BLOGS

Las claves de la semana: Podemos se devora a sí mismo

10/02/2017 21:23 CET | Actualizado 11/02/2017 01:35 CET

Así es la vida y así la política en tiempos de guerra. Personajes que aparecen y desaparecen, que aman y odian, que sufren y mutan, que recuerdan y olvidan, que se destruyen y se engullen a sí mismos. No hay nada que vivan estos días los dirigentes de Podemos que no hayan experimentado antes en otros partidos, por mucho que los decibelios de su ruido hayan reventado el tímpano de propios y extraños esta semana que acaba. Pasará Vistalegre II y todo será distinto. Habrá un antes y un después de esta Asamblea Ciudadana.

Querían conquistar el cielo por asalto y lo que han logrado es invadir con sus embestidas todas las portadas. El poder les ha devorado o quizá se hayan destruido ellos mismos. La maldición del número dos. Un clásico de la política, como ha recordado oportunamente Rodrigo Terrasa en El Mundo: González-Guerra; Suárez-Abril Martorell; Fraga-Verstrynge...

pablo_iglesias

La fractura entre Iglesias y Errejón no sería tan distinta a otras ya vistas de no ser porque ellos se proclamaron diferentes en sus formas y en sus objetivos. Y resulta que son lo mismo y discuten por lo idem: quién se hace con el poder del partido. Hasta la jugada de Iglesias de plantear una salida para Errejón en el Ayuntamiento de Madrid -que adelantó el lunes El Huffington Post- recuerda a Zapatero y a su manera de desprenderse de los versos sueltos que le incordiaban. El expresidente lo hacía, eso sí, con mucho más mimo y sin tanto ruido.

Lo de Podemos ha sido retransmitido en directo porque por algo nacieron en un plató de televisión. Ahora dicen que, quizá, no sea buena tanta transparencia ni tanto discutir en la plaza pública de Twitter, donde el verbo acostumbra a fluir con mayor soltura.

Una baja participación perjudica a Errejón

¿Qué pasará el lunes? Deciden 450.000 inscritos. Si gana Iglesias, Errejón puede darse por liquidado como secretario político, pero también como portavoz parlamentario. No hay vencedor de un congreso -sea del partido que sea- que mantenga en un puesto tan estratégico a su principal adversario interno. Si pierde, el domingo será la última vez que hable como secretario general de los "morados" y casi con seguridad dejará libre también su escaño. Podemos no será entonces Podemos, sino un sucedáneo o lo que quede de él tras la batalla más cruenta vivida en un partido con tan sólo tres años de existencia. Si se imponen las tesis de Errejón, el cisma está asegurado porque ni él quiere asumir la secretaría general ni, aunque quisiera, podría hacerlo hasta que se abra un nuevo proceso orgánico. En ese caso se barrunta una cadena de renuncias. El domingo, antes de las 2 de la tarde, la hora de los informativos, saldremos de dudas.

El mejor regalo para el PSOE

No hay mejor regalo para el PSOE que el de que los morados se cuezan en su propia salsa. En el CIS de enero han subido un punto y medio, y la "oficialidad" lo ha celebrado como si hubieran crecido hasta el 30 por ciento. Dicen que recortan distancias, que se recuperan, que España agradece los pactos, que la oposición constructiva da resultados, que su líder (eventual) es el más valorado... ¿Perdón? Han olvidado que siguen en el 18 por ciento en intención de voto y los terceros en el tablero y que, además, el 90 por ciento de los españoles no se declara satisfecho con su trabajo parlamentario.

No hay nada peor para un partido que negar la realidad que le acecha, confundir deseos con hechos ciertos y tratar de engañar a la opinión publicada con sus anhelos. Los socialistas siguen en su guerra, que tenerla también la tienen, aunque los protagonistas no se llamen Pablo e Íñigo, sino Susana y Pedro, haya salido un tercero a pista -de nombre Patxi- y no se descarte que salte un cuarto.

La operación Susana (II parte) no cuaja

La batalla por el liderazgo del PSOE no es menos cruenta que la de Podemos, que para eso la empezaron mucho antes, hasta donde no alcanza la memoria. Y aún les queda porque el contador no está tan claro. La operación Susana (II parte) no cuaja como muchos esperaban. La de Triana no despunta en las encuestas, sino todo lo contrario. Y la publicada el lunes por Abc, donde aparecía por detrás de sus competidores en la conquista por el podium de Ferraz ha hecho sonar, de nuevo, todas las alarmas.

Más humildad y menos fortaleza

La inquietud entre sus huestes es proporcional a los recelos que ha levantado el acto convocado este sábado en Madrid por el alcalde de Vigo, Abel Caballero, a mayor gloria de la presidenta de Andalucía: una exhibición de fuerza orgánica que en nada contribuye a mejorar la imagen de Díaz. Y no sólo porque se sospeche que la gestora está detrás de la convocatoria o porque se hayan fletado autobuses desde otras federaciones para llenar el pabellón de la ONCE en el Paseo de la Habana con alcaldes, concejales y diputados, sino porque se ha tocado a rebato y la respuesta no ha sido de entusiasmo. Quizá, dicen sus detractores, porque Díaz necesita más demostraciones de humildad que de fortaleza.

susana_diaz

Llenarán el recinto, sin duda, pero olvidan que esto va de militantes, y los afiliados socialistas no encajan bien la soberbia, ni el ordeno y mando ni las demostraciones de fortaleza orgánica. De hecho, un notable porcentaje del censo pasará por la urna el día de las primarias sin haber asistido a ningún mitin ni leído un sólo tuit o comentario en las redes sociales.

Y mientras el ejército "susanista" hace el enésimo recuento por las federaciones socialistas, en Andalucía han encargado una encuesta entre la militancia para testar el apoyo de los más allegados. Cuentan que el encargo se ha hecho desde San Vicente porque Díaz quiere tomar la temperatura a los 40.000 militantes de su propio territorio y comprobar hasta dónde llega el magma que escapa de su control.

El guerrista Tezanos y el economista Fabra se suman al equipo de Sánchez

Entretanto Pedro Sanchez ha sumado para su causa a José Félix Tezanos, destacado 'guerrista' y director de la revista "Temas" que preside el otrora vicepresidente del Gobierno que en absoluto simpatiza con el "pedrismo". Con el apoyo de uno de los sociólogos más consultados por el PSOE de todos los tiempos, el ex secretario general trata de rodearse de gente que llene de contenido su discurso. Y lo mismo busca con la colaboración del economista, doctor en Derecho y miembro fundador de Economistas frente a la Crisis, Jorge Fabra, un hombre de notable prestigio en el mundo académico y de una dilatada experiencia en el sector eléctrico.

Al margen de la competición por los fichajes o la elaboración de vídeos difundidos por las redes contra el adversario, los del "ni Su ni Sa", es decir, los de Patxi López, mantienen su hoja de ruta y tratan de elevarse y salir del fango para presentarse como única garantía de la convivencia pacífica que necesitará el PSOE tras su próximo congreso. Consciente de que han quedado desdibujados en un escenario de tremenda polarización, el exlehendakari busca un espacio que no le resultará fácil pero que le garantizará, en todo caso, cierta representación en el próxima dirección sea ésta cual sea.

QUERRÁS VER ESTO:

OFRECIDO POR NISSAN