BLOGS

La fiesta del fútbol corona a Cristiano

13/01/2014 22:42 CET | Actualizado 15/03/2014 10:12 CET

El fútbol celebra su fiesta anual en Zúrich. La ceremonia de entrega del Ballon d'Or, que reconoce a las personalidades más destacadas del fútbol a lo largo de 2013, es el acto deportivo del talento futbolístico por excelencia. Un acto que, a juzgar por los nominados a las diferentes categorías, vuelve a coronar a la liga española como la mejor del mundo, y a Real Madrid C.F. y F.C. Barcelona como los mejores equipos sobre la Tierra.

El duelo Messi - Cristiano, tantas veces repetido sobre el césped, ha vuelto a vivirse sobre el escenario del Kongresshaus suizo. Si el argentino se ha alzado con el premio en las últimas cuatro ocasiones, esta vez todo apuntaba a que sería el delantero madridista quien se hiciera con el trofeo, sin menoscabo de los méritos del tercer contendiente, Frank Ribéry, que ha liderado a un Bayern de Múnich que este año lo ha ganado todo. Junto con Benzema, son el alma de la actual selección nacional francesa, y como tales les veremos en Brasil en apenas medio año para disputar la copa del mundo.

El programa de actos comenzaba en Zúrich a primera hora de la tarde, con una rueda de prensa de las candidatas a mejor jugadora del año (Nadine Angerer, Marta y Abby Wambach, jugadoras de Alemania, Brasil y Estados Unidos, respectivamente) y mejor entrenador del mundo de fútbol femenino (Ralf Kellermann, Silvia Neid y Pia Sundhage), que rememoraban sus mejores experiencias del pasado mundial y ofrecían consejos a las adolescentes que se plantean ser jugadoras de fútbol. A todos ellos se les trasladaron las preguntas propuestas por los fans a través de las redes sociales. Uno de los periodistas de la sala, de Sâo Paulo, le preguntaba a Marta, candidata brasileña a mejor jugadora del mundo, por la próxima celebración de la Copa del Mundo en su país, y la polémica que la envuelve. Ella contestaba que este tipo de celebraciones siempre está rodeada de circunstancias positivas y negativas, pero que el precedente del año pasado, con la celebración de la Copa Confederaciones, augura un mundial tranquilo.

A continuación, la FIFA ofrecía una breve presentación de la Copa del Mundo que se jugará en Brasil en junio y julio de 2014, con una simulación virtual del posible encuentro Brasil - Francia. Sin embargo, todos en la sala aguardaban el momento de reunir en el escenario a los tres protagonistas del día: Cristiano, Messi y Ribéry.

El retraso de la llegada de la expedición blaugrana a la ciudad impedía que la rueda de prensa comenzara con puntualidad suiza. La expectación era máxima por ver a los tres mejores jugadores del mundo juntos.

Abrían la rueda de prensa Jupp Heynckes, que lo ha ganado todo esta temporada liderando al Bayern de Múnich, y Jürgen Klopp, que ha hecho un trabajo fantástico con el Borussia Dortmund. En el estrado únicamente faltaba el otro candidato a mejor entrenador de 2013, sir Alex Ferguson. A continuación, Ronaldo, Messi y Ribéry, en estricto orden alfabético, hacían lo propio, mientras un vídeo elaborado por la FIFA recordaba sus credenciales como merecedores del gran trofeo. El presentador explicaba detalladamente las normas de votación a los candidatos, y enseguida comenzaba la rueda de prensa. Se les pedía a los entrenadores que hicieran una valoración del año anterior, y al contrario, a los jugadores, que pronosticaran el mundial 2014 y cómo se quieren ver ellos allí.

Como era de esperar, a Cristiano Ronaldo le preguntan por el fallecido Eusebio. Dice que fue un mito al que tuvo el privilegio de conocer en la selección portuguesa y recibir sus consejos. Destaca, entristecido por su pérdida, la pasión que sentía por el fútbol.

A Messi le piden consejo para los futbolistas que están empezando. El argentino insiste en que han de pelear por sus sueños con esfuerzo y sacrificio, y luchar hasta el final.

