BLOGS

La energía ni se crea ni se destruye, se fotografía

31/07/2015 07:02 CEST | Actualizado 30/07/2016 11:12 CEST

Mi nombre es Eduardo Antoraz, soy fotógrafo y vivo en Málaga. Todos los creativos damos rienda suelta a nuestra imaginación a la hora de crear una bonita toma, reportaje o retrato. De un tiempo a esta parte, me obsesiona el magnetismo que desprenden algunas personas. No hace falta una cámara para poder llegar a la conclusión de que, a veces, nos topamos con personas que destacan allí por donde van. No es una cuestión de formas, ni de ropa, cultura o saber estar. Es una cuestión de energía.

¿Recordáis algún encuentro en el que vosotros mismos pensáis o decís en voz alta: "Qué mal rollo desprende aquél o aquélla"? O todo lo contrario. Mi planteamiento fue llegar a captar con la lente lo que el cuerpo siente al estar cerca de una persona, captar su energía o una infinita parte de su alma. Por esta razón he titulado Sacando el Alma a la serie de retratos que os voy a presentar.

Robando el Alma, captando energia

Habrá algunos que no crean en ello o les parezca una estupidez y una pérdida de tiempo. No quiero convencer a nadie acerca de ello. Sólo pretendo que, al ver un retrato, tu mente pueda imaginar con mucha facilidad la personalidad, estilo y energía que desprende la persona retratada. Se trata de transmitir energía. Si con ello te has parado a reflexionar durante unos instantes y has hecho este ejercicio, mi propósito ha sido provechoso.

Espero que os guste mi serie de retratos. Debo agradecer a la revista Mambomag por incluirme en su número de junio, y al concurso internacional Exposure Award por contar conmigo en la exposición que tiene lugar en el Louvre desde el 13 de julio hasta final de año.

También debo mencionar a la Fundación Rais, que eligió uno de mis retratos para ser finalista en su primer concurso nacional de fotografía, celebrado en 2015. Gracias por ser partícipes de mi experiencia.