará y que revivirá siempre en los recuerdos con la misma intensidad y quizás también, con el mismo dolor. Scott Walker, antes de transformarse en el fantasma de la música pop, nos testimonió esta historia de amor y renuncia.

2013-05-27-FrankSinatra.jpg

One For My Baby (and One For The Road). Frank Sinatra

La barra de un bar y el camarero, amigo y confidente, el camino es largo y la casa demasiado llena de recuerdos para regresar. Muchas han sido las versiones de este tema compuesto por Harold Arlen y Johnny Mercer pero ninguna como la de Sinatra para expresar ese momento de soledad cuando los bares de la ciudad recogen los corazones malheridos que curan sus cicatrices con un trago por la chica... y otro, para el camino.

2013-05-27-LeeoFerre.jpg

Pepée. Léo Ferré

Amor sin barreras o elegía sentimental a la muerte de un chimpancé. Léo Ferré dejaba este homenaje doloroso en memoria de su mascota sacrificada por la que entonces era su compañera sentimental. Su interpretación en la Sala Bobino (1969) de París queda como uno de esos momentos imborrables de la escena musical del siglo XX.

2013-05-27-JayJayJohanson.jpg

Suicide Is Painless. Jay-Jay Johanson

En ese camino entre la vida y el sueño, el trayecto a veces es demasiado doloroso y ni el sueño ni la vida resultan suficientes. El corazón se queda a la intemperie y la voz de Jay-Jay Johanson invoca el fantasma de Chet Baker. Y aunque hablar del suicidio no está muy bien visto en tiempos de correcciones, en ocasiones, tiene efectos balsámicos.

2013-05-27-GinoPaoli.jpg

La gatta. Gino Paoli

La figura de una gata lunática como el recuerdo de un tiempo pasado, y una vez más, irremediablemente perdido. Días de felicidad y pobreza, cuando las carencias se cubrían con capas de ternura y canciones junto al mar. Ahora, disfrutamos de un cierto estatus, pero ya no volveremos a ver ni soñar con aquella gata siamesa que perseguía estrellas en el cielo.

2013-05-27-ChetBaker.jpg

My Funny Valentine. Chet Baker

El trompetista Chet Baker volcó toda su tristeza en esta canción de Richard Rodgers y Lorenz Hart poniendo de relieve que la belleza puede convivir con los momentos más sórdidos, desesperados y tristes. La canción no ha dejado de viajar en el tiempo y al escucharla podemos volver a revivir la magia de un hombre que encontró en la música todas sus pasiones.

2013-05-27-BarbaraNantes.jpg

Nantes. Barbara

El encuentro imposible con un padre moribundo que marcaría su infancia, señalada por los abusos sexuales y abandono familiar. La ciudad de Nantes sin quererlo se convierte en el paisaje de esta cita fallida entre el padre que desea ver a su hija antes de morir, y una hija que quizás desea ofrecer su perdón como el último deseo que espera escuchar en su lecho de muerte. Pero, ya se sabe, la muerte tiene su propio calendario y urgencias.

2013-05-27-BillyJoel.jpg

Just The Way You Are. Billy Joel

No sabemos por qué, pero de repente, un día vemos que ha entrado a formar parte de nosotros. No sabemos ni cómo ni donde, pero ha venido a quedarse para siempre. Una canción y el poder de esa melodía que se nos escapa a la razón, y sin embargo está escrita con fragmentos, trozos de otras canciones que le precedieron y que nuestra memoria ya guardaba.

2013-05-27-0.jpg

Canzone per te. Sergio Endrigo

Hay cantantes para quienes la tristeza forma parte de su ADN. Sergio Endrigo era uno de ellos, hasta en las canciones más entusiastas siempre había aquel poso en el fondo del intérprete que arrastraba, quizás, el malestar o el desasosiego de vivir en un mundo donde no era feliz.

2013-05-27-NatKingCole.jpg

September Song. Nat King Cole

Ese mes del calendario que anuncia el inicio del curso, la regeneración de las cosas, la nueva vida y los días cada vez más cortos. Hay que apurar los momentos de felicidad, el paseo a la orilla del mar, ese jardín inesperado que nos sale al encuentro. Es la canción de septiembre que como una pequeña sinfonía desliza sus palabras sobre nuestro corazón.

2013-05-27-BarbraStreisand.jpg

What Are You Doing The Rest Of Your Life. Barbra Streisand

Banda Sonora de la película Con los ojos cerrados (The Happy Ending, Richard Brooks) y una vez más la fragilidad de los sentimientos. ¿Por qué no puedo querer al hombre que quiero? se pregunta la protagonista. ¿Por qué la felicidad sólo parece encontrarse en la evocación del recuerdo del pasado?

2013-05-27-RobertoMurolo.jpg

Munasterio E' Santa Chiara. Roberto Murolo

Como otras canciones mediterráneas, la melodía napolitana guarda esa melancolía profunda de los pueblos que han crecido a orillas del mar y han visto partir a sus seres queridos al otro lado del océano. Roberto Murolo le devolvió a la canción napolitana su alma y corazón más profundo.

2013-05-27-KrisKristofferson.jpg

Help Me Make It Through The Night. Kris Kistofferson

La primera vez que escuché esta canción fue en la banda sonora de una película de John Huston, Fat City, esa clase de películas que la crítica etiqueta como crepusculares y pobladas de seres perdedores. Treinta años después me sigue produciendo las mismas emociones.

2013-05-27-serrat4.jpg

El meu carrer. Joan Manuel Serrat

El antiguo vecino, ahora personaje famoso, vuelve a la calle de su infancia pero sabe que a partir de ahora solo será un extraño en el paraíso, junto a su álbum de cromos Nestlé, una vieja peonza y aquellas tardes con olor a pan con aceite y azúcar. Una placa a la puerta de su casa le recuerda que hubo un tiempo en que fue feliz.

2013-05-27-RocioDurcal.jpg

Cómo han pasado los años. Rocío Dúrcal

El bolero vino al mundo para curarnos las penas de amor o encendernos la pasión dormida. Siempre hay un bolero a la vuelta de la esquina esperándonos, a veces hecho de letras sublimes o de palabras banales, pero hasta los boleros más tópicos son capaces de que nos emocionemos o que derramemos una lágrima, si los canta Rocío Dúrcal.

2013-05-27-NewTrolls.jpg

Quella carezza della sera. New Trolls

Te miras en el espejo con aquellos, que ahora te parecen horribles pantalones modelo pata de elefante y la camiseta de algodón, y treinta años menos y la urgencia de un tiempo donde había que probarlo todo, porque entre el cielo y el infierno no había línea de división. Y el futuro imperfecto no existía en un presente siempre continuo.

2013-05-27-LindaRondstadt.jpg

Perfidia. Linda Ronstadt

Es el final. La canción que anuncia que la fiesta ha concluido mientras los vasos de plástico ruedan por las mesas con el aire fresco de la madrugada de una noche de verano. La orquesta por última vez toca la melodía y las parejas apuran los últimos besos bajo los farolillos y banderas de papel de la verbena.

Fotos del archivo del autor. Todas son portadas de discos o CDs.

Canciones que nos dejan así...

OFRECIDO POR NISSAN