Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Dr Wayne Osborne Headshot

Ronquidos: ¿cuándo debo visitar al médico?

Publicado: Actualizado:
Imprimir

2016-11-08-1478627675-5973524-iStock_31492328_MEDIUM.jpg
Foto: ISTOCK

Por razones obvias, la mayoría de personas no son conscientes de que roncan hasta que alguien se lo dice. Pero incluso una vez lo que lo saben, desafortunadamente, lo ven más como un problema para su pareja que de ellos mismos.

Pero los ronquidos pueden suponer mucho más que el posible insomnio de la persona con la que compartimos la habitación. Aunque en la mayoría de casos roncar será inofensivo, en ocasiones puede indicar diversos problemas de salud.

¿Quién ronca?

Las estimaciones varían ligeramente.

Según la popular página web de salud WebMed, en torno al 45 por ciento de los hombres y el 30 por ciento de las mujeres roncan de manera ocasional, con la mitad de ellos haciéndolo de manera habitual.

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica estima que el 60% de los varones y el 40% de las mujeres roncan.

¿Cuál es la causa?

La razón física por la que se producen los ronquidos tiene que ver con los tejidos blandos de las vías respiratorias en la parte posterior de la boca y la garganta. El sonido de los ronquidos es producido por el paso del aire a través de estas vías, lo cual provoca la vibración de los tejidos.

Esto ocurre durante el sueño y no cuando estamos despiertos porque estos tejidos se relajan cuando estamos dormidos. Como resultado, las vías respiratorias se estrechan y la respiración puede ser más rápida o forzada, provocando un cambio en la presión y causando la mencionada vibración.

Existen numerosos factores en relación con el estilo de vida que han sido relacionados con el roncar.

Estos incluyen:

El consumo de alcohol (este actúa como un relajante y causa que los músculos estén menos tensos).

Obesidad (aquellas personas que soportan más peso en el cuello y garganta pueden tener las vías respiratorias más cerradas).

Y fumar (la inhalación de tabaco puede causar una inflamación en la vías respiratorias y, como consecuencia hacer que se estrechen).

Las personas con alergias que afectan a las vías respiratorias (rinitis alérgica) tienen más probabilidades de roncar.

¿Es muy malo roncar?

La severidad del problema puede medirse en tres grados:

Grado uno

El primer grado se caracteriza por roncar de manera solamente ocasional, los ronquidos no son muy fuertes, y no producen ninguna restricción en la respiración. El grado uno es inofensivo para la salud, pero puede ser molesto para la pareja de la persona que ronca.

Grado dos

El segundo grado se refiere a las personas que roncan aproximadamente en el 50 por ciento de las ocasiones. Aquellas personas que roncan más de tres noches a la semana pueden tener un problema leve o moderado para respirar bien durante la noche, y como consecuencia, pueden encontrarse cansados durante el día.

Grado tres

El tercer grado es el máximo, y se refiere a aquellas personas que roncan prácticamente todos los días y cuyos ronquidos se oyen por toda la casa. Estas personas tienen dificultados respiratorias más serias.

Apnea Obstructiva del Sueño

Los estudios realizados coinciden en que el problema de los ronquidos empeora con la edad. Las personas con un grado tres pueden desarrollar, o tener ya, apnea obstructiva del sueño.

Aquellas personas con apnea del sueño pueden experimentar un bloqueo de las vías respiratorias, lo que significa que no serán capaces de respirar durante unos 10 segundos. La falta de oxígeno provoca que estas personas no sean capaces de entrar en las fases profundas del sueño, o que se despierten por completo, cuando el cuerpo intenta volver a respirar de manera normal.

En los casos severos esto puede ocurrir cada pocos minutos y, como se puede esperar, aquellos con apnea del sueño encuentran muy difícil rendir de manera normal al día siguiente.

Si no se trata, esta enfermedad puede poner en riesgo a estar personas en situaciones donde se necesita estar concentrado, como cuando conducimos o realizamos cierto tipo de trabajos.

Además, aquellas personas que sufren apnea del sueño tienen un mayor riesgo de tener hipertensión y sufrir un ataque al corazón o derrame cerebral.

¿Cómo puedo saber si tengo Apnea Obstructiva del Sueño?

La apnea del sueño suele pasar desapercibida en aquellas personas que duermen solas o cuyas parejas tienen un sueño muy profundo.

Pero existen ciertos síntomas que se pueden presentar mientras la persona está despierta.

Es habitual que aquellas personas que padecen esta enfermedad se levanten al días siguiente con la sensación de no haber dormido nada y se sientan cansadas durante el día. Dolor de cabeza, irritabilidad, cambios de humor, pérdida de concentración, pérdida del deseo sexual y problemas de disfunción eréctil en los hombres son todos posibles síntomas.

Si nos sentimos constantemente cansados o percibimos cualquier otro síntoma de apnea obstructiva del sueño, debemos acudir a nuestro médico.

