TENDENCIAS

Menos putas y más científicas: 17 mujeres que quiero ver en series y películas

28/04/2017 19:24 CEST | Actualizado 03/05/2017 08:55 CEST
GTRESONLINE

En los libros puede encontrarse gran variedad de temas y tratamientos, quizá porque requieren la intervención de menos personas. Pero el cine y la televisión, llegado un momento, empiezan a repetirse. Y es entonces cuando te das cuenta de algo:

El 90% de los personajes masculinos molan más que los femeninos

No hay muchos tipos de personajes femeninos. Baste este listado de los arquetipos más comunes en la actualidad para verlo: los de chica son "la californiana", "la dama en apuros", "el hada guía", "la ingenua", "la mujer fatal", "la princesa", "la prostituta de buen corazón", "la rubia tonta" y "el trío de chicas".

Aún menos personajes femeninos hay que sean guays, que sirvan como modelo o espejo en el que mirarse a las mujeres de carne y hueso. En 2015, la revista Empire hizo una lista de los mejores personajes del cine entre miles de lectores; entre los 50 primeros sólo hay tres mujeres. En la misma encuesta sobre series sólo hay una mujer en el top ten. Los personajes masculinos caen mejor que los femeninos.

En casi cualquier obra, y mucho más si está dirigida al gran público, se pueden encontrar pocas mujeres, niñas o ancianas que no cumplan alguno de estos puntos:

  • Su importancia en la historia es que son la madre, la novia/esposa o la hija/hermana de alguien. En el 90% de los casos, ése alguien es un hombre cuya relevancia en la trama tiene que ver con sus capacidades, su personalidad o su estatus.
  • En algún momento, su capacidad de concebir o su belleza (o la falta de cualquiera de ambas características) serán mencionadas.
  • Normalmente están ligadas al hogar, la industria de la moda o la belleza, el baile o el sexo.

En un porcentaje asombrosamente alto para el siglo XXI, la mayoría de los personajes femeninos pueden clasificarse sin problemas en los cuatro arquetipos femeninos de la historia de la ficción: la virgen retraída, la madre nutricia, la ambiciosa seductora y la mujer sabia. Ante tan limitados moldes, contrastan los que tienen los masculinos, mucho más ricos y variados.

Ello me llevó a hacer una reflexión en mi Facebook sobre algunas cosas que me gustaría ver en la ficción audiovisual en lo que queda de 2017. El texto fue recogido en Twitter por el usuario @gamusino y ha conseguido 1.400 "me gusta" y retuits. Estas son las cosas que mencionaba, más alguna nueva:

  1. Una pandilla de chicas que viven una aventura, como lo hacen los chicos en Cuenta conmigo, It, Stranger things, Los Goonies, Exploradores, E.T., Super8, Una pandilla alucinante... ¡Incluso molaría algo como El señor de las moscas en versión femenina!
  2. Películas que cumplan el Test de Bechdel.

    Esto no quiere decir que quiera personajes femeninos en todas las tramas. No tiene ningún sentido meter chicas en la mayoría de las historias bélicas, carcelarias y criminales, sobre todo si se basan en hechos reales. De hecho, a veces se incluyen forzadamente para intentar atraer a más público y son muy molestas para la historia. Lo que quiero es ver muchos personajes femeninos en las películas en las que sí puede haberlos con naturalidad, y que tengan conversaciones y relaciones entre sí que trasciendan al género masculino.

