Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

José Luis Serrano Headshot

¿Qué probabilidades tiene España de ganar Eurovisión en 2016?

Publicado: Actualizado:
Imprimir
EFE
EFE

Eurovisión es ese festival que no ve nadie pero que tiene unos índices de audiencia espectaculares. Básicamente, es lo contrario que los documentales de La 2. Y es, además, el festival que siempre ganan otros.

¿Por qué siempre, o casi siempre, ganan otros? Pues miren: si pensamos que en esta edición participan 42 países (tras la expulsión de Rumanía), la probabilidad de que gane España es uno dividido entre cuarenta y dos (aproximadamente, un 2,4%), frente a la probabilidad de que ganen otros (un 97,6%). Vamos, que si tuviera usted que apostar, apueste por que ganará otro (espere en cualquier caso a llegar al final del artículo).

Yo soy demasiado pequeño para recordar los triunfos de Massiel o Salomé, así que mi experiencia vital me indica que esto parece acercarse a la realidad. Aunque esto no es exactamente así, claro. España pasa directamente a la final, por lo que tiene que medirse con 25 países en vez de con 42. Las cosas no mejoran de manera espectacular tampoco: 3,8%, frente al 96,2%.

También es Eurovisión ese festival conocido porque siempre ganan los Países del Este. ¿Qué son los Países del Este, te pregunto mientras fijas tu pupila en mi pupila geográfica? País del Este es todo aquel que me suene que está al este. Es decir, así, al tuntún, todos menos Portugal, Francia, Irlanda y Reino Unido (Reino Unido es Inglaterra, no se me líen). Hay un 88% de probabilidades de que gane un País del Este. La prueba la vemos en los últimos años: Suecia, Dinamarca, Austria, Alemania, Noruega, Azerbaiyán (vaya, este sí que parece del este de verdad, incluso acaba en "an").

Este año, además, participa un país que está muy, muy al este. Tan al este, que casi está en el oeste. Tan al este, que casi está boca abajo. Lo que oyen: Australia. Y no es la primera vez. ¿Y estando tan lejos y tan al este, le votaremos? ¿Qué hace en este festival? ¡Cualquier día participará Marruecos, China o incluso Israel! (Ay, no, que Israel ya está, y Marruecos ya lo hizo en 1980). Pues miren: porque Australia está lejos pero los australianos parecen gente normal. Si hubiera un atentado allí, todos nos pondríamos a decir "je suis" como si hubiéramos nacido en la Rive Gauche misma. Son como nosotros.

Tenemos, además, dos fuertes competidoras: Rusia y Francia, pero las razones de su éxito tienen más que ver con el cuelga-cuelga que con criterios musicales.

Pero no se asusten ustedes, todo esto no es así. Porque es un festival de canciones, y los sucesos no son equiprobables. Por ejemplo: Portugal y Polonia nunca ganan. Algo que no entiendo en el caso del primero y que comprendo perfectamente en el caso del segundo. Podemos eliminarlos directamente. ¡Pero es que resulta que Portugal no participa este año! (Doble disgusto porque, además, no nos votará). Y es que esa es otra. El resto de países que no son España, esos 41 países que son otros que no somos nosotros, se votan entre ellos. Una vergüenza, vamos: el 97,6% de países que son otros se votan entre ellos.

Una cosa sí les digo: este año, la canción de España me encanta. Y no sólo me encanta, sino que es la que más me gusta de las 42. Y ella canta muy bien, tiene buena imagen y se viene arriba en directo. Y no me suele pasar eso. En los últimos años, salvo algún compiyogui, todo ha sido básicamente merde. Es más, en mis 48 años de vida (el primer recuerdo eurovisivo que tengo fue con ABBA, en cualquier caso), creo que es la primera vez que me pasa desde 1975, con Tú volverás (lamentablemente, no tengo recuerdos del Eres tú de 1973).

Y suelo acertar el ganador una vez cada dos años más o menos, 50% de probabilidades. La cosa mejora. De lo que no me fío es de la coreografía y puesta en escena, me da miedo, incluso. Tenemos, además, dos fuertes competidoras: Rusia y Francia, pero las razones de su éxito tienen más que ver con el cuelga-cuelga que con criterios musicales. Lo de Francia no lo veo. Pero lo de Rusia me lo huelo, porque esa canción ya ganó el año pasado. Veremos cómo gestionan la organización del festival en un país en el que está prohibida la "propaganda homosexual".

Al final, llevaba razón mi padre: la probabilidad de cualquier cosa es del 50%; que pase o que no pase. Que salga un cinco en el dado o que no salga. Que te toque la lotería o que no te toque. Que te mueras o que no te mueras. Que gane España o que no gane. El 50%. Suerte a Barei, y gracias por devolvernos la ilusión.