BLOGS

Orgullo Mundial: Por los derechos LGTBI en todo el Mundo

28/06/2017 19:43 CEST | Actualizado 28/06/2017 19:43 CEST

EFE

40 años no es nada. Precisamente, hace 40 años transexuales, travestis, lesbianas, gais, bisexuales, peligrosos sociales según la ley, se manifestaban por las Ramblas de Barcelona reclamando libertad, igualdad, derecho a ser y a parecer. Gritaban sus derechos y corrían delante de los grises y sus porras.

Hoy, un suspiro después, en este mismo país se celebra el World Pride, el Orgullo Mundial. Porque Madrid, España, ha sido elegida como ciudad desde la que mandar ese mensaje que fue desparramado e intentado suprimir a golpes por las calles barcelonesas. Y no lo ha sido por casualidad, sino porque en España hemos pasado en muy poco tiempo de la represión legal, policial, social y familiar a estar a la cabeza de las sociedades más respetuosas con la diversidad sexual y de género. Podemos –y debemos- servir de ejemplo para todos esos países donde todavía se penalizan la homosexualidad, la bisexualidad y la transexualidad, aquellos donde las agresiones y los asesinatos están a la orden del día, aunque tengan leyes supuestamente igualitarias. Este World Pride tiene la responsabilidad y el compromiso de servir de altavoz a todas aquellas personas que no pueden alzar sus voces ni su orgullo.

El Orgullo siempre es reivindicación. La pura celebración de la diversidad es reivindicativa. La simple visibilización de nuestras personas lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, intersexuales, queer (cada cual que se autoidentifique como quiera) es política y combativa. Todavía hay quienes se escandalizan de que ocupemos espacios públicos. Todavía hay quien vive su identidad desde la vergüenza, el miedo o la ocultación. Mientras esto suceda, debemos seguir saliendo a gritar que el armario no es una forma de vida, es una esclavitud, una institución social que hay que desmontar. Eso lo hacemos desde el Orgullo y este año con una plataforma de lujo.

Cada año, al llegar el Orgullo, muchas y muchos jóvenes, y no tan jóvenes -la represión nos acompaña durante muchos años de vida-, encuentran en esta celebración de la diversidad la fuerza y la inspiración para darle una patada a su armario particular. ¿Puede haber algo más bonito y motivador que saber que tu propia presencia en la calle ayuda a otras personas a alcanzar el pedazo de felicidad a la que tiene derecho?

El Orgullo, y muy, muy especialmente este World Pride, es reivindicación festiva. Es fiesta reivindicativa. Lo personal se hace político y lo abiertamente político ocupa las calles.

Este año, además, homenajeamos a los miles de personas que han hecho posible este cambio, este camino de 40 años de transformación radical de nuestra sociedad, de nuestras propias vidas. El punto culminante del homenaje es la exposición Subversivas, que se puede ver en el espacio CentroCentro, del Ayuntamiento de Madrid. Pero su espíritu, su recuerdo y su homenaje van a recorrer todos y cada uno de los 300 actos culturales, de los 7 escenarios donde se van a desarrollar espectáculos, de la mayor manifestación que va a conocer España en muchos años...

Y como mejor reivindicación y homenaje tenemos esa proposición de Ley contra la discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género y características sexuales, y de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales que está registrada en el Congreso de los Diputados desde el 4 de mayo y que confiamos que inicie su tramitación precisamente en estas fechas.

El Orgullo, y muy, muy especialmente este World Pride, es reivindicación festiva. Es fiesta reivindicativa. Lo personal se hace político y lo abiertamente político ocupa las calles. La manifestación se abrirá con una pancarta que reivindicará "Por los derechos LGTBI en todo el mundo" y otra que exigirá la "Despatologización Trans, ¡Ya!". Detrás de ellas, otros cientos recorrerán desde Atocha hasta Colón el eje central de la capital de España para celebrar la diversidad, para reclamar un paso más hacia la igualdad real en España, una mayor implicación por el respeto a la vida y la igualdad legal en buena parte del planeta, en definitiva, un clamor por un mundo más digno, más libre, igualitario y fraternal.

Y quien tenga alguna duda de lo que es el Orgullo, que no espere a que se lo cuenten y venga a conocerlo, sumando su voz a la de este World Pride Madrid 2017 que va a ser, sin ninguna duda, histórico.

MÁS:Blogs