BLOGS

Se alza el telón: corrientes de teatro contemporáneo

11/09/2015 07:24 CEST | Actualizado 11/09/2016 11:12 CEST

En el mes de septiembre ocurren ineludiblemente varias cosas: los días son más cortos, los nenes vuelven al cole y se alza el telón en la temporada teatral. Por estas fechas, las grandes compañías de teatro institucional comienzan a mostrar su programación en los pases para gráficos, se multiplican las ruedas de prensa, se vuelve al dicho de la crisis del teatro, etc. ¿Qué nos depara la nueva temporada?

La Compañía Nacional de Teatro Clásico presentó el miércoles 9 la temporada que cuenta con el aliciente de la tan deseada reapertura del Teatro de la Comedia, uno de los teatros clásicos de Madrid y sede de muchos años dorados de la Compañía. La primera obra será El alcalde de Zalamea, de Calderón de la Barca. Helena Pimenta dirige la obra sobre una adaptación del texto elaborada por Álvaro Tato. Quizá la gran novedad de teatro clásico sea que han ampliado el corpus de autores hasta incluir, más allá de Calderón de la Barca, Lope de Vega, Miguel de Cervantes o Tirso de Molina, el francés de Charles Perrault y Alfred de Musset y el inglés de William Shakespeare. En la decisión se puede entrever tanto la oportunidad (2016 es el cuarto centenario de su muerte) como la querencia de Pimenta por el Bardo de Stratford (recordemos aquel fantástico Coriolano que montó con su compañía Ür en la Plaza Mayor de Salamanca.

2015-09-10-1441894378-4393812-Fuentecentrodramticonacional1.jpg

Imagen del Centro Dramático Nacional

El Centro Dramático Nacional está todavía recuperándose de la maratón de Rodrigo García que tuvieron en junio, en la que combinaron la miel y el fuego de http://cdn.mcu.es/espectaculo/arrojad-mis-cenizas-sobre-mickey-el-lugar-sin-limites/, el sacrificio de Accidens y el proceso de censura que sufrió la obra tras la queja de asociaciones en defensa de los animales. Tras la jupa de teatro posdramático, vuelven al teatro de palabras con unas puestas en escena de Reikiavik de Juan Mayorga, obra sobre el ajedrez y la Guerra Fría hasta el 1 de noviembre, y en el María Guerrero se atreven hasta con un Arniches: Los caciques.

Mientras tanto, en el Teatro de la Abadía vuelven a meterse en harina con clásicos grecolatinos (la Medea de Andrés Lima y el Edipo rey de Alberto Sanzol) antes de reiniciarse con Liberto de Gemma Brió y El público de García Lorca.

2015-09-10-1441894627-3533940-CartelTeatrocontemporneo1.jpgEn términos académicos, podemos destacar el Curso de especialista en Teatro contemporáneo: Teoría y práctica que acaba de lanzar la Complutense y que se inicia el 19 de octubre. El curso se centra en las corrientes teatrales de la actualidad tanto desde un marco teórico como de uno práctico, y en corrientes contemporáneas en cuanto a la creación, puesta en escena, dramaturgia, adaptación, crítica y teoría teatral, formación actoral, traducción y edición de textos dramáticos. Pensado para cumplimentarse en un año académico y con un horario compatible con el laboral, el título cuenta con dramaturgos de la talla de José Luis Alonso de Santos, José Ramón Fernández, José Sanchis Sinisterra, Margarita Piñero, Laila Ripoll, Pablo Messiez; directores como Eduardo Vasco, Álvaro Tato, José Carlos Plaza o Jaime Chávarri; actores como Ernesto Arias, Mariano Gracia, Pepa Pedroche o Alberto San Juan; especialistas en técnica vocal como Vicente Fuentes o Begoña Frutos; escenógrafos como José Luis Raymond, músicos como Alicia Lázaro, y catedráticos y profesores de la UCM, la UNED y la RESAD como Cristina Bravo Rozas, Concha Doñaque, Xavier Chavarría, Sol Garre, Arno Gimber, Javier Huerta Calvo, Cristina Peregrina, David Puig, José Romera Castillo y aquí, su seguro servidor.

En septiembre, los días son más cortos: aprovechemos la noche para ver más teatro.

Continuará...