BLOGS

La inactividad del Ayuntamiento de Sevilla con la bicicleta

19/07/2017 07:26 CEST | Actualizado 19/07/2017 07:26 CEST

Tras la reciente publicación del índice Copenhagenize de las mejores ciudades para ir en bicicleta, Sevilla cae al puesto número 14. Hubo unos días de gloria donde estuvo en el cuarto puesto y tuvo eco internacional. Investigadores de movilidad de todo el mundo se acercaron e investigaron qué era lo que había sucedido en Sevilla, cómo una ciudad del sur de Europa se adentraba en una posición tan elevada, pasando por delante de grandes y avanzadas capitales ricas del norte del continente. El caso de Sevilla fue sencillo: lo hizo bien. Creó una red de carriles bici bien conectados y llegó hasta los 72.000 trayectos diarios. Se posicionó como la mejor ciudad de España para pedalear. ¿Qué ha podido pasar desde entonces? Parece ser que simplemente se olvidaron de que las cosas que se consiguen hay que mantenerlas, y tras el éxito internacional del caso de Sevilla, se vivieron unos años de presupuesto cero para la movilidad sostenible ciclista y de desmantelamiento de la oficina de la bicicleta por parte del que era alcalde entonces, Juan Ignacio Zoido, que actualmente es ministro con el PP.

c

Tras varios gobiernos en el Ayuntamiento, los discursos cambian, pero la realidad no se ha modificado en los últimos años. A día de hoy, la voluntad es de palabra y, cómo bien dicen en el Copenhagenize, "Sevilla ha bajado en el índice por segunda vez consecutiva debido a la inactividad. Después de una pausa, parece que Sevilla está lista para reanudar su paseo. El nuevo gobierno municipal es positivo para las bicicletas y habla apasionadamente de llevar la ciudad más lejos". Este comentario publicado por Copenhagenize muestra que el momento actual es el de "hablar apasionadamente" y que no se ha pasado a ninguna fase de ejecución. Por tanto, desde los sectores ciclistas de la ciudad se mira con cierto recelo el nuevo discurso del PSOE (actual grupo del Ayuntamiento) sobre la promoción de la bicicleta, ya que no terminan de llegar medidas contundentes. Por un lado, se ha aprobado el Plan de la Bicicleta y se ha presentado en la Comisión Cívica de la Bicicleta. Pero por otro lado, los sectores ciclistas de la ciudad se dan cuenta que falta acción y que "ha llegado el momento de actuar", como decía A contramano en su Bici-noticias. Este comunicado afirmaba: "Si no se actúa con urgencia, corremos el riesgo de que, al final del presente mandato municipal, la situación en lo referente a la bicicleta siga igual o peor que en 2011, cuando la ciudad alcanzó el 4º puesto en el Copenhagenize Index, con lo que la ciudad perderá de manera irreversible su actual posición de liderazgo a escala mundial".

En la actualidad, Sevilla goza de condiciones que podrían mejorar la situación en torno a la bicicleta. Más de 60.000 personas pedalean a diario, el cambio de mentalidad de este nuevo elemento en la ciudad ya está hecho, por lo que, a nivel de infraestructura y a nivel social, esta ciudad no parte de cero, sino que tiene gran parte del trabajo hecho, pero no todo. Un recién presentado Plan de la Bicicleta y un Plan de Movilidad Ciclista en el Centro Histórico con un alto grado de consenso hacen que Sevilla se encuentre en un perfecto momento para comenzar a actuar, ya que está todo bien estudiado. Incluso, se puede decir que los últimos presupuesto municipales incluyen partidas suficientes para comenzar trabajos de mejora en los carriles, poner aparcamientos para bicicletas y muchas otras medidas que se llevan tiempo reclamando desde los sectores ciclistas. Ahora, solo nos queda ver si realmente se realizarán las mejoras de los planes propuestos. La pregunta clave es: ¿se hará?