BLOGS

Falco: "Como para todo en la vida, hay que currar mucho para triunfar en los esports"

13/07/2017 07:26 CEST | Actualizado 13/07/2017 07:26 CEST
LVP/Hara Amoros
LVP. Fotógrafo: Hara Amoros

Se llama Jesús Perez Rubio, pero en su casa, la gaming house de Baskonia, se le conoce como Falco. Es jugador profesional deLeague of Legends. A sus 23 años, ya ha vivido cuatro finales de la Superliga Orange y ha pasado por dos de los mejores equipos de España.

Para Falco, el salto a jugar de forma profesional alLeague of Legendsno fue una decisión premeditada. "Me lo pasaba bien. Empecé a jugar en equipos porque me daba cuenta de que cada vez jugaba a un nivel más alto, y en uno de esos equipos medianamente serios conseguí ascender a la primera división española." Fue en ese momento que Falco entró en lo que se convertiría en su día a día, su profesión, y el sueño de miles de gamers que dedican horas a un juego con la esperanza de llegar a estar entre los mejores.

"La vena competitiva me viene de mis hermanos" cuenta Falco, "Jugaba a muchos juegos con ellos, y al ser el pequeño de los tres, siempre quería ganarles. Cuando jugaba con mis hermanos al Super Smash Bros, siempre llevaba a 'Falco'de personaje, y me quedé con el nombre".

LVP/Hara Amoros
LVP. Fotógorafo: Hara Amoros

El día a día en la gaming house de Baskonia

El día comienza sobre las 10 de la mañana. "Primero entrenamos en solitario, jugamos una o dos partidas, y antes de comer, los que quieren van al gimnasio en la ciudad deportiva de Baskonia." Después de comer empieza lo duro. Desde las 3 de la tarde hasta las 10 de la noche, los jugadores de Baskonia entrenan como equipo, jugando partida tras partida, desarrollando estrategias, y trabajando duro. Falco dedica, junto con sus compañeros de equipo, casi 12 horas al día al League of Legends, pero no ha dejado de jugar otros títulos en sus ratos libres, como las sagas de Dark Souls o Mass Effect. "Me suelo relajar más jugando a 'shooters' como el Player Unknown's Battlegrounds o Counter Strike, en los que no hay que 'pensar' mucho."

G2, Baskonia: La importancia de la profesionalidad en el mundo de los esports

Antes de formar parte de Baskonia, Falco pasó por G2 Vodafone, el equipo creado por uno de los nombres más sonados en el mundo de los esports: Carlos 'Ocelote' Rodriguez. G2 debutó hace tan solo un año, y Falco formó parte de ese primer equipo. Tras ganar la Superliga Orange con G2 en el festival de Gamergy de 2016, Falco decidió abandonar G2 para mirar hacia el futuro. "No estaba a gusto con la organización y aunque el ambiente en el equipo era muy bueno, no se nos recompensó por ganar en Gamergy, y eso me hizo replantearme algunas cosas y buscar otras posibilidades."

Ahora en Baskonia, Falco no tiene planes de irse. "Baskonia me ha tratado muy bien y quiero estar con ellos mientras sea posible. Se nota la diferencia entre formar parte de un equipo que viene del deporte tradicional y formar parte de uno que parte de los esports".

LVP/Hara Amoros
LVP. Fotógrafo: Hara Amoros

Baskonia, hasta hace poco, era mundialmente conocido como un equipo de baloncesto, y el salto de la organización al mundo de los esports ha supuesto un éxito innegable para la marca. Según Falco, es la experiencia de una organización con un pasado en deportes tradicionales que marca la diferencia.

"Los clubes que vienen de deportes tradicionales tienen mucha más experiencia en tratar con grupos de gente en impartir disciplina. Los equipos que parten de los esports necesitan ese tiempo para consolidarse, para coger experiencia y saber tomar mejores decisiones".

La última edición de Gamergy, en la que Falco ganó la final con Baskonia, supuso la final más rápida de la Superliga Orange jamás vista. Derrotaron a Kiyf en tres partidas de cinco, una final que no solo dejó a los espectadores con ganas de más, sino a los propios jugadores también.

"He jugado ya cuatro finales en España y esta fue para mí la final con menos tensión y presión de todas. Veía que el rival no estaba proponiendo formas de ganar la partida. No nos estaba sorprendiendo de ninguna forma. No quiero decir que fuese fácil, pero sí que nos esperábamos mucha más guerra por su parte." En retrospectiva, Falco compara lo difícil que resultaron las anteriores finales, en especial la que jugó siendo parte de G2, una final que terminó 3-2 después de cinco partidas mucho más reñidas".

Falco reconoce que, en el último año, los cambios en su carrera profesional le han hecho crecer como jugador. "He aprendido a liderar y a mantener una buena comunicación en el equipo. También mantengo un nivel mecánico decente y aunque no creo que tenga nivel de EULCS, creo que podría jugar perfectamente en la Challenger Series."

Antes de gamergy, Baskonia entrenó contra el PSG y Origen obteniendo buenos resultados. "Me gustaría poder enfrentarme a ellos en algún torneo, pero a día de hoy no existe ninguna competición en la que coincidamos."

"Como todo en la vida, la clave para triunfar en el mundo de los esports, sea al nivel que sea, es currar mucho", afirma Falcó.

Rift Rivals 2017: Los graves fallos de NA y EU

Esta semana en Berlín se disputaron los partidos de Rift Rivals, una competición en la que se enfrentan los equipos de la liga norteamericana contra aquellos de la liga europea. El favoritismo de los aficionados estaba muy igualado antes de empezar la competición, y se esperaba que Norteamérica y Europa, las eternas rivales, ofreciesen una competición igualada. Sin embargo, para sorpresa de muchos, Norteamérica dominó en la mayor parte de los partidos, dejando a los equipos europeos y todos sus fans confusos y decepcionados. "Creo que el nivel entre NA y EU es muy similar," comenta Falco, "pero hay que tener en cuenta que este torneo no es muy representativo del nivel real que tienen los equipos."

Muchos espectadores, entre ellos Falco, quedaron impresionados este año con los fallos que se estaban cometiendo en partida por parte de los equipos tanto de NA como de EU. "Había exceso de agresividad," dice Falco, "y en algunos casos no sabían cerrar y terminar de ganar la partida... Este año en Rift Rivals se están cometiendo un tipo de fallos que son más propios de Superliga que de LCS."

¿Alcanzaremos algún día la maestría de la liga coreana?

El nivel de la LCK, reino y dominio del imbatible equipo SKT y su rey jugador Lee Sang-hyeok, mundialmente conocido como 'Faker', queda aún muy lejos de las realidades de las ligas NA y EU. ¿Cual será la clave de ese éxito tan desbordante?

"Creo que el nivel de EU y NA sí que podrá equipararse algún día al de Corea", nos cuenta Falco con un atisbo de esperanza, "pero no creo que copiarles sea la forma de conseguir esa meta. La imitación te vale para igualar a alguien, pero no si lo que quieres es hacerlo mejor que ellos. Hay que encontrar otra forma de hacerlo."

"¿La clave para que EU y NA crezcan tanto o más Corea?" Falco se ríe: "Si la respuesta fuese fácil, los mundiales serían muy distintos... Como todo en la vida, la clave para triunfar en el mundo de los esports, sea al nivel que sea, es currar mucho. Solo hay que tener un poco de suerte, una buena actitud, y saber trabajar en equipo."