Finalmente, Ribéry hace balance de 2013, con los triunfos conseguidos en su equipo, el Bayern de Múnich, y el gran sufrimiento de la selección francesa para clasificarse para el mundial de Brasil.

La presencia de los tres candidatos en la sala era sin duda uno de los momentos mágicos del día. En el caso de Messi, se trata de la séptima vez que opta al galardón. En otras palabras: desde los 19 años, Leo está, año sí año también, entre los mejores del mundo. Sin embargo, él no mira hacia atrás, sino que piensa en los retos que tiene por delante, especialmente con la selección argentina, con la vista puesta en el mundial.

Sus intervenciones eran el preámbulo de la ceremonia posterior, que desde las cinco de la tarde, acaparaba todas las miradas desde su alfombra roja.

A pesar de que la entrega del balón de oro es la perla de la ceremonia, lo cierto es que son varios los premios que se concitan en esta gala: el premio al juego limpio, el premio Puskás al mejor gol (con los candidatos Ibrahimovic, Matic y Neymar) o un premio especial para Pelé, que en su época no pudo optar al premio por estar restringido a futbolistas europeos, pero cuyas tres copas del mundo bien lo merecen.

Desde las 18:15h podíamos seguir la ceremonia de este año. Joseph S. Blatter, presidente de la FIFA, daba la bienvenida a los asistentes, con un saludo especial al homenajeado Pelé. Entre todas las autoridades políticas y deportivas presentes, Blatter ensalzaba la relación entre la cultura y el fútbol y saludaba a Plácido Domingo, reconocidísimo madridista. Todas las señales apuntaban a un triunfo de Cristiano Ronaldo al final de la tarde. La nota emotiva la ponía el recuerdo de Nelson Mandela, que tanto amaba el fútbol y que llevó la Copa del Mundo a África. Este recuerdo estaba indefectiblemente unido al de la reciente pérdida del balón de oro de 1965, Eusébio.

La brasileña Fernanda Lima y el exjugador Ruud Gullit conducían una gala retransmitida en más de cien países que no pasaba por alto la especial relevancia que para el fútbol tiene el año 2014.

La ceremonia comenzaba con el FIFA/FIFPro World XI, el once ideal de la FIFA del año 2013. Zinedine Zidane y Michael Ballack subían al escenario para entregar los premios. El alemán Manuel Neuer era considerado el mejor portero; en la defensa, Philipp Lahm, Sergio Ramos, Thiago Silva y Dani Alves. Plácido Domingo se permitía bromear con Ramos preguntándole cómo iban a parar al Atlético de Madrid esta temporada. En el centro del campo, Iniesta (que no pudo asistir a la gala), Xavi y Ribéry, al que le preguntaron cuándo le verían jugar en París con el PSG. Entre los delanteros, Cristiano Ronaldo, Ibrahimovic y Messi. Estos once forman el dream team de 2013, según los más de cincuenta mil jugadores de FIFPro que han votado.

A continuación se entregaba el FIFA Presidential Award, que reconoce la contribución de una persona o institución al mundo del fútbol. Blatter vuelve al escenario para entregar el premio al belga Jacques Rogge, deportista olímpico y presidente del COI.

Cómo no, la ceremonia se permite mirar hacia el otro lado del Atlántico para recordarnos que en 150 días dará comienzo la Copa del Mundo. 64 partidos, 32 equipos, 12 sedes, y un único trofeo, el más preciado. Una representación del comité brasileño se adueña del escenario para comentar las grandes expectativas que el mundo entero tiene en este mundial. ¿Que cuál es la final soñada, para ellos? Neymar opta por una final americana Brasil - Argentina; Ronaldo elige a un rival europeo, con un encuentro Brasil - Alemania; y, finalmente, la modelo Adriana Lima se muestra más diplomática y se refiere al país que acoge la gala: Brasil - Suiza.

El siguiente premio en ser entregado es el de mejor entrenador de fútbol femenino (FIFA Women's Football Coach of the Year), que ha sido para Silvia Neid, entrenadora de la selección nacional alemana. En la categoría masculina, el premio era para Jupp Heynckes, por la excepcional temporada que ha cerrado al frente del Bayern München, cuyas riendas ha tomado hace unos meses Pep Guardiola.

