BLOGS

Si tomas simvastatina para el colesterol, no comas pomelo

27/06/2014 07:07 CEST | Actualizado 26/08/2014 11:12 CEST

2014-06-23-PomeloFlickr.jpg

Las enfermedades del corazón son una de las más frecuentes en la población mundial, y la principal causa de mortalidad. La medicina ha avanzado muchísimo en este campo durante las últimas décadas en el diagnóstico y el tratamiento.

Algunos factores de riesgo a tener en cuenta para desarrollar una enfermedad cardíaca son ser hombre, tener una edad mayor de 45 años en hombres y mayor de 55 años en mujeres, estrés, presión arterial alta, colesterol alto, obesidad, diabetes mellitus, tabaco, y la historia familiar, donde juegan los factores genéticos.

Las personas mayores que tienen alguno de estos factores de riesgo generalmente toman algún medicamento, como por ejemplo, simvastatina. Este fármaco pertenece a un grupo denominado estatinas, y su función es disminuir la producción de colesterol, el cual se acumula con otras grasas en la pared de las arterias, y las obstruye causando este tipo de patologías.

Simvastatina asociado a una dieta y realizar ejercicio en forma periódica se indica con el objetivo de reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares como el infarto cardíaco, el accidente cerebrovascular (ACV), y otras complicaciones.

Se han identificado algunas variaciones (alteraciones/mutaciones) del gen SLCO1B1 que afectan su toxicidad. Las personas que toman este medicamento, y a su vez, tienen una variante de este gen, presentan un mayor riesgo para desarrollar una miopatía, una afección muscular que se caracteriza por fatiga, dolor, sensibilidad, debilidad y calambres. Esta alteración genética es muy frecuente, ya que puede estar presente hasta en un 15% de la población. En estas personas se recomienda disminuir la dosis máxima diaria o eventualmente utilizar un medicamento alternativo.

Un aspecto interesante, y a su vez curioso, es que las personas que están medicadas con simvastatina no pueden comer pomelo, tomar jugo o consumir productos elaborados con esa fruta, ya que aumenta su toxicidad como los problemas musculares, pero también dolor en las articulaciones, y falla renal, entre otros efectos adversos.

El pomelo contiene sustancias que inhiben el sistema citocromo P450, el sistema de metabolización de medicamentos que se encuentra en el hígado, el laboratorio del cuerpo. Esta fruta ralentiza la metabolización (procesamiento) de este medicamento, y de esta manera, aumentan los niveles de este fármaco en sangre por un mayor período de tiempo, y como resultado, aumenta su toxicidad.

Por lo tanto, es importante saber que si una persona está tomando simvastatina para disminuir el colesterol, pero a su vez, está realizando una dieta sana y equilibrada complementaria para el tratamiento de las enfermedades cardíacas, no debe incluir el pomelo, ya que en este caso, el remedio puede ser peor que la enfermedad.

NOTICIA PATROCINADA