Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

Khwaja Khusro Tariq Headshot

La victoria de la víbora

Publicado: Actualizado:
DONALD TRUMP
Mike Segar / Reuters
Imprimir

Donald Trump ha dicho que los mexicanos son asesinos y violadores. Donald Trump ha llamado "gordas" y "feas" a varias mujeres y ha insinuado que la periodista Megan Kelly estaba irritable porque tenía la regla. Donald Trump ha insultado a los padres de un soldado estadounidense musulmán fallecido al que le habían concedido la Estrella de Bronce. Donald Trump se ha burlado de un periodista con una discapacidad congénita al imitarle colocando los brazos como él. En repetidas ocasiones, Donald Trump ha mentido y ha citado estadísticas completamente erróneas. Donald Trump ha difamado sin reparos a los refugiados sirios y somalíes. Donald Trump ha afirmado que prohibiría que los musulmanes emigraran a Estados Unidos. Donald Trump no tenía ningún programa de política exterior, de economía o de cambio climático. De hecho, Donald Trump cree que el cambio climático no es ningún problema.

Donald Trump va a ser el presidente electo número 45 de los Estados Unidos de América.

Habrá mucho debate sobre cómo ha llegado a esa posición. Se analizarán a fondo las causas del auge de Trump. Se realizarán muchos ejercicios intelectuales para dar a esta desgracia nacional un rayo de esperanza, algo de respeto.

Pero no os creáis nada. Es un completo desastre político y ético. No os creáis nada de lo que digan sobre que las desgracias de la marginada clase trabajadora han hecho que quieran elegir a una "persona ajena" para "hacer borrón y cuenta nueva".

Porque no es el resultado de "ignorar a los votantes blancos de clase trabajadora". No se les ha ignorado o marginado más que a cualquier otra minoría estadounidense. No es una respuesta a la corrupción o a la injusticia económica. Uno no vota a un magnate que ha ganado millones evadiendo impuestos y aprovechándose de los privilegios de las empresas que mantienen el statu quo sólo para responder. No es el resultado de la aventura militar. Prácticamente todas las guerras en las que Estados Unidos ha participado han recibido un apoyo popular inicialmente. Es la victoria de la demagogia. Es la conclusión lógica de una prensa que ha vendido el miedo y que ha divulgado la desinformación durante 15 años. Es la culminación de una agenda republicana que lleva propagando el miedo y la intolerancia desde mucho antes de la llegada de Trump. No es un anhelo por el cambio, es la posesión del demonio del odio.

No os creáis nada de lo que digan sobre que las desgracias de la marginada clase trabajadora han hecho que quieran elegir a una "persona ajena" para "hacer borrón y cuenta nueva".

Miedo, odio y sueños de gloria: aparentemente esa es toda la estrategia que se necesita para enardecer los ánimos de la mitad de los estadounidenses. Selecciona a unos pocos exogrupos y di que son un peligro real. Rememora un pasado místico lleno de riqueza, gloria y pureza moral. Miente a los pobres y diles que tendrán mucho trabajo y que prosperarán como nunca lo han hecho. Eso es lo único que ha hecho Trump y eso ha sido todo lo que ha necesitado para ganar.

Esta es otra lección de historia y de psicología humana de la que el mundo se negará a aprender. No somos, ni seremos, seres racionales. Nos motivan los sentimientos, las emociones, los instintos y los impulsos. Hay que llamar nuestra atención e influenciar nuestras decisiones, hay que recurrir a las emociones.

La víbora siempre ha esperado pacientemente, escondida debajo de su camuflaje. Lo único que necesita es a Fox News y a Trump para sacar la lengua bífida, los colmillos y el veneno.

Está claro qué es lo que hay que hacer ahora. Los progresistas tienen que pasarse los próximos cuatro años unificando y desarrollando un liderazgo político. Las minorías tienen que luchar juntas y reconocer que hacer frente a la discriminación ya no es una opción: es una necesidad. Sólo juntos nos podemos enfrentar a la intolerancia. Y habrá mucha intolerancia, de eso no cabe la menor duda.

Esta gran nación ha sobrevivido a muchas cosas. También sobrevivirá al ansia de poder y a la falta de cortesía de Donald Trump.

Este post fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Irene de Andrés Armenteros.