BLOGS

Las azafatas más divertidas del aire

05/05/2015 07:09 CEST | Actualizado 04/05/2016 11:12 CEST

Azafatas, sobrecargos, capitanes, comandantes, pilotos... todos ellos pasan largas jornadas juntos encerrados en un avión con gente anónima a la que atender. Como no lo hagan ameno, a veces puede hacerse muy aburrido.

Esto es una muestra de lo que son capaces cuando estos profesionales se ponen manos a la obra con el humor para hacerle a los viajeros pasar un rato inolvidable. Y algunos demuestran grandes habilidades en el escenario sacando unas carcajadas a los espectadores.

Youtube está repleto de vídeos de personal de cabina y pilotos que practican el humor en su trabajo, lo cual es un indicador de que les gusta lo que hacen. Encontramos a la azafata que lanza una advertencia muy útil a los pasajeros antes de que dejen la aeronave con un "antes de salir comprueben que tienen todas sus pertenencias y problemas personales que trajeron a bordo". También está el que se anima a echarse un rap, a cantarse unos villancicos o este, muy divertido, una mezcla de mimo y policía bailarín que en la Gran Vía se sacaría una buena propina.

El repertorio da hasta para un azafato, de profesión frustrada actor, que debería reconsiderar su profesión porque no se le da nada mal su cara a cara con la máscara de oxígeno.

¿Y cómo iba a faltar el azafato de las propuestas matrimoniales? Basta con escucharle su "marry one of us and you will fly free" ("cásense con uno de nosotros y volarán gratis") para ver cómo se las ingenian para ligar en el trabajo. Y es que de un avión puede salir un matrimonio. O dos.

Pero quizás el piloto más cachondo que uno se haya encontrado en un vuelo es este que se hace pasar por Luke Skywalker. Su intención es presentar a los mejores azafatos, pero desgraciadamente, van en otro vuelo a la una con destino a Los Ángeles, así que en el suyo le acompañan RD2D, CRPO y Yoda.

Medidas de seguridad retocadas

Una azafata de la famosa Southwest Airlines -por sus chistes- le da un giro a las aburridas aunque necesarias medidas de seguridad antes de poner rumbo a Salt Lake City. Y tiene mérito, porque consigue los aplausos y risas de todos los pasajeros mientras invita a los fumadores a salir de la nube, pidiendo perdón a aquellos que viajaban con niños pequeños y animando a todos los pasajeros a poner buenas caras al personal de cabina.

Pero el sello de azafata animadora lo pone esta empleada de la línea Delta Airlines, que en un jet con dirección a Cincinatti se plantó un speech de película que soy incapaz de traducir, pero merece la pena verlo.

La azafata 10 de Delta

2015-03-18-1426694986-6562697-Heidi.jpg

Es momento de contar una experiencia personal con una azafata de Delta. Una mujer simpática que nada más entrar en el avión que hacía la ruta Madrid-Nueva York se quedó mirando mi billete y el de un amigo y nos dijo sonriente que nos haría una visita. Atónitos, nos vimos ya como dos tonticos por las nubes. Y así fue, las ocho horas y media de vuelo se pasaron en un abrir y cerrar de ojos gracias a las muecas y saluditos que nos hacía Heidi (así se llamaba), desde el otro lado del pasillo. Como es lógico, el resto de pasajeros de la parte trasera del avión no sabía de qué iba la película. A nosotros también nos costó entenderlo.

El tiempo dio tanto de sí que tuvimos tiempo incluso a hacerle una sesión de fotos y un retrato a mano alzada que le regalamos a cambio de su número de teléfono. Lástima que siguió camino a San Diego. Si se llega a quedar en Nueva York todavía nos estaba vacilando. Palabrita del Niño Jesús.

Por cierto, no me gustaría acabar sin antes mandar un saludo a la azafata Blanca Coca, amiga de una buena amiga mía, que cada vez que pronuncian su nombre en un avión hay risitas y cuchicheos como hacíamos con los amigos en el cole. Divirtámonos.