Prácticas que pueden ayudar a reducir los ronquidos

Existen ciertas prácticas que pueden ayudar a reducir los ronquidos y la disrupción del sueño en casos leves:

Dormir sobre un lado: uno de los inconvenientes de dormir boca arriba es que los tejidos blandos alrededor de la garganta y debajo de la barbilla pueden comprimir las vías respiratorias y aumentar la posibilidad de que se produzcan los ronquidos. Dormir sobre un lado puede aliviar esta presión y ayudar a que las vías respiratorias se abran.

Beber suficiente líquido: la deshidratación puede hacer que los tejidos blandos de las vías respiratorias se adhieran, lo que incrementa el nivel de sonido de los ronquidos. Beber la cantidad recomendada de agua a lo largo del día (ocho vasos) puede ayudar a prevenir a que estos tejidos se adhieran entre ellos y así reducir los ronquidos.

Reemplazar la almohada de manera regular: esto es particularmente importante para aquellas personas con rinitis alérgica. Las almohadas pueden albergar ácaros del polvo que pueden agravar los síntomas de alergia, causando inflamación y congestión de las vías respiratorias. Agitar bien las almohadas una o dos veces a la semana y lavarlas cada tres o cuatro meses puede ayudar a limitar el crecimiento de ácaros del polvo.

Mantener un peso saludable:cuanto más peso tengas, especialmente en la zona de la cabeza y cuello, mayores son las posibilidades de desarrollar un problema con los ronquidos o una enfermedad relacionada. Comer una dieta equilibrada y hacer ejercicio de manera regular es la clave para mantener un peso ideal y dormir bien.

Descansar suficientes horas: largas e intensas jornadas diarias y pocas horas de descanso durante la noche llevarán inevitablemente a un cansancio severo, lo que significa que los músculos del cuerpo y los tejidos en la boca y la garganta se relajarán aún más; y como resultado, los ronquidos serán más intensos.

Descansar las recomendadas 7-9 horas durante la noche e irse a la cama a una hora razonable ayudará a que los músculos estén menos fatigados y, como resultado, un descanso más silencioso.

Dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol: consumir alcohol en grandes cantidades puede empeorar los ronquidos, por lo que un consumo moderado puede ayudar a reducir los efectos; y dejar de fumar ayudará a abrir las vías respiratorias que se han estrechado como consecuencia de la inflamación.

¿Cómo puede ayudarnos nuestro médico?

Su médico de cabecera puede ayudarle a identificar problemas en cierta zonas que están causando los ronquidos y sugerir algunos ajustes en el estilo de vida para limitar los ronquidos.

En los casos donde estas medidas no son suficientes, el médico puede llevar a cabo ciertos tests para averiguar qué es lo que está causando la excesiva fatiga o el insomnio. Las pruebas pueden incluir un análisis de sangre para descartar hipertensión o una tiroides hipoactiva.

Una vez que se han descartado estas enfermedades como posibles causas, su médico puede referirle a una unidad especialista del sueño, donde se realizarán diversas pruebas para determinar si existe una apnea obstructiva del sueño. Puede ser necesario pasar una noche en la clínica, donde los especialistas observarán su hábitos del sueño.

Estas pruebas determinarán si se padece una apnea del sueño leve, moderada o severa. El tipo de tratamiento dependerá del grado de los síntomas.

Dispositivos para los ronquidos frecuentes y la apnea del sueño moderada

Para aquellas personas que quieren reducir los ronquidos, dilatar las vías nasales puede prevenir que se inhiba la respiración. Podemos encontrar tiras nasales adhesivas que se aplican en la parte de fuera de la nariz y dilatadores nasales que se colocan en el interior de las fosas nasales.

Los dispositivos bucales están disponibles en la forma de tiras adhesivas que se colocan en la barbilla y ayudan a mantener la boca cerrada mientras dormimos y férulas bucales para dejar de roncar (similar a los protectores dentales).

El objetivo de estos dispositivos bucales es el de mantener la boca cerrada y ayudar a respirar por la nariz. Se pueden usar para reducir los ronquidos o tratar los casos leves de apnea del sueño.

DAMs

Los dispositivos de avance mandibular (DAM) son otro tipo de tratamientos bucales para los casos leves de la apnea obstructiva del sueño. Algunos se pueden usar directamente, pero este tipo no es adecuado para todo el mundo. En algunos casos será necesario que el especialista le prepare uno a medida.

Aumentan la capacidad respiratoria en la vías, avanzando la lengua y la mandíbula; al llevarlos hacia delante y alejándolos de la parte de atrás de la boca y la garganta.

CPAPS para la apnea bloqueante del sueño moderada y severa

Los dispositivos de presión positiva continua en la vía aérea son los más efectivos para aquellas personas que sufren apnea del sueño moderada o severa.

Actúan distribuyendo el aire obstruido en las vías respiratorias para impedir que se cierren y se bloqueen. En un principio, estos dispositivos pueden parecer invasivos e incómodos, pero son muy efectivos cuando se usan de manera regular; los paciente que continúan con CPAP se suelen acostumbrar a ellos.

Si piensa que los ronquidos están afectando su capacidad o la de su pareja para dormir, entonces debe hablar con su médico.

Este post fue publicado originalmente en treated.com