BLOGS

Cómo pagar una compra con el móvil si tengo un iPhone

21/10/2017 08:45 CEST | Actualizado 21/10/2017 08:45 CEST
Pixabay

Android continúa siendo el rey de los teléfonos inteligentes a nivel internacional; sin embargo, los fans de Apple se cuentan por millones, al menos en el extranjero, ya que en España el éxito de la compañía no es tan llamativo, a pesar del revuelo mediático que se genera cada mes de septiembre cuando los de Cupertino presentan sus nuevos modelos. En agosto, la cuota de mercado de Android en nuestro país era del 91,1 %, mientras que el sistema iOS se tuvo que conformar con una penetración del 8,6 %, según los datos de Kantar World Panel.

Si bien se trata de una proporción nada desdeñable, teniendo en cuenta que dicha porción de la tarta está en manos de una única compañía, frente a las decenas de empresas que comercializan terminales con Android, la penetración de Apple en nuestro país está más cerca de países como Brasil (5,4 %) o Argentina (3,8 %) que de nuestros vecinos europeos, así como de Australia, Japón, China y, por supuesto, de Estados Unidos.

AOL

Fuente: elaboración de HelpMyCash.com con los datos de Kantar World Panel.

Sea como fuere, son muchos los amantes de Apple y pocas las prestaciones que pueden disfrutar los clientes de Android que no puedan saborear también los de la manzana. Sin embargo, en lo que respecta a pagar con el móvil, Android juega con ventaja. Para empezar, el gran rival de Apple Pay en España, Samsung Pay, ha firmado acuerdos con el doble de entidades que el sistema de pago diseñado por la compañía de la manzana. Y, además, la mayoría de los wallets desarrollados por los bancos españoles solo permiten pagar con el móvil a los usuarios de Android, afirman desde el comparador de bancos HelpMyCash.com.

Apple Pay acoge a los clientes del Santander y CaixaBank

Hasta ahora, los clientes de Banco Santander eran los únicos que podían disfrutar de Apple Pay en su iPhone. Sin embargo, la compañía ha ampliado sus fronteras y ha abierto las puertas de su selecto club a los clientes de CaixaBank e imaginBank, que desde mediados de octubre ya pueden pagar a través de Apple Pay con sus tarjetas Visa.

En palabras de Juan Alcaraz, director general de CaixaBank:

El lanzamiento de Apple Pay permite a nuestra entidad reforzar el liderazgo en banca electrónica y en banca móvil. Actualmente, CaixaBank cuenta con el mayor número de clientes que operan a través de su móvil en España. En este sentido, innovar en el diseño de nuevas soluciones digitales nos permite seguir creciendo, tanto en número de clientes y operaciones como en la experiencia de usuario y la calidad de servicio, el elemento clave en el modelo de negocio de CaixaBank.

De esta manera, Santander, imaginBank y CaixaBank son las tres únicas entidades, junto con Carrefour, que permiten asociar sus tarjetas a Apple Pay, aunque la lista podría aumentar antes de finalizar el año con la inclusión del banco alemán con aspiración paneuropea N26. Mientras, Samsung Pay va un paso por delante y admite a los clientes de seis bancos distintos (Santander, Openbank, CaixaBank, imaginBank, Abanca y Sabadell). Por su parte, Android Pay, que se lanzó en España este verano, solo admite las tarjetas de BBVA y las American Express.

Alternativas para los clientes de otros bancos

La mayoría de las entidades financieras han sacado sus propios wallets para pagar con el móvil. Eso sí, a diferencia de los sistemas de pago de Samsung y Apple, que permiten vincular las tarjetas de varios bancos distintos, estas wallets solo admiten los plásticos del propio banco, de manera que se tendrá que instalar una app distinta por cada entidad con la que se trabaje.

El problema es que la tecnología de estas aplicaciones está reservada para los clientes de Android en lo referido a pagar con el móvil. Los de Apple, a pesar de que ya han pasado diez años desde el lanzamiento del primer iPhone, siguen huérfanos de esta tecnología. Pero no está todo perdido para aquellos clientes que no puedan usar Apple Pay, hay una alternativa y se llama sticker.

Se trata de una pegatina que se engancha en el reverso del teléfono, una suerte de minitarjeta que mediante la tecnología contactless permite abonar las compras en comercios con aquellos terminales que no cuentan con la tecnología NFC o que no tienen el sistema operativo Android.

Es el caso de BBVA, Bankia, Banco Sabadell o Laboral Kutxa. Los cuatro permiten solicitar un sticker para convertir el iPhone en un medio de pago y poner fin a las diferencias entre los usuarios de Android y los de iOS. CaixaBank, aunque sí está disponible en Apple Pay, también ofrece la opción de solicitar un sticker a aquellos que prefieran usar CaixaBank Pay. De hecho, el banco de origen catalán va más allá y ofrece también pulseras contactless, de silicona y sumergibles, otra alternativa más para los clientes de iOS.

Por último, Ibercaja Pay, según anuncia la entidad zaragozana en su web, sí está disponible para usuarios de iPhone, así como para los de Android.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blog