BLOGS

Hipersexualizar a las niñas, otra forma de seguir retrocediendo en igualdad de género

01/06/2017 07:26 CEST | Actualizado 01/06/2017 07:26 CEST
Imagen de la película 'Pequeña Miss Sunshine'

Para la celebración de despedida de una guardería, la educadora ha pensado que la mejor opción sería un baile y ha solicitado a sus padres que los niños vayan vestidos de negro con camiseta de tirantes y que "las niñas vayan con pantalón vaquero corto y un top rosa". Y al pedir más información una madre, añaden, en palabras textuales, "top tipo zumba que les tape las tetillas y el ombligo al aire, que así van graciosas".

Unos padres, sin conocer qué canción era la que iban a bailar, han dicho que a su hija no la quieren llevar así a no ser que el resto de los niños vayan con top igualmente, que les parecía machista y que no querían normalizar este tipo de conductas en su hija.

Tras este comentario, una buena parte de los padres de otros niños han arremetido contra ellos con tal vehemencia que incluso han llegado al extremo de bromear con que vayan con burka, pero nadie apoyó la postura de los padres afectados en una clase donde la mayor parte son niños.

Me pregunto qué piensas al conocer esto. ¿Es para ti una tontería exagerada de unos padres intransigentes, como pensaron la mayoría de padres en la escuela?

¿Se han parado a pensar que estamos hablando de niños de entre 2 y 3 años? ¿Cuándo disfrutarán entonces de sus canciones, las canciones de niños que todos hemos escuchado, cantado y bailado?

Estoy seguro de que si preguntan a cualquier niño, la canción que les gustaría bailar y cantar sería una canción para niños, o quizás les fascinaría que viniese el lobo feroz a soplar la casita de papel que hubiesen construido entre todos, quizás jugar al corro de la patata, pero me temo que ponerse a bailar reguetón (Despacito, de Luis Fonsi) no es sólo que no se trate de lo más adecuado, sino que no sería lo que ellos elegirían.

Muchos no saben que en todos los hospitales de España ya es común que acudan niñas de 11 y 12 años con miedo a haberse quedado embarazadas por jugar a 'El Muelle'.

Desde mi punto de vista, lo peor de todo no es que se les fuerce a emular a los adultos, sino que desde que son pequeños les estamos diciendo que los niños y las niñas no son iguales, y tanto a unos como a otros se les da a ver que, generalmente, es el papel femenino el hipersexualizado.

Si los niños vistieran similar a las niñas, podría parecerte mejor o peor idea del baile de una canción como esa, pero sin duda alguna, todos jugarían el mismo papel.

En el momento en el que unas niñas de 2 y 3 años tienen que vestir de manera sexy porque así lo exige el guion es cuando aprobamos una conducta sexista, ni más ni menos que en su guardería, un lugar donde deberían estar protegidos de clichés y estereotipos.

Es más, a esas niñas todo el mundo les dirá: "pero qué guapa que estás", "mira, pareces una mujercita" y un largo etcétera de piropos y halagos que reforzarán una vez más el sentimiento en ella de que lo que realmente importa es lo superfluo.

Muchos no saben que en todos los hospitales de España ya es común que acudan niñas de 11 y 12 años con miedo a haberse quedado embarazadas por jugar a El Muelle y que cada vez son más comunes los episodios de adolescentes que sufren maltrato por parte de de sus novios.

Lo que tengo claro es que no se trata de falta de educación sexual, pues los niños de ahora tienen más y mejor que antes, así que tampoco necesito ningún estudio científico para establecer una relación entre la acumulación de situaciones de "no pasa nada, sólo es..." y terminar jugando a El Muelle o sufrir vejaciones por sus iguales.

Ahora, una vez expuesta la situación, quizás alguno de los que lo vean como una minucia comprendan que la postura de esos padres no ha sido exagerada, sino simplemente atrevida y consecuente con sus principios.

El siguiente vídeo es otra manera de decir, de cómo los "no pasa nada, si es..." al final sí pasan factura.

NOTICIA PATROCINADA