BLOGS

Extractos exclusivos del Manifiesto FEMEN a punto de publicarse

11/03/2015 07:42 CET | Actualizado 10/05/2015 11:12 CEST

Para aquellos enemigos de la democracia y de la libertad, para los que han intentado tergiversar nuestra ideología. Para los que han querido apropiarse de nuestros méritos, o simplemente para esos que no han entendido bien, traemos la respuesta por medio de un documento de referencia.

A través del desarrollo de FEMEN como movimiento internacional después de tres años desde su nacimiento en Ucrania, y de perfeccionar nuestra táctica a lo largo de siete años, la necesidad de dejar por escrito la teoría de FEMEN ha aparecido. Al menos una primera versión.

Este texto constituye una respuesta política, pero a la vez una fuente ideológica y un manual de instrucciones para aquellas que se sientan activistas de FEMEN en potencia. Este manifiesto permitirá a los simpatizantes y a los escépticos comprender mejor nuestros objetivos. Podrá convertirse en la anti-Biblia en la mesilla de noche de todas las revolucionarias feministas a lo largo y ancho del mundo listas para unirse a esta lucha. Una verdadera declaración de intenciones, donde las palabras buscan reforzar las imágenes que nos han dado a conocer.

La historia, las motivaciones, las convicciones, el modo de acción, el sextremismo, los eslóganes y las metas principales... Activistas de FEMEN varios países, incluido España, describen y analizan en este libro las diferentes facetas de nuestro combate. Las ideas que hemos llevado y seguiremos llevando con orgullo a pesar de las detenciones, las amenazas, los obstáculos, las dificultades personales, la violencia de ciertos regímenes y las agresiones por parte de extremistas. Las mismas que han hecho que otros compañeros cayeran en el camino de su defensa, y por las que aún nosotras seguimos arriesgando nuestras vidas.

Porque si creemos en el poder de la acción directa y frontal -a veces espontánea- en la calle, colectiva y, en cierta manera, imprudente, es debido a que estamos totalmente inspiradas por una ideología constante e incorruptible. La misma que ahora se podrá leer en este manifiesto.

Porque hoy, más que nunca, la libertad de expresión debe vivir y permanecer. Porque nuestras voces han de resonar mucho más alto que sus kalashnikovs. Porque si hay algo peor que aquellos que gritan su fundamentalismo son aquellos que ocultan la libertad de pensamiento.

Este manifiesto es una afirmación: somos resistencia.

Extractos del manifiesto:

A todas nuestras hermanas en la lucha,

a la nueva generación de mujeres a las que les toca el turno de combatir por no sentir nunca más vergüenza del sexo que tienen entre sus piernas y vivir en un mundo de justicia e igualdad.

A todas las heroínas anónimas a lo largo del mundo, aquellas que se levantan contra la violencia, la desigualdad, la opresión, la humillación y la injusticia.

A aquellas que resisten por medio del rechazo, del grito, de la imagen, de la palabra o del gesto.

A todas las mujeres que levantan la cabeza, destapan su pecho y alzan el puño.

A todas nosotras, orgullosas, valientes y victoriosas.

---------------

Las mujeres no necesitan reformas, necesitan una revolución. Un sistema corrupto no se reforma, se destruye.

El patriarcado que controla nuestras carnes y oprime nuestros espíritus se enfrenta de ahora en adelante a nuestros cuerpos desnudos y combativos como medio para llevar a cabo su destrucción. En su seno, un nuevo enemigo ha nacido, su nombre es FEMEN.

------------

De la conciencia política nace el compromiso, del compromiso nace la acción y de la acción la revolución.

La ideología de FEMEN es un absoluto, la búsqueda de una sociedad ideal donde la concepción binaria de género entorno a los seres humanos será suprimida, y donde cada individuo se reconocerá como igual al otro.

Buscamos traspasar las problemáticas individuales, las barreras culturales, políticas, nacionales y religiosas. Buscamos emancipar a las mujeres y a los hombres de los roles de género que la sociedad impone. Nuestras demandas se rigen única y exclusivamente por un principio: la igualdad. Proclamamos así la indivisibilidad de la humanidad.

FEMEN es un movimiento feminista así como humanista que se inscribe dentro de la lucha contra la explotación de un grupo concreto por otro. Desde que se acuerdan y legitiman las relaciones de poder, se instaura una fuerza violenta donde se halla el origen de las desigualdades más intolerables.

