Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Dinorah Singer Headshot

¿Cuántas palabras por minuto puedes leer?

Publicado: Actualizado:
Imprimir

2016-11-04-1478264551-8668695-iStock_89553867_MEDIUM.jpg
Foto: ISTOCK

Es muy probable que de pequeño en la escuela le hicieran algún test de fluidez y comprensión lectora. Y si lo superó, seguramente habrá leído estas breves líneas en menos de diez segundos. Felicidades.

Aunque le parezca que se trata de un ejercicio trivial y sin demasiada importancia, este tipo de pruebas lectoras -o lo que tratan de evaluar- son esenciales en la evolución de una persona: aprender a leer bien y a tiempo es la puerta para adquirir conocimientos que puedan traducirse en una vida con mejores oportunidades.

Está demostrado que aunque un niño abandone la escuela en los primeros grados, el simple hecho de que sepa leer garantiza que más adelante pueda volver a insertarse con menor dificultad en el sistema educativo, en programas de formación técnica o, de manera autodidacta, adquirir herramientas que le permitan insertarse en el mercado laboral, creando un camino posible más próspero y seguro.

Por el contrario, el bajo rendimiento escolar -que en la mayoría de las veces está relacionado con la incapacidad de entender lo que se lee- tiene mucho que ver con la probabilidad de abandonar la escuela. En América Latina (la región que registra las tasas más altas de repetición escolar) son millones los niños que repiten, se retiran del sistema, y nunca vuelven a registrarse. Otros siguen en los sistemas con el lastre de no leer con fluidez, y esto los lleva a una experiencia educativa deficiente y frustrante, condenándolos a la pobreza y al empleo informal y de mala calidad.

La comprensión lectora es la principal herramienta para adentrarse en conocimientos de otras áreas y avanzar en el aprendizaje formal e informal que permiten adquirir las habilidades cognitivas y no cognitivas para insertarse exitosamente en el ámbito laboral.

La OCDE estima que para países de ingresos medio-bajos el valor de las ganancias económicas futuras derivadas de lograr que todos los alumnos de 15 años alcancen al menos el nivel de rendimiento básico de las pruebas PISA sería 13 veces su PIB actual y lograrían un crecimiento medio de 28% en los próximos 80 años.

La realidad de la lectura en América Latina

De acuerdo a los resultados de la última prueba PISA, sólo el 18% de los alumnos presentó un bajo rendimiento en lectura. Los países latinoamericanos que participaron en esta prueba se alejaron de forma importante de este porcentaje.

Estos datos son corroborados por el Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo, TERCE, del cual se desprende que el 61% de los alumnos de tercer grado que fueron evaluados en lectura se ubicaron en los niveles I y II de desempeño, es decir, los niveles inferiores. De igual forma, el 70% de los alumnos de sexto grado que fueron evaluados también tuvieron bajos niveles de rendimiento.

¿Qué hacer?

El análisis neurológico del proceso de leer ha puesto en evidencia muchos mitos asociados con el proceso de aprendizaje de la lectura y ha permitido entender que, en muchos países, los métodos utilizados no son los más efectivos para enseñar a los niños a leer.

En función de estos aprendizajes se ha diseñado un curso de lectura básico para ser enseñado en idiomas con ortografías consistentes, como el español, y focalizado en los estudiantes más vulnerables que siguen siendo analfabetos, incluyendo estudiantes de primer grado. El curso tiene un tiempo específico en el plan de estudios. Se centra en la división de palabras a los más pequeños fonemas legibles e incluye una mejor impresión de material para garantizar que sea fácilmente distinguible desde el principio, y conseguir suficiente práctica para lograr la velocidad y comprensión necesaria.

El curso abarca todo un año escolar, pero en la mayoría de lenguas y escrituras del mundo, esta estrategia de lectura logra éxito en no más de 100 días, generalmente la mitad de un año académico.

Hoy en día, muchos países han iniciado programas similares y ya se han materializado algunos resultados alentadores. Hay suficiente evidencia empírica que garantiza que se puede enseñar a leer en un corto tiempo y a un costo que es sostenible para la mayoría de los países de la región.

Siguiendo esta lógica, CAF -Banco de Desarrollo de América Latina ha incorporado la fluidez lectora como uno de los ejes principales de la calidad educativa, en especial en los primeros grados a través del trabajo con los docentes, con quienes se desarrollará una agenda de trabajo que permita mejorar su desempeño para garantizar que enseñan a los alumnos a leer adecuadamente, especialmente en los primeros niveles de la educación básica.