  3. Chicas divertidas o que meten la pata, no solo cabronas, tímidas o solemnes. El humor es algo raro de ver en personajes femeninos y cuando lo transmiten es por su lengua afilada, por su bordería y sarcasmo. ¿Para cuándo un Ben Stiller femenino, una Adam Sandler mujer, una patosa que se angustia o una guasona que hace chistacos?
  4. Heroínas auténticas que no sean importantes en la historia por ser parientes ni objeto del deseo sexual de un hombre. Que sean personajes importantes por ellas mismas, por sus logros o sus defectos.
  5. Más mujeres trabajadoras y menos amas de casa. Más científicas, ingenieras y estrategas audaces, en vez de modistas superfashion de la muerte, publicistas/jefas agresivas y/o histéricas, o artistas dolientes y sensibles, las profesiones que más he visto asociadas a las mujeres en la ficción cuando no se quedan en casa cuidando bebés y pasando el mocho.
  6. Ni embarazos, ni violaciones, ni traumas por no tener hijos, ni tías que se acuestan con todo lo que pillan por algún vago trauma sexual. Hay que denunciar esas cosas, pero ¡qué pocos personajes femeninos hay que tengan otros problemas, sobre todo si son adolescentes!
  7. Sin prostitutas. Son aburridísimas. Estoy HARTA de ver putas en la ficción. Sobre todo cuando están ridículamente idealizadas, como suele pasar. No me interesan las mujeres que se acuestan con hombres por su poder o su dinero. Peor es que se enamoren de ellos, y lo peor de lo peor, que ellos se enamoren de ellas y las "saquen de esa vida", cual príncipe azul. Te estoy mirando a ti, Pretty Woman, y a todas las tontas cenicientas ficticias.
  8. Adolescentes que no estén obsesionadas con su aspecto, la moda ni la popularidad en el instituto. Que tengan hobbies, inquietudes, defectos, que metan la pata, saquen malas notas o tengan un objetivo, un sueño profesional o una experiencia que cumplir.
  9. Partos con epidural en los que las mujeres no parezcan monas del zoo sino seres humanos que participan, se informan y mantienen el control de lo que ocurre en la sala. Hay quien me ha dicho que esto es ingenuo. No lo es. Hay gente que no vive así su parto ni con epidural. Pero yo conozco al menos tres ejemplos de mujeres que sí lo recuerdan de esa manera. Por tanto, pido que se represente eso también, y no sólo la parturienta vociferante.
  10. Abortos que no sean tratados como un drama que destroza la mente y la vida de la chica que se somete a uno. Sé que mucha gente ha tenido esa experiencia, pero ya está sobradamente representado en la ficción. Quiero que se muestre como una opción que tienen las mujeres para no arruinarse la vida, una experiencia que no es agradable pero cuyas consecuencias sean muy positivas para el personaje.
  11. Anticonceptivos. ¿Por qué las relaciones sexuales en la ficción no suelen ser protegidas? Brillan por su ausencia particularmente los preservativos, ya que en las historias se tratan más las relaciones que empiezan durante la trama que las que ya existen antes de ella. ¡No es extraño que las chicas de ficción se queden embarazadas como si les cayeran los niños de las nubes! Da igual si son gente de gran cultura, prudencia y sensatez. Los embarazos de ficción muy rara vez son esperados y buscados. A menos que la historia vaya de una pareja que tenía problemas para concebir.
  12. Mujeres sin hijos. Mujeres que no quieren tenerlos y no son activistas, sino gente vulgar y corriente. Mujeres que no los tienen y nunca se menciona porque da igual, no es importante y ellas son suficientemente felices e interesantes sin que se toque en ningún momento que son capaces de procrear y no lo están haciendo. Mujeres que los tienen... y tampoco importa tanto porque no son el centro de su vida.
  13. Relaciones entre madre e hija que no tengan que ver con los hombres sino con los conflictos que se ven entre padres e hijos. ¿Cuántas películas narran la historia de un hijo que le cuenta a su padre sus problemas amorosos? Porque esa parece ser la base de las relaciones femeninas en la familia. Las madres e hijas no tienen conflictos ideológicos, no hablan de trabajo o ambiciones profesionales, no cuentan anécdotas divertidas ni tienen problemas por falta de atención materna, frialdad en el trato o incomprensión. Big Fish pero con chicas.
  14. Padres que se divorcian y, no solo no vuelven juntos, sino que encuentran a otra persona y rompen la familia. Y todos, incluidos los hijos, son más felices por ello. La ficción está obsesionada con las rupturas insuperables o los matrimonios que se separan y se reconcilian. En mi experiencia, los que se divorcian no vuelven juntos la mayor parte de las veces —mi experiencia suma dos divorcios de mi padre, dos de mi madre y uno de mi madrastra—. Porque, como dice el humorista Louis C.K., "ningún matrimonio feliz ha acabado en divorcio". La separación es algo estupendo que permite que la gente deje de convivir con quien les hace infelices y a los hijos crecer en un ambiente sin discusiones ni tensión.
  15. Personajes femeninos que se quedan solos al final de la historia y no pasa nada porque se puede ser feliz siendo soltera. Personajes que no se emparejan en ningún momento.
  16. Que se trate la regla, pero no desde un punto de vista masculino, como algo marciano, aterrador y asqueroso. Hay que mostrar lo avergonzante que resulta cuando te acaba de llegar y nadie más la tiene, la preocupación que causa cuando a todas les ha llegado menos a ti y la fuente de anécdotas cachondas que proporciona cuando te haces mayor.
  17. Tías sin depilar cuando se acaba el mundo. ¿Por qué las mujeres siguen impecablemente rasuradas, maquilladas y peinadas en situaciones apocalípticas en la ficción? Cuando estás perdida en una isla del Pacífico, los zombies han acabado con la humanidad o una raza alienígena ha invadido el planeta, no creo que puedas ni quieras arreglarte. Los tíos pueden tener pinta de vagabundos pero las tías parece que tienen que ir siempre hechas un pincel.

Con esto no quiero decir que las películas y series tengan que cumplir todos los puntos. Básicamente, porque es imposible representar abortos y a la vez que no haya embarazos.

Esta lista tampoco quiere decir que lo que quiera ver sean Personajes Femeninos Fuertes. Básicamente, porque ese molde es muy fácil de rellenar con tías buenas que sean medianamente competentes en alguna habilidad y le peguen dos cortes verbales al protagonista. Las mujeres no pedimos personajes femeninos violentos o físicamente potentes, aunque pueden ser muy divertidos. De hecho, en todo caso, pedimos personajes femeninos débiles, entendido esto como "con defectos". Los personajes femeninos tienen que ser, ante todo, PERSONAJES. Buenos o malos, inmorales o heroicos, pero con una historia, unos objetivos y una personalidad propios y únicos, no repeticiones de clichés antiguos.

¿Es tan loco pedir esto? Mi publicación tuvo tres tipos de reacciones:

Los que me dijeron cosas como

Me encantan los machotes que lo saben todo sobre el aborto, dada su amplia experiencia personal sobre el asunto. El aborto era originalmente mi punto número 1.

Es decir, que todo el cine europeo y español está protagonizado por mujeres así. ¡Y no digamos las películas asiáticas, las latinoamericanas o las producidas en países musulmanes! Y las telecomedias ambientadas en la actualidad son las más realistas de todo lo grabado en la historia.

Los hubo también que estaban de acuerdo y pedían series y pelis así... y los que ofrecieron algunas que aseguran que cumplen algunos de los puntos. En caso de que alguien más desee verlas, son estas:

  • Please Like Me
  • Orphan Black
  • Sense 8
  • Girls
  • Supergirl
  • Cómo defender a un asesino
  • Jane the Virgin
  • Homeland
  • The 100
  • Bron
  • Bakuon!!
  • Oda Nobuna no Yabou
  • Jessica Jones
  • Crazy Exgirlfriend
  • BoJack Horseman
  • Degrassi
  • My mad fat diary
  • Una maravilla con clase
  • Amigas para siempre

Creo que vamos en la dirección adecuada, dada la cantidad de protagonistas femeninas y villanas interesantes que surgen y la mayor presencia femenina en las películas taquilleras. Porque me interesa ver estas cosas en productos no muy raros sino muy mainstream, destinados al gran público, de consumo masivo. Cuando conquistas a la masa, tu mensaje ha calado y no serán necesarios blogs como este.

Aquí dejo otras recomendaciones con personajes femeninos que se ajustan a la lista: casi cualquier película del Studio Ghibli, Jackie Brown, Night of the living Deb, Criaturas celestiales, Freaks & Geeks, Buffy cazavampiros, El retorno de las brujas, Misery, Persépolis, Fullmetal alchemist.