profile image

Carlos de Vega

Periodista

Carlos de Vega fue durante siete años corresponsal en Estados Unidos de Cuatro y CNN+, desde donde siguió los últimos años de George Bush y el ascenso de Obama, siendo el único periodista español que viajó incrustado en su caravana electoral. Regresó a España en diciembre de 2010 desempeñó el cargo de Director de Comunicación de Prisa TV. En octubre de 2011 se traslada a Berlín para participar en el lanzamiento de la Deutsche Welle en español, el canal de información continua de la televisión pública alemana que se emite en America Latina y Estados Unidos. Desde Alemania colabora con los Informativos de Cuatro y la revista Vanity Fair. Es corresponsal internacional del programa Efecto Naím, dirigido por Moisés Naím en NTN24. Carlos de Vega fue Master de El País, trabajó en los informativos de Canal+ y formó parte de CNN+ desde sus comienzos, donde desempeñó las funciones de reportero, elaboró programas especiales y fue corresponsal político hasta ser destinado a Estados Unidos. Vive en Berlín con visitas frecuentes a Washington. Acaba de publicar el libro Se alquila Casa Blanca.
GTRESONLINE

Nunca serás alemán

Es la sangre la que hace al alemán. Nacer aquí, vivir años pagando impuestos o convertirse en un Premio Nobel no son razones suficientes para obtener la nacionalidad. Sólo las venas otorgan ese derecho. Este principio ha provocado un drama en cientos de miles de familias. Al Gobierno alemán le ha costado más de una década plantearse un cambio en la ley.
10/04/2014 07:02 CEST

Love is Love

El público no ha podido contenerse y ha vuelto a ponerse en pie. El número coral del Tribunal Supremo de Estados Unidos lo ha tenido todo. Suspense entre los jueces, lágrimas en las escalinatas del templo y besos llenos de amor con la última estrofa. Lo mejor de todo es que, cuando la canción estaba a punto de terminar, ha aparecido en el escenario el actor principal con un golpe de voz.
28/06/2013 07:24 CEST

Una higuera y una historia

De todas las crisis salen buenas ideas y quiero pensar que la de la 'economía compartida' es una de las maneras de hacer compatibles dos palabras enemigas. Con este concepto llegó uno de los fundadores de libros.com. La propuesta fue escribir 'Se alquila Casa Blanca' usando su plataforma de 'crowfunding'.
24/05/2013 08:31 CEST

Techos bajos

Nadie al escuchar a Obama prometer que "lo mejor está por venir" ha podido mirar hacia arriba para encontrarse con el cielo de Chicago. Los demócratas no se han atrevido a repetir la fiesta de hace cuatro años en el majestuoso parque Grant.
07/11/2012 09:24 CET

Chispas

Hace cuatro años, unos chorritos de 'su primera colonia' le bastaron a Obama para llevarse a la chica. Era el guapo de la clase. Romney no es el anciano excéntrico que se enfrentó a Obama en 2008. Mitt puede tener el partido lleno de frikis peligrosos, pero él no está loco.
05/10/2012 10:08 CEST

Papá, cómprame un helado

Antes de que el escupitajo republicano al 47% de americanos se convirtiese en un océano imposible de navegar, la campaña de Mitt apostó por otra máxima clásica para intentar el control de daños: "Si tienes un problema, saca a los niños a pasear".
28/09/2012 08:44 CEST

La saga continúa

Lo han vuelto a hacer. La maestría para dominar el escenario corresponde al Partido Demócrata. Hay un elemento esencial que distingue a los Burros de los Elefantes. Los demócratas miman a sus apellidos legendarios mientras los republicanos se olvidan de los suyos.
08/09/2012 10:25 CEST

Fringe

En la residencia de los Clinton en Chappaqua cundió el pánico cuando J.J. Abrams estrenó 'Fringe'. ¿Y si la población empezaba a hacerse preguntas? Porque las realidades paralelas existen.
02/07/2012 10:08 CEST

Un mechón sobre la frente

El pelo es uno de esos asuntos sensibles de la estrategia al más alto nivel. Ojo con jugar con el pelo. Obama debe tener cuidado. Su única experiencia fue con un rival alopécico.
20/06/2012 10:29 CEST

La crisis negra, sin alma

Los años duros de la Guerra Fría están plagados de fotografías de colección. Los buenos de la peli eran presidentes guapos con hijos deliciosos que correteaban por la Casa Blanca. Los rusos eran huraños y con cara de mala leche.
12/06/2012 11:19 CEST