BLOGS

Sostenibilidad, más allá del presente: una visión de futuro

07/12/2017 08:49 CET | Actualizado 07/12/2017 08:49 CET
Getty Images/iStockphoto

Hoy día, es fácil oír hablar de sostenibilidad en cualquier ámbito. De hecho, la sostenibilidad ha pasado a formar parte de nuestro vocabulario cuando lo realmente importante es que forme parte de nuestras acciones. Por eso, resulta clave que el tejido empresarial tome conciencia de esta realidad y trabaje hoy para garantizar la mejora del mañana.

Y la mejor forma de trabajar en el presente para mejorar el futuro es, sin duda, conocer el pasado. Por eso, conviene echar la vista atrás hasta 1999 cuando en Davos, Koffi Annan pidió a los dirigentes empresariales que iniciarán un pacto mundial de valores y principios compartidos. Éste fue el germen para el desarrollo al año siguiente de los llamados 'Objetivos del Milenio', es decir, ocho propósitos de desarrollo humano en los que trabajar conjuntamente con los gobiernos, sociedad civil y otras organizaciones para que las organizaciones operaran de manera que, como mínimo, cumplieran con las responsabilidades fundamentales en las áreas de derechos humanos, condiciones laborales, medioambientales y anticorrupción.

Estos nuevos objetivos han permitido desarrollar nuevas áreas de acción (ciudades, tecnología, consumo...) y, sobre todo, han cambiado la forma en que las empresas acometen esta labor

Pasarían 15 años hasta que en 2015 se procedió a evaluar los logros de estos Objetivos del Milenio y decidió irse un paso más allá, aumentando estos ocho propósitos a un total de 17 para cumplir de cara al año 2030. La meta final no era otra que "erradicar la pobreza extrema, combatir la desigualdad y la injusticia y solucionar el cambio climático. En todos los países, para todas las personas".

Estos nuevos objetivos han permitido desarrollar nuevas áreas de acción (ciudades, tecnología, consumo...) y, sobre todo, han cambiado la forma en que las empresas acometen esta labor: ya no es suficiente con no cometer impactos negativos. Hoy las empresas deben trabajar para aportar impactos positivos.

Sin embargo, aunque aún nos encontramos al inicio de esos 15 años que se contemplaban para el desarrollo de estos nuevos objetivos, por el momento queda mucho por hacer para cumplir esta anhelada meta. Y aquí es donde las energías renovables van a ejercer el papel protagonista.

Apostar por renovables no es sólo apostar por el respeto al medio ambiente, sino que además es la fuente más barata, más competitiva

Frente a las tres dimensiones de trabajo identificadas por el World Energy Council –sostenibilidad ambiental, seguridad de suministro y equidad social en el acceso a la energía–, la contribución a las renovables será la clave del éxito, y el reto está claro: deberán representar más del 60% del suministro energético para el año 2030, porque apostar por renovables no es sólo apostar por el respeto al medio ambiente a la vez que se logra incrementar el nivel de independencia energética del país, sino que además es la fuente más barata, más competitiva.

Por este motivo, en EDP renováveis, y esperamos que sea algo que se generalice en otras compañías, la apuesta energética no se centra sólo en los Objetivos de Desarrollo Sostenible vinculados al negocio, como son el cambio climático y la energía asequible y limpia, sino que nuestro modelo de negocio aporta impactos positivos también en otros de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Así por ejemplo, somos un "actor social", contribuimos a hacer que las poblaciones cercanas a nuestros activos sean seguras, resilientes y sostenibles; damos especial atención a la conciliación y flexibilidad en la relación con todos nuestros empleados; trabajamos de forma activa para la prevención de incendios en aquellas zonas en las que operamos; y hemos anunciado recientemente un programa piloto para el reciclaje de las palas de los aerogeneradores una vez que están obsoletas, de forma que minimicemos la generación de residuos.

Estas y otras muchas iniciativas y programas constituye un plan ambicioso, ya que pensamos firmemente que lo que hagamos hoy, determinará el lugar en el que viviremos mañana.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs