Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Diego Iraheta Headshot

Bienvenidos a Río de Janeiro: donde la 'ciudad maravillosa' sólo existe en las postales

Publicado: Actualizado:
RIO OLYMPICS
Buda Mendes via Getty Images
Imprimir

Tienes playas. Tienes samba. Tienes muchísima belleza natural. También tienes superbacterias. Tienes robo a mano armada. Y hasta un estado de emergencia financiera. A pocos días de los Juegos Olímpicos, Río sigue siendo precioso... y caótico.

El Gobierno de la ciudad lleva años haciendo frente a una crisis de gestión y sigue lidiando con la bancarrota y con las exigencias de los Juegos, que se acercan a pasos agigantados. Esta es la persistente herencia de la (no) gobernanza del PMDB (cuyo líder es el presidente interino de Brasil, Michel Temer), que lleva casi una década al mando del país. También es una administración que había recibido el sello de aprobación del Partido de los Trabajadores, teniendo en cuenta los vínculos del expresidente Lula y el exgobernador Sérgio Cabral, además del apoyo de la presidenta suspendida de sus funciones Dilma Rousseff al actual gobernador, Luiz Fernando Pezão, que está de baja médica.

Los exorbitantes gastos han provocado deudas de miles de millones. Y la factura ha llegado justo a tiempo para los Juegos Olímpicos de 2016.

Acostumbrados a la imagen de la Ciudad Maravillosa que ven en las postales, los turistas que aterrizan en el Aeropuerto Galeão de Río probablemente entren en shock cuando conozcan el verdadero Río de Janeiro.

Desde comienzos de 2016, los servicios de salud pública, las operaciones de seguridad y el transporte público han ido empeorando hasta la fecha. Miles de funcionarios, profesores y policías no han cobrado.

Acostumbrados a la imagen de la Ciudad Maravillosa que ven en las postales, los turistas que aterrizan en el Aeropuerto Galeão de Río probablemente entren en shock cuando conozcan el verdadero Río de Janeiro.

(IN)SEGURIDAD PARA TODOS

Río del infierno. Porque el infierno está justo aquí. Es el aviso que cientos de bomberos y policías están dando a los turistas. Forma parte de sus protestas en contra de los retrasos en los pagos.

"Si vienes a Río no estarás seguro", se puede leer en uno de los carteles que muestran los agentes de las fuerzas de seguridad que protestan en el Aeropuerto de Río a medida que los turistas van llegando a la ciudad. "El Estado lo está dando todo para las Olimpiadas. ¿Y a nosotros? Nada", se lamentan.

En las calles, la criminalidad de Río puede paralizar a cualquiera que no esté acostumbrado a ver tal violencia. Las balas perdidas siguen cosechando nuevas víctimas. El mes pasado robaron material audiovisual valorado en 400.000 euros a un equipo de televisión alemán en el centro de la ciudad. Tres atletas españoles del equipo olímpico de vela fueron asaltados en la zona de Santa Teresa el pasado mayo.

En el primer trimestre de este año, el porcentaje de teléfonos móviles robados ha ascendido al 40%. Los ataques es autobuses están en torno al 21% y los robos de coches rondan el 15%.

Se espera que durante los Juegos Olímpicos 350.000 turistas extranjeros visiten la ciudad. Cuesta creer que estos recién llegados conozcan los trucos callejeros a los que se han acostumbrado los habitantes de Río.

Hace sólo unas semanas, unas bandas callejeras fuertemente armadas robaron varios coches y otras pertenencias en la Zona Norte de Río.

El Gobierno nacional también ha perdido el control de las cárceles, donde los delitos siguen siendo una constante.

El juez Eduardo Oberg alertó de ello hace unas semanas. Incluso en prisión, los delincuentes, que aparentemente tienen fácil acceso a teléfonos móviles y drogas, siguen cometiendo delitos. Y en sus celdas, los prisioneros reciben regalos ilegales e incluso platos de cadenas de comida rápida.

El alcalde de Río, Eduardo Paes culpa al Gobierno estatal del caos: "La seguridad es la cuestión más seria a la que se enfrenta Río y el Estado lo está haciendo fatal. El Gobierno está fracasando por completo en su tarea de controlar y proteger a su gente".

LA SALUD PÚBLICA, EN PELIGRO

En Río, el sistema de salud pública, conocido como SUS, está prácticamente en la UCI. A falta de dinero, el secretario de Estado de Salud, Luiz Antônio Teixeira Júnior, ha reconocido que existe la posibilidad de que los servicios sanitarios se interrumpan durante los Juegos. "La gente siempre tiene ese riesgo", ha admitido Teixeira.

La corrupción endémica de Río, con la que están familiarizados los brasileños, saldrá finalmente a la luz durante los Juegos.

Este año ya se han cerrado varios centros de Urgencias e incluso podrían cerrarse algunos hospitales. Se ha llegado a fotografiar a médicos del centro de Urgencias Nova Iguaçu utilizando cubos de basura como sillas de oficina.

La suciedad y los olores pestilentes impregnan las instalaciones de las Urgencias de Realengo, en el oeste de la ciudad.

sujeira

Cortesía del Sincicato de médicos de RJ


LAS ZONAS TURÍSTICAS Y OLÍMPICAS, TAMBIÉN AFECTADAS

En junio, científicos de la Universidad Federal de Río detectaron la presencia de una superbacteria en las aguas de cinco playas de la ciudad: Copacabana, Ipanema, Botafogo, Flamengo y Leblon. En Copacabana se realizarán las pruebas de triatlón y maratón acuática. La laguna Rodrigo de Freitas, en el sur, es otro foco de contaminación.

Resistente a los antibióticos, la superbacteria puede provocar diferentes tipos de infección, entre los que se incluye la meningitis.

La aparición de esta potente bacteria es otro síntoma de las terribles prácticas llevadas a cabo por las autoridades del Gobierno y de la irresponsable gestión de los recursos de Río.

Esta mala gestión de las aguas residuales del hospital, que durante años han acabado en ríos, riachuelos y alcantarillas, facilitaron el desarrollo de esta nueva amenaza sanitaria.

La corrupción endémica de Río, con la que están familiarizados los brasileños, saldrá finalmente a la luz durante los Juegos.

En un claro mensaje a todos los turistas que se dirigen a Río, el alcalde de la Ciudad Maravillosa advirtió: "No vengáis para acá con la esperanza de encontrar Chicago, Nueva York o Londres. Comparad Río con Río".

Tal cual.

Este post apareció originalmente en el HuffPost Brasil y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano.

 
Booking.com