Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Giles Tremlett Headshot

Doble nacionalidad para británicos con mas de diez años de residencia en España

Publicado: Actualizado:
BREXIT SPAIN
Jon Nazca / Reuters
Imprimir

El comentario es de los que te dejan el corazón hecho trizas. "Mi padre es inglés y lleva viviendo en España 20 años, no quiero que se vaya", escribió un chico español-británico, Arwen Balfour, en la petición que hemos colgado en change.org pidiendo la doble nacionalidad para los británicos nacidos en España o que llevamos mas de diez años viviendo y trabajando aquí. Han firmado muchos británicos ya, pero también pedimos al apoyo de los españoles de buena fe.

Estoy seguro que el padre de Arwen se podrá quedar en España después del brexit, pero la verdad es que no se lo puedo prometer ya que en este momento todo queda en el aire. Solo sabemos que nos hemos equivocado los que venimos a España a trabajar como profesores de inglés, traductores, periodistas, ingenieros, camareros y mil profesiones más pensando que podríamos hacer nuestros planes de vida con la seguridad de que nuestro estatus como ciudadanos europeos nos protegería de por vida. Nuestros derechos y parte de nuestra identidad, como europeos enamorados de España, nos han sido robados. La mayoría ni pudimos votar en el referéndum ya que el Reino Unido te quita el voto después de 15 años fuera. Estamos profundamente disgustados y muy preocupados por nuestro futuro.

Llevo 25 años viviendo y trabajando en Madrid y Barcelona, y ya no concibo vivir en otro país. Nuestros dos hijos nacieron aquí y se han criado aquí. Ahora estudian fuera. Y cuando vuelvan, ¿habrán perdido el derecho a trabajar? Como decenas de miles de británicos, estamos preocupados por ellos y por nuestros derechos en cuanto a salud pública, pensiones, contratos laborales, etc. Levamos 25 años pagando impuestos y cotizando aquí pero no sabemos en que condiciones nos podremos quedar. Tampoco nos fiamos de un gobierno británico que tiene que negociar un acuerdo de brexit basado en un referéndum en el que la inmigración y el racismo jugaron un papel muy importante. No queremos ser moneda de cambio en unas negociaciones que durarán años.

Compartimos nuestro dolor con decenas de miles de españoles que viven en Inglaterra. Estamos seguros de que muchas familias españolas que han visto a sus hijos marcharse al Reino Unido en los últimos años están igual de preocupados. Nos alegramos, sin embargo, de que los españoles en el Reino Unido tengan una vía para solucionar sus problemas. El Reino Unido les permite pedir la doble nacionalidad pasado unos 5 años y España también permite que la tengan.

Un ministro del gobierno de España me dijo hace unos días que su propio hijo la había pedida ya. Desgraciadamente, los británicos en España no tenemos este mismo derecho. Solo los latinoamericanos, filipinos, portugueses, andorranos, ciudadanos de Guinea Ecuatorial y los descendientes de los judíos expulsados en 1492 pueden pedir la doble nacionalidad. Los últimos ganaron este derecho el año pasado a instancias del gobierno de Mariano Rajoy, así que vemos que la regla no está escrita en piedra y se puede modificar, incorporando grupos especiales.

Los británicos que llevamos muchos años en España pedimos lo mismo. Somos un grupo especial que hemos visto, de la noche a la mañana, como nos quitan nuestra ciudadanía europea. Creemos haber demostrado ya, con nuestro trabajo y nuestra apuesta por España, una lealtad hacía el país superior, incluso, a algunos que se quieren marchar. Este es un país que nos encanta y nos emociona. Algunos de nosotros llevamos años pidiendo el derecho a la doble nacionalidad. Ahora lo vemos mas urgente que nunca.

Pedimos al próximo gobierno de España - y a los partidos que están negociando su formación o se quedarán en la oposición - que nos conceda la doble nacionalidad. En esta nueva España de pactos y consenso obligado, nos gustaría que todos los partidos se pusieron de acuerdo sobre ello. Después de todo, los que nos acogemos a la medida seremos de todos los colores políticos. España no sería el único país en ofrecer la doble nacionalidad a los que hemos quedado huérfanos en cuanto a nuestra identidad europea. Alemania ya tiene una propuesta similar -tal vez porque ve, asimismo, una fuente de capital humano valioso para su economía.

España ha concedido la doble nacionalidad a medio millón de personas -la mayoría de origen latinoamericano- en los últimos 15 años. Creemos que aplicando los requisitos habituales en cuanto a conocimientos de la Constitución, idioma, lugar de nacimiento, etc. seríamos algo así como dos docenas de miles de británicos que tendríamos posibilidades de acogernos a esa doble nacionalidad. Llegaremos demasiado tarde para vestirnos de rojo y compartir el orgullo futbolístico de dos copas europeas y una mundial, pero seguramente habrá mucho para festejar juntos en el futuro.

Si quieres colaborar puedes firmar nuestra petición en este enlace.