BLOGS

Los viajes de los Papas

30/11/2017 07:26 CET | Actualizado 30/11/2017 07:26 CET
EFE

El Papa Francisco está en Myanmar. Como otros Papas antes que él, programa sus visitas a otros países en función de las necesidades que determinen sus relaciones internacionales. Hay que tener en cuenta que los Papas viajan en su doble condición: jefe de estado del Vaticano y jefe de la iglesia católica. Como los del resto de sus homólogos, también sus viajes siguen una estructura y unas formas que se repiten cada vez que sale de Roma.

Le acompañan siempre sus más estrechos colaboradores: entre otros, su secretario personal, el cardenal secretario de Estado, el jefe de protocolo y el maestro de ceremonias litúrgicas. Además se invita siempre a viajar con él a los cardenales de la Curia naturales del país que se va a visitar. Tampoco falta la guardia suiza, aunque en estas ocasiones lo hace sin su uniforme clásico. En cuanto a la cobertura informativa, los Papas cuentan con la estructura que proporciona la Radio Vaticana y L´Osservatore Romano al jefe de prensa de la Santa Sede.

Siempre que viaja en avión sale de Italia en la compañía aérea Alitalia y regresa en un avión de la compañía nacional del último país que visite en la gira o viaje. En cuanto toma tierra y aparca en el aeropuerto suben al avión el Nuncio y, dependiendo del país al que viaja, unas u otras personalidades para acompañar al Papa a tierra.

EFE
El presidente birmano, Htin Kyaw, recibe al papa Francisco en el Palacio Presidencial.

No se aloja en residencias oficiales, sólo en casas eclesiásticas, normalmente la sede de la nunciatura, y se mueve, cuando así se precisa, en los famosos Papamóviles, de los que hay varios repartidos por los continentes. Cuando sube en alguno, lo hace acompañado de su secretario personal y del obispo anfitrión

El programa de la visita oficial de un Papa es muy similar al de otros jefes de Estado. El presidente del país anfitrión le recibe y saluda oficialmente en el transcurso de una ceremonia de bienvenida. Se rinden honores militares y suenan los himnos nacionales. Después hay un encuentro privado o de cortesía con el presidente del país anfitrión, que incluye un posado para los medios e intercambio de regalos. El resto del programa dependerá del objetivo del viaje.

Desde el punto de vista de la organización, se cuenta con un programa diario que recoge las actividades que se van a llevar a cabo y una nota de prensa (incluso dos, por las actividades de mañana y de tarde) que remite la oficina de prensa de la Santa Sede. En su web pueden consultarse sin problemas.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs

ESPACIO ECO