Huffpost Spain
BLOG

Los artículos más recientes y el análisis de la actualidad a través de las firmas de El HuffPost

María de la Serna Ramos Headshot

Las visitas de Estado siguen un plan

Publicado: Actualizado:
Imprimir

2016-11-28-1480353275-6036586-Reyes.jpg
Ceremonia de bienvenida a los reyes de España a su llegada al aeropuerto de Oporto (Portugal).

Los reyes han partido hacia la República de Portugal en visita de estado. Este tipo de visitas oficiales tienen una misma estructura, el Plan Marco para las Visita de Estado, y por tanto, para todo interesado en la disciplina del protocolo es fácil seguirlas sabiendo que se van a ajustar a un esquema previamente negociado.

Cuando un jefe de Estado visita oficialmente un país, lo hace por invitación expresa del jefe del Estado a quien va a visitar. Y dado el carácter de la misma, requerirá que vaya acompañado de:

  • Séquito oficial: que son los acompañantes de mayor rango y más cercanos al jefe del estado. Generalmente un grupo de entre diez a quince. Todos ellos son invitados del estado anfitrión.
  • Séquito técnico: que son otros colaboradores necesarios (miembros de protocolo, seguridad, intérpretes, médicos, etc.). Los gastos que originen estas personas serán a cargo del estado visitante.
  • Séquito de servicio: personal doméstico al del matrimonio invitado. Gastos por cuenta del estado visitante.
  • Periodistas y personal de los medios de comunicación: que acompañan al jefe del estado al extranjero. Gastos a costa de sus propias empresas (excepto los vuelos).
Además, se forma un séquito de honor , que pone el jefe de Estado anfitrión a disposición de su invitado. Lo forman:
  • El embajador del país anfitrión en el estado visitante.
  • El jefe de protocolo.
  • Y un ayudante de cámara del jefe del Estado anfitrión.
  • En España, además, un general del Ejército.
La Unión Europea hace con respecto a los séquitos, las siguientes recomendaciones:
  • En visitas de estado: 12 acompañantes.
  • En visitas de trabajo: 10 acompañantes.
  • Visitas del Primer Ministro o Presidente del Gobierno: ocho acompañantes.
  • Visitas de ministros de exteriores: cuatro acompañantes.
  • Visitas de otros ministros: tres acompañantes.

La preparación y aprobación del programa lleva mucho tiempo de trabajo. Dos meses antes de la fecha prevista se reúnen dos comisiones -una por cada país, presidida por un jefe de protocolo- para tratar todo lo relativo a la visita: protocolo, seguridad, comunicación, visitas al centro de la capital, posibles visitas a otras ciudades, servicio de ornamentación de lugares públicos, etc. Y se negocian los extremos: actos, intervenciones, itinerarios...

La comisión del país del jefe de Estado visitante la forman cuatro miembros de la embajada extranjera acreditada en el país que se visita. En España esta comisión recibe el nombre de "grupo de avanzadilla". El proyecto del programa de visita se pasa a la aprobación de las dos partes y, una vez aprobado, se inicia la preparación para su ejecución.

El Plan Marco para las visitas de Estado

Todos los estados disponen de uno y en resumen dejaría el esquema de la visita en:
  • Estancia: dos o tres días y uno más si se visita algún lugar de interés especial.
  • Condecoraciones: se distribuyen entre las dos delegaciones. Se entregan el primer día de la visita. Por cada diez que entrega el jefe del estado anfitrión, el jefe de estado visitante entrega el doble.

Actos de las visitas de estado

Actos del primer día
  1. Recepción oficial: en el aeropuerto o aledaños, jardines o patio de la residencia donde se aloje el visitante (en España: en el Palacio del Pardo). Ceremonia de presentación de honores: salvas de honor, toque de himnos y revista de tropas.
  2. Almuerzo: el Jefe del Estado anfitrión ofrece en su residencia un almuerzo íntimo a su invitado de honor (en España, en el Palacio de la Zarzuela). Antes de comer se cruzan los regalos y las condecoraciones.
  3. Cena: de gala que el Jefe del Estado anfitrión ofrece a sus invitados (En España, la ofrece el Rey en el Palacio Real).
Actos del segundo día
  1. Ofrenda floral: en honor de los que dieron su vida por la Patria (En España, Monumento de los Caídos por la Patria, en la plaza de la Lealtad).
  2. Visita al ayuntamiento y/o a una de las dos cámaras legislativas. Cruce de regalos. (En España visita a la Cortes: alternando Congreso y Senado).
  3. Almuerzo: el jefe del Estado visitante se entrevista con el Primer Ministro o Presidente del Gobierno y almuerzan juntos (en España, en el Palacio de la Moncloa).
  4. Noche: recepción del jefe del Estado visitante al jefe del Estado anfitrión en su residencia oficial en el país que visita (en España, en el Palacio del Pardo).
Actos del tercer día
  • Visitas culturales: museos, ciudades cercanas, monumentos, exposiciones, lugares de interés turístico, etc.
  • O también, viaje a otra ciudad de interés especial o con alguna relación con el país visitante.
  • A lo largo de los días, y aprovechando "tiempos muertos" entre los actos, es habitual algún tipo de encuentro con nacionales residentes en el país que se visita, en la embajada; o con empresarios.
  • Si el jefe del Estado visitante viene acompañado de su mujer, se organiza, si se considera necesario, un programa alternativo para ellas.

La despedida oficial de la visita se celebra cuando el jefe del Estado abandona la capital del país que visita, aunque esté previsto que después se desplace a alguna otra ciudad del país.