BLOGS

¡Es el momento de unirnos los constitucionalistas!

06/07/2017 07:24 CEST | Actualizado 06/07/2017 07:24 CEST
Cristiano Brown - Manifestación en Barcelona de SCC "Aturem el cop!" (19/03/2017)

Sin lugar a duda, los golpistas catalanes están en medio de una gran fractura interna, pese a querer ocultarlo con grandes eventos, como el que hemos visto de presentación de la "Ley Suprema". Por lo visto, la sensación de improvisación constante genera mucho desconcierto entre –posiblemente- los más razonables de su causa. Si es que existen personas cuerdas en ese viaje a ninguna parte que supone el continuo desafío a la legalidad vigente.

Puigdemont ha apuntalado el fin del PDeCAT con la destitución del conseller Baiget. Si la antigua Convergencia no está para tirar cohetes, lo último que necesitaba dicha formación son discrepancias y broncas internas. Es inexplicable la actitud del president, y solo se entendería si se dejara aconsejar por los dirigentes de ERC, quienes desde el principio han tendido una trampa a los convergentes para lograr la presidencia de la Generalitat, cuando este delirio independentista acabe con una convocatoria de elecciones autonómicas.

Auguro que este clima de división interna y discrepancias aumentará cada vez más si aumentan las malas noticias para los defensores del "procés". Imaginemos, por ejemplo, un escenario en que finalmente la Agencia Europea del Medicamento no recaiga en Barcelona, debido a que Bruselas no se arriesgue a situar dicho ente en un territorio cuyos dirigentes abogan por salirse de la Unión. Decisión que, de tomarse, se vería lógica, pues debemos de recordar que la búsqueda de un nuevo emplazamiento surge a raíz del Brexit. En este supuesto, sin duda, veríamos por enésima vez lo bien que se le da a algunos enarbolar las estrategias victimistas a las que nos tienen acostumbrados.

Ha llegado el momento de demostrar a los chantajistas que estamos preparados para escenificar la unidad de los constitucionalistas.

Aunque es bastante deprimente observar cómo en pleno siglo XXI sigue habiendo fanáticos de movimientos separatistas y rupturistas cuyos ideales están basados en el egoísmo y la segregación racial, hay que reconocer que ver cómo pierden apoyos cada día tiene su lado positivo. Parece ser que la declaración unilateral de independencia, saltándose la ley y el marco de derecho, no levanta las mismas pasiones y adhesiones entre todos los independentistas. El independentismo parece estar en sus horas más bajas, y considero, por lo tanto, que debemos aprovechar la ocasión.

Ha llegado el momento de demostrar a los chantajistas que estamos preparados para escenificar la unidad de los constitucionalistas. Es más, deberíamos acordar y dejar claro los instrumentos legales y las formas de aplicarlos para impedir la celebración del 1-O, alias 9-N BIS. Desde estas líneas me gustaría instar al Gobierno y a los demás partidos constitucionalistas a organizar un encuentro en Barcelona que escenifique esa unidad frente a aquellos que quieren condenar a Cataluña a la exclusión. Un evento en sentido positivo, respaldado por la Unión Europea y con el apoyo de los organismos internacionales a los que suelen clamar sin éxito los independentistas. Toca mover ficha para demostrar a una inmensa mayoría de catalanes, que no quieren la ruptura traumática con Estado español, que estamos dispuestos a aparcar diferencias por el bien de Cataluña y España. Creo que ha llegado el momento de decirle al mundo que la separación por razones de lengua, territorialidad, etc., ha pasado a mejor vida. En fin, si se decide escenificar la unidad de los constitucionalistas frente a los rupturistas, pueden contar conmigo.