BLOGS

La España de Sorolla

16/12/2013 07:52 CET | Actualizado 14/02/2014 11:12 CET

En 1911 el pintor, coleccionista y etnógrafo aficionado Joaquín Sorolla y el hispanista Archer Milton Huntington firman un contrato para realizar la serie Visión de España que habría de decorar la biblioteca de la Hispanic Society de Nueva York con 13 grandes paneles que representarían las diferentes regiones de España. A pesar de que la idea inicial fue abordarlas a través de imágenes históricas, finalmente se decide que sean las escenas populares y principalmente sus trajes, las que presenten la imagen de España en Nueva York.

foto

Venancio Gombau Santos Sorolla pintando en Villar de Álamos, 1912

pintura

Tipos de Salamanca, 1912

Este trabajo plantearía a Sorolla un gran dilema ¿cuáles eran esos trajes, y esos tipos que representaban adecuadamente a nuestro país? Muy en consonancia con las ideas intelectuales del momento, de la Generación del 98 y de la Institución Libre de Enseñanza, Sorolla vuelve su mirada hacia el mundo rural o "pintoresco" como él lo denomina, en un momento en el que esta vida tradicional comenzaba a desaparecer rápidamente, desplazada por la industralización. Muy significativas son las palabras de Sorolla cuando en una entrevista en 1915 dice: "Pretende la Spanish Society de New-York, que sea un documento que quede y se pueda decir al ver mis lienzos: En 1915 quedaba esto de lo típico de España, porque habrá usted observado que toda la España pintoresca va desapareciendo; usted y yo vestimos como los ingleses; tomamos té; nos bañamos; para ver a los campesinos de la huerta con zaragüelles hay que esperar una fiesta; pues eso es lo que hay que atrapar, ¿no?"

Como no podía ser otra manera en un pintor que amaba tanto el natural, Sorolla se embarca en 8 años de agotadores viajes por casi todo el país, donde en su búsqueda de las imágenes que representaran España, estudia de primera mano los vestidos populares, los pinta, en grandes estudios que hoy en día conservan su Casa Museo, gouache, dibujos, toma fotografías y compra una pequeña, pero muy significativa colección de indumentaria popular.

Fiesta y Color expone por primera vez en España estos grandes estudios junto con la indumentaria popular, a ellos se suman los paisajes de Valencia, Toledo, Ávila o Andalucía y las fotografías de este proceso de creación pictórica. Todo junto cobra sentido y hace comprensible esta enorme tarea de documentación, aprendizaje y creación pictórica.

pintura

María la Guapa, 1914

A las colecciones del Museo se unen otras que han sido recientemente donadas a la Fundación Museo Sorolla por la familia Pons-Sorolla y se expondrán por primera vez. Son en total 27 piezas de pintura (figuras y paisajes) y 9 conjuntos de indumentaria, además de la joyería correspondiente a cada conjunto, y una selección de fotografías y cartas. Junto con las propias colecciones del Museo Sorolla, se exponen piezas del Museo del Traje y de la Fundación La Argentinita, Pilar López.

La España de Sorolla

NOTICIA PATROCINADA