Por ello, planteamos la liberación de las mujeres como el centro de nuestro compromiso, pero igualmente la lucha contra el racismo, la homofobia, la ultra-derecha, el fascismo, y el integrismo religioso, con el fin de continuar nuestro camino en el devenir de esta utopía. Nos declaramos en lucha contra cualquier forma de dominación como condición sine qua non a toda posibilidad de existencia de un sistema igualitario.

------------

Ahí donde comienza la religión, se paraliza el feminismo. FEMEN no establece ninguna diferencia entre las religiones que sólo se diferencian por el nombre de sus divinidades, por sus representaciones, lugares sagrados, rituales o instituciones. Las tomamos por aquello que las hace comunes: el principio de sumisión a un dogma. Refutamos la existencia de todo sistema erigido en base a preceptos de dominación sobre el individuo o de un grupo de individuos sobre otro. El combate de FEMEN no puede darse por satisfecho en sus consideraciones consensuales sobre las instituciones religiosas. Lejos de atacar a la preciosa libertad de pensamiento, que nosotras defendemos en cualquier rincón con vigor, nos enfrentamos a las religiones en tanto que constituyen sistemáticamente modelos de sociedades competitivas y antidemocráticas, donde la jerarquía y la obediencia absoluta son palabras mayores.

-------------

El conjunto de sistemas de producción que hacen posible la mercantilización del cuerpo de las mujeres y la comercialización de su sexualidad que tiene como mercado principal a los hombres supone uno de los principales frentes de lucha de FEMEN. Asociamos la industria del sexo con cualquier actividad comercial donde la mujer, desposeída de su cualidad de ser humano, libre e independiente, es reducida a un cuerpo, un envoltorio material donde la imagen empleada para satisfacer es una visión de la sexualidad dominada por los hombres. A través de la prostitución, la maternidad subrogada, la pornografía mainstream y la publicidad, la mujer se compra y vende, se importa y exporta de un país a otro y se convierte en un bien de consumo de escala mundial.

---------------

Las dictaduras se caracterizan por una organización jerárquica vertical, autoritaria y violenta de la sociedad. Fundadas sobre un acuerdo de fuerza donde unos dominan y otros son dominados. Enraizadas en la idea de una potencia política que proviene de la ideología patriarcal. Más allá de la represión y la negación global de las libertades individuales, el Estado autoritario se apoya sobre la dominación económica y social de la figura del Padre (patriarca). La supremacía del jefe o de los jefes del Estado se prolonga hasta la familia y la intimidad. Manteniendo a las mujeres dentro de la dependencia económica, que controla sus cuerpos y su sexualidad, así como la sustitución de la educación por la propaganda son algunas de las herramientas ideológicas y políticas empleadas por los regímenes autoritarios con el fin de garantizar su estabilidad. Es por ello que la ideología patriarcal y las dictaduras se completan y se alimentan bidireccionalmente encarnando el mayor enemigo del feminismo.

------------

Si la historia del mundo se hace gracias a las grandes revoluciones, democráticas, sociales, y sexuales, ¿no podemos entonces pensar que merecemos legítimamente nuestra propia revolución feminista? Será esta la que pondrá fin a la más antigua y asesina de las opresiones, aquella que el sistema patriarcal ejerce sobre las mujeres.

Esta revolución arrojará luz sobre el mayor genocidio cometido a lo largo de la historia de la humanidad y destruirá la maquina infernal que asesina mujeres por el hecho de serlo.

Vosotras, aquellas que sois mujeres, uníos, revolveos, sed responsables de vuestra condición y de la condición de vuestras iguales, de la condición de la que tenéis a vuestro lado.

Nosotras somos la mitad de la humanidad, tenemos un cuarto y morimos el doble. Pero somos una fuerza temible, nuestra unión puede cambiarlo todo. Somos valientes, fuertes, perseverantes, y determinadas, listas para luchar en cualquier momento. Estemos preparadas para no sufrir más por lo que somos, pero sí a sufrir por lo que queremos.

Tomemos ahora nuestra responsabilidad.

Combatamos,

no admitimos más,

ya no tenemos miedo,

¡Sublevémonos!

El manifiesto que saldrá el 20 de marzo

2015-03-10-1426001320-8818450-201503101425994199127641811024682_882153991827892_5815790295196647703_othumb.jpg