BLOGS

La importancia del hierro en nuestra dieta y cómo mejorar su absorción

22/11/2017 07:25 CET | Actualizado 22/11/2017 11:18 CET

Hace unos meses, en marzo, me hice un análisis de sangre y los resultados no fueron del todo buenos. Mis niveles de vitamina D, hierro y ferritina eran bajos. Sí, incluso en España, un país muy soleado, sufrimos deficiencia de vitamina D, bastante normal cuando pasas la mayor parte del día en el interior. Para entonces, la sugerencia del médico fue aumentar la ingesta de carne, tomar más sol y levantar objetos pesados.

Me gusta considerarme un buen paciente y seguí sus instrucciones, me aseguré de comer carne roja al menos una vez a la semana y comencé a comer al sol aprovechando que ya empezábamos a disfrutar de días más calurosos.

Las recomendaciones diarias de hierro son de 12 mg/día para hombres, 15 mg/día para mujeres y 30 mg/día para embarazadas,

Pero los resultados de un nuevo análisis de sangre, tres meses después, fueron incluso peores. Los niveles de vitamina D, hierro y ferritina eran bastante más bajos. Le expliqué al doctor que me sentía muy cansada, agotada y sin energía. No se molestó demasiado en indagar y dijo que era normal, que todos hoy en día estamos cansados ​​y no debía preocuparme. Dijo que siguiera comiendo más carne roja, mejillones y que con el verano y más horas de sol la vitamina D se recuperaría ...

PIXABAY

Para nada me considero una persona hipocondríaca, de hecho, casi no voy al médico ni tomo ningún medicamento, pero estaba tan aburrida de sentirme así que decidí aplicar algunos de mis conocimientos nutricionales naturales en mis propias carnes.

LA IMPORTANCIA DEL HIERRO

Pero antes me gustaría aclarar por qué el hierro es tan importante para una buena salud. El hierro es el responsable del transporte de oxígeno por todo el cuerpo. Transporta oxígeno a los glóbulos rojos y éstos hacen llegar ese oxígeno a cada célula de nuestro cuerpo. Si sufrimos de niveles de hierro, probablemente experimentemos fatiga, debilidad e irritabilidad.

La deficiencia de hierro provoca fatiga, cambios de humor y adormecimiento de las extremidades

Hay dos tipos de hierro:

  • Heme, obtenido a través de alimentos de procedencia animal y es más fácil de ser absorvido. Las almejas, las ostras, la carne de ternera, el cordero y el pavo son excelentes fuentes de hierro.
  • Hierro no hemo, es el que se encuentra en las plantas, como la espinaca, el brócoli, los garbanzos o las judías rojas.

Desde los últimos resultados he prestado más atención a mi dieta e me conciencié en seguir estas sencillas recomendaciones:

1. Combinar alimentos ricos en hierro con vitamina C (naranjas, kiwis, mangos), porque el ácido ascórbico aumenta su absorción.

2. Además, nunca mezclo alimentos ricos en hierro con productos lácteos, huevos, bayas o manzanas, pues inhiben su absorción.

3. Aumentar la ingesta de alimentos ricos en hierro como espinacas, mejillones, batatas, calabaza, guisantes o frutas secas.

Maria Llamas

También cada mañana tomo un zumo de naranja con espirulina (un alga con altos niveles de hierro) e incluso a veces me deleito con un delicioso smoothie al que agrego espirulina.

Estoy a la espera de los últimos resultados, pero hasta ahora tengo que decir que me siento mucho mejor, ¡en general mi estado de ánimo ha mejorado y mis niveles de energía también son más altos!

Todo esto me recuerda lo importante que es mantener una dieta balanceada para garantizar una nutrición adecuada y una vida sana.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs