BLOGS

Agosto, un buen mes para dejar de ser un "hámster"

24/08/2012 10:26 CEST | Actualizado 23/10/2012 11:12 CEST

No hace falta decir que todos nos hemos sentido un poco "hámsters" en la vida o quizás nos sentimos en este momento. Esa imagen del hámster corriendo, dentro de una jaula sin poder salir, en la noria sin saber porque corre y sin pensar si le lleva a algún sitio un día, otro día, ... y así todos los días del año... sin parar.

En realidad, muchos nos dejamos llevar por la inercia de la noria porque sabemos que estamos seguros, que es lo que toca y que tampoco está tan mal... quizás no queremos parar porque pensamos que no podemos, que pasará si paramos, ... En realidad, nos hemos montado un entorno y un estilo de vida que cada día somos más "hamsters" y no podemos parar.

Y sólo paramos si tenemos alguna "crisis" como nos detectan una enfermedad, se muere un familiar o cualquier otra desgracia que nos da una buena sacudida y sólo, en ese momento, decimos: Basta Ya!!! A partir de ahora, quiero cambiar, quiero decidir sobre cada segundo de mi vida, quiero que mi vida sea auténtica y no quiero estar siempre haciendo las cosas para que otros valoren mi "vida virtual".

Es entonces cuando vemos la crisis como una gran "oportunidad". Y mi pregunta es, si nos venden que siempre estamos en crisis, ... ¿por qué no cambiamos nuestra actitud en la vida y gestionamos nuestra vida como si viviésemos siempre en crisis?.

Si cada momento fuese una "crisis", cada momento podría ser una "oportunidad". Una oportunidad para vivir, una oportunidad para emprender, una oportunidad para sentir, una oportunidad para compartir, ...

2012-08-22-316360710_b106b6706b_z.jpg

En realidad, ¿por qué tienes que esperar a tener una crisis para dejar de ser un "hámster"?. Entonces, ¿por qué no puedes dejar de ser un "hámster" en Agosto? ¿por qué no iniciar el cambio ya?

El verdadero problema es que vivimos en que vivimos en una "sociedad del confort y bienestar" no en una "sociedad del "bien-estar". Trabajamos para alcanzar y mantener una opulencia, para que nos vean triunfadores, que nos permita acumular cosas. En cambio, no vivimos el momento, no percibimos que lo simple nos puede dar mucho y no miramos que necesitamos para "bien-estar".

Gracias a "Cadena de Favores", proyecto social que iniciamos desde Home Staff hace un año, me ha permitido ver que "las mejores cosas en la vida, no son cosas" y que algo tan simple y sencillo como despojarse de las cosas que no usas y que pueden hacer ayudar a otras personas en su día a día, simplemente te hace más feliz.

Afortunadamente, está crisis nos abre una oportunidad para cambiar. Y es esta "crisis de valores", la que nos hace reflexionar y volver a lo "esencial, básico, simple".

Y cómo decía Paulo Coelho (escritor brasileño), "las cosas simples son las más extraordinarias y sólo los sabios consiguen verlas"

Pero para conseguir este cambio, primero debemos "desaprender" y a continuación, es necesario aprender a saber lo que necesitamos y no únicamente basarnos, en lo que queremos para poder conseguir el "bien-estar".

Y qué 3 conceptos básicos debemos trabajar para conseguir el "bien-estar": cuerpo y mente, pasión y gestión necesidades. Y para ello, hay puntos clave a trabajar como:

  • Equilibra tu energía vital: el arte de saber respirar bien.
  • Cuida tu cuerpo y mente.
  • Duerme bien.
  • Come sano.
  • Marca tus propios retos alcanzables.
  • Encuentra tu pasión.
  • Emprende tu vida con esfuerzo.
  • Compra sólo lo que necesites.
  • Genera tu propia cadena de favores.

Equilibra tu energía. Aprende a respirar. Si algo mejoraría en las escuelas, es enseñar a "respirar". La respiración es la llave maestra para que nuestro cuerpo y mente entren en equilibrio. Son muchos los beneficios del arte de respirar bien. Entre ellos, el arte de respirar bien es el primer antiaging, mejorar nuestra resistencia física, nos permite controlar nuestro estrés, mejorar nuestras funciones orgánicas y sentirse más relajado en nuestro día a día.

Cuida tu cuerpo. Hacer deporte. "Mente sano, corpore sano". Es una verdad como un templo. Para desarrollar tu pasión, tu mente debe estar fresca. Para ello, realizar una práctica de ejercicio es bueno. Hacer ejercicio no es hacer ironmans, triatlón, etc... es moverte. La fuerza y la resistencia son importantes pero, dedica mucho tiempo a cuidar tu flexibilidad. El cuerpo rígido no nos permite ser flexibles y hoy en día vas a necesitar ser flexible. La flexibilidad nos proteje de las lesiones en las articulaciones y sobretodo, nos permite ser flexibles mentalmente.

Duerme bien. Si queremos que el cuerpo cargue pilas y se recupere bien cada día, dale tiempo. Escucha tu cuerpo y duerme bien.

Come sano y moderadamente. Somos lo que comemos. Si a tu coche no le pondrías azúcar, a tu cuerpo no se lo pongas. Cada vez estamos más informados y desinformados de lo que debemos y no debemos comer. Levántate con hambre, desayuna fuerte, come moderadamente y cena poco. El cuerpo no está preparado genéticamente para la opulencia alimenticia actual.

Marca tus propios retos. El hecho de cambiar la tendencia y no dejarte llevar ya es un gran paso. El reto está en definir tus propios objetivos y ser constante para llegar a ellos.

Encuentra tu pasión. Desarrollar una actividad que no te llena el alma pero te llena los bolsillos, te acaba pasando factura. Quita todo el lastre de obligaciones dinerarias que no te aportan equilibrio en tu vida y verás cómo si es posible realizar el cambio que necesitas. En ese momento, el tiempo que pases trabajando será el mismo tiempo que pases disfrutando.

Emprende con esfuerzo. Esta sociedad necesita cambiar los valores urgentemente. Si no lo hacemos, no hay futuro sostenible para nadie. Una sociedad donde los hijos quieren vivir de los padres hasta que les mantengan sus hijos, una sociedad donde sólo pedimos y no damos, una sociedad donde exigimos que el estado haga por nosotros lo que nosotros no hacemos por los demás, es una sociedad que necesita un cambio de valores urgente.

Hay dejar de pensar que otro nos va a solucionar nuestra vida. Hay que dejar de pensar que papá va a venir y solucionar los problemas. Hay que emprender y ser autosuficiente.

Compra sólo lo que necesites. El arte del equilibrio entre lo que necesitamos y lo que queremos. Acumular cosas sin sentido te obliga a trabajar más y sobretodo, te roba energía. No te dejes llevar por el deseo de tener cosas, te convierte en un hamster. Siempre habrá otro que tenga un barco más grande o simplemente, endeudarte más te mantiene en la noria más tiempo.

Genera tu propia Cadena de Favores. No podemos estar pensando en hacer sólo en base a que vamos a recibir. Si lo que hacemos esta bien, el esfuerzo vendrá recompensado. Generar tu propia Cadena de Favores te ayudará a generar vínculos con otras personas que te permitirá crecer a medio y largo plazo.

En definitiva, esta forma de vida opulenta, que personas, empresas y administraciones públicas de que todo vale y todo se puede tener sin esfuerzo, la debemos cambiar y desaprender. El resultado es que esta acumulación de excesos nos lleva a un camino sin salida, sin retorno y sobretodo, sin felicidad para nadie. Si desarrollamos una vida más auténtica y simple en esencia tendremos como resultado una mejor calidad de vida para todos.

Javier Enrich

CEO Advinci

@xenrich

#MIBer #OptimistaDigital

http://about.me/javierenrich

Fuente Imagen: Jpockele