Por su parte, el premio al juego limpio, FIFA Fair Play Award era para la federación de fútbol de Afganistán.

No hubo ninguna sorpresa respecto a cuál era el mejor gol del año, que hasta ese mismo momento se podía votar a través de Internet. Zlatan Ibrahimovic se alzó con el FIFA Puskas Award.

Justo antes de conocer quiénes son los mejores jugadores del año, es el momento de recordar y premiar a uno de los grandes jugadores de todos los tiempos, que ha inspirado a tantas generaciones de una manera tan especial. Su carrera deportiva a lo largo de veinte años, sus más de 1200 goles, le han convertido en el único jugador de la historia en levantar tres copas del mundo, pero que nunca recibió un balón de oro por estar reservado a jugadores europeos. A fin de reparar esa injusticia, se hace entrega de un special award, un prix d'honneur a Edson Arantes do Nascimento, más conocido como Pelé, que recibe el galardón preso de la emoción. Es, sin duda, el jugador FIFA del siglo XX.

Llegamos a los momentos más emocionantes de la gala. En la categoría femenina, es Nadine Angerer quien se alza con el FIFA Women's World player of the year. Y al filo de las ocho de la tarde, por fin sabemos que el FIFA Ballon d'Or es para Cristiano Ronaldo, que sube al escenario con su hijo. Entre lágrimas, agradece el apoyo de su familia y de sus compañeros, y, por supuesto, tiene un recuerdo para su compatriota Eusebio.

Cristiano ya tiene su segundo balón de oro. Florentino sonreía en su asiento, y Plácido Domingo también. Zúrich es un poco más blanca hoy, y el balón de oro, portugués.

Balón de Oro 2014

¿QUIÉN VOTÓ A QUIÉN?

A la hora de elegir el Ballon d'Or 2013, los capitanes de las selecciones de fútbol podían votar a tres jugadores, a quienes otorgaban, respectivamente, 5 puntos, 3 y uno. Las votaciones más significativas fueron las siguientes:

  • Como capitán de la selección argentina, Leo Messi votó a Iniesta, Xavi y Neymar.
  • Thiago Da Silva, capitán de Brasil, votó a Messi, Ibrahimovic y Ronaldo.
  • Samuel Etoo, capitán de Camerún, votó a Yaya Touré, Lionel Messi y Eden Hazard.
  • Philipp Lahm, capitán de Alemania, votó a Ribéry, Cristiano y Messi.
  • Buffon, capitán de Italia, votó a Andrea Pirlo, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi.
  • El capitán de Holanda, Robin Van Persie, votó a Robben, Ibrahimovic y Cristiano.
  • Cristiano Ronaldo, como capitán de Portugal, votó a Falcao, Gareth Bale y Mesut Özil.
  • Íker Casillas, capitán de la roja, votó a Cristiano, Ribéry y Robben.
  • Zlatan Ibrahimovic, como capitán de Suecia, votó a Ribéry, Messi y Cristiano.

Respecto a los entrenadores, las votaciones fueron:

  1. Alejandro Sabella, como entrenador de Argentina, votó a Messi, Ribéry y Cristiano.
  2. Thiago Scolari, como entrenador de Brasil, votó a Cristiano, Messi e Ibrahimovic.
  3. Didier Deschamps, como seleccionador francés, votó a Ribéry, Cristiano e Ibrahimovic.
  4. Carlos Queiroz, como entrenador de Irán, votó a Messi, Cristiano y Ribéry.
  5. Louis Van Gaal, como entrenador holandés, votó a Ribéry, Thomas Müller y Robben.
  6. Fabio Capello, al frente de la selección rusa, votó a Messi, Cristiano e Ibrahimovic.
  7. Juan Ramón López Caro, seleccionador de Arabia Saudí, votó a Iniesta, Messi y Cristiano.
  8. Vicente del Bosque, el marqués al frente de la selección nacional española, votó a Xavi, Iniesta y Ribéry.

OFRECIDO POR NISSAN