BLOGS

9 cualidades de las mujeres que confían en sí mismas

08/10/2014 07:27 CEST | Actualizado 08/12/2014 11:12 CET

1. Reconocen sus puntos débiles

Nadie es perfecto. Aunque estamos más que acostumbrados a escuchar este dicho, muchas no somos capaces de asimilarlo.

Las mujeres con autoestima no sólo admiten sus imperfecciones, sino que además las celebran. Saben cuáles son sus puntos fuertes, qué es lo que pueden mejorar y cuándo deben irse de donde están y dejar que otros tomen el timón. Intentar ser perfecto en todo resulta ineficiente, y las mujeres que confían en sí mismas no tienen tiempo para ello. Se quieren por quienes son, y por quienes no son.

2. Saben decir que no

Hay gente que piensa que la negativa es algo maleducado, pero en realidad es una actitud muy respetuosa. Las mujeres que confían en sí mismas no se comprometen en exceso y no hacen falsas promesas. Simplemente, dicen que no. ¿Por qué? Porque prefieren decir la verdad y declinar una propuesta antes que decir una mentira piadosa y arrepentirse después. Como he dicho antes, no tienen tiempo para todo. Nadie lo tiene. La diferencia es que el agobio no entra dentro de sus planes, así que se aseguran de comprometerse a hacer lo que les gusta de verdad en vez de llenar su agenda de cosas mínimas para agradar a otras personas. Bomba de sinceridad.

Eso sí, las mujeres con autoestima que responden a las propuestas, porque, en fin, no hacerlo sería maleducado.

3. Escuchan

Aunque estas mujeres confían en su propio criterio, también saben escuchar las opiniones de los demás. Eso no quiere decir que siempre les guste lo que escuchan, pero no van a montar una pataleta porque a su jefe no le guste el PowerPoint que han hecho. Comprenden que las críticas tienen que aceptarse como algo constructivo, y que escuchar las respuestas de los demás es una buena forma para resolver los problemas.

Para resumirlo en modo Twitter: Escuchar > Hablar #salvada

4. No se conforman

Las mujeres que confían en sí mismas no se limitan a hablar, escuchar, hacer o convertirse en algo en lo que no creen, porque no son ovejas de un rebaño. Abandonaron su deseo de tener un Tamagotchi en el momento en que se dieron cuenta de que suponía hacerse amigas de un aparatito quejica. Las mujeres confiadas no se fijan en los demás para descubrir lo que les hace felices; son lo suficiente valientes como para ir más allá.

Aplausos.

5. Están abiertas al amor

Independientemente de lo brutal o lo vergonzoso que pueda ser su pasado, la oportunidad de encontrar el amor siempre está sobre la mesa. Una relación fallida es una oportunidad más. Estas mujeres piensan en por qué no funcionó (él era un estúpido), se esfuerzan por mejorar sus actitudes desfavorables (quizás le dije demasiadas veces que era un estúpido) y luego buscan un compañero más compatible (alguien que no sea estúpido).

Estaba bromeando... Ja, ja.

Bromas aparte, las mujeres confiadas no dejan que su pasado las atrape. Saben que se merecen una gran relación, lo suficientemente fuerte como para sobrevivir si al final no funciona, y lo suficientemente fabulosa como para soportar lo malo.

6. Piden ayuda

Algo muy importante. Estas mujeres saben que intentar hacer todo solas es virtualmente imposible. Las mujeres con autoestima no se sienten amenazas o denigradas por pedir ayuda a expertos. Al igual que un consejero delegado tiene un equipo completo para ayudarle con las funciones diarias, las mujeres que confían en sí mismas tienen un grupo de apoyo dispuesto a actuar.

Pero también tienen la capacidad de chismorrear con otras personas y de contarles sus historietas y anécdotas épicas.

Suena intenso, ¿eh? Bueno, mejor contárselo a alguien que sepa del tema, y no a tu compañero de trabajo...

7. Poseen sus propios sentimientos

Sea cual sea la circunstancia, una mujer que confía en sí misma lucha por entender sus emociones y se hace cargo de ellas. No esconden sus celos, dejan que salgan a la luz.

Una mujer con autoestima aprovecha la oportunidad para expresarse sin culpar a los demás y se asegura de que la entiendan. Después, devuelve el favor escuchando a la otra parte. Entonces, coge la bicicleta, se va a ver la puesta de sol con un amigo y se come un helado porque, en ese caso, todo vale.

8. Liberan su culpa

Se supone que la culpa es una emoción pasajera. Nos empuja a entender nuestras acciones, a corregir el error y a pedir perdón. Así es. La culpa no está para hacer tambalear nuestros sentimientos. Las mujeres confiadas escuchan su culpa, se imaginan cómo revertir el error y se liberan. ¡Gracias!

9. Apoyan a los demás

A las mujeres con confianza en sí mismas les encanta ver que sus amigos remontan. Apoyar y celebrar las relaciones y los éxitos de los demás no afecta negativamente a ninguno de nuestros logros, sino que los resalta.

Quizás alguna vez te han acusado de cómplice. Probablemente tu madre te lo dijo un par de veces en el instituto, pequeña granuja. Aprende a sacar los beneficios que eso tiene. Tu madre se sentirá orgullosa.

¿Quieres tener más confianza en ti misma?

Piensa que la confianza puede crecer. ¿Te acuerdas del punto 6? Bien. Esa es la clave para ser mejor. En cualquier caso, si necesitas más información, siempre puedes pasarte por aquí y echar un vistazo.

Si quieres ver el artículo original, pincha aquí.

Traducción de Marina Velasco Serrano