BLOGS

Octubre: mes del vegetarianismo

29/09/2017 07:26 CEST | Actualizado 29/09/2017 12:45 CEST

Pixabay

El mes de octubre es el Mes de Conciencia Vegetariana, comienza el domingo 1 de Octubre con el Día Mundial del Vegetarianismo y termina el 1 de noviembre con el Día Mundial del Veganismo.

Existen múltiples campañas que promocionan y promueven la reducción de la ingesta de carne y pescado, y fomentan el incremento de consumo de verduras, frutas, legumbres y semillas. La mayoría de estas celebraciones son de origen americano, pero rápidamente han ganado fama mundial. De aquí viene el Meatless Monday (Lunes sin carne) que tanto vemos en restaurantes o por internet, o este mes de concienciamiento hacia una alimentación más verde y sostenible.

Pero esta celebración no es una cosa nueva, fue establecida en 1977 por la Sociedad Norteamericana del Vegetarianismo y adoptada internacionalmente un año después. Su objetivo es llamar la atención y sensibilizar a la sociedad de los beneficios, tanto éticos, como ambientales, humanitarios o de salud de un estilo de vida vegetariano.

Digo estilo de vida porque hacen referencia a todo, no solo a la alimentación. Dan importancia al origen de los productos, la forma en la que están elaborados, la sostenibilidad del planeta y todo aquello que afecte a la naturaleza en sí.

No todos los que claman ser vegetarianos están más sanos. Una dieta vegetariana, para ser saludable, debe ser equilibrada y nutritiva.

Yo aunque no soy vegetariana ni vegana, sí que soy una gran defensora de la importancia de una alimentación basada en plantas. He conocido a muchos vegetarianos cuya dieta es nutritivamente nefasta, alimentarse solo de patatas fritas, verduras, harinas refinadas y azúcar, es vegetariano, pero no es saludable. Por eso quiero hacer incapié que alguien que diga que porque ya no come carne es más sano, está equivocado.

Una dieta vegetariana equilibrada y nutritiva, tiene que estar bien planteada. La clave está en la variedad, incorporar diferentes ingredientes que nos provean de una gran variedad de valiosos nutrientes. Grasas saludables, verduras y cereales ricos en fibra, fruta con super antioxidantes, carbohidratos complejos y proteína magra es todo lo que tu cuerpo necesita.

Cuando incrementas el consumo de verduras y plantas en general y las acompañas de un estilo de vida adecuado, comenzarás a sentir y experimentar los siguientes beneficios:

MEJORA DE ÁNIMO

Existen estudios que demuestran que las personas que siguen una dieta vegetariana sufren menos de depresión o de cambios de humor.

SALUD

Una adecuada alimentación vegetariana es naturalmente baja en grasa, saturada y colesterol, lo que ha demostrado una reducción en el riesgo de sufrir enfermedades del corazón. La ingesta de fibra, fitonutrientes, antioxidantes, flavonoides y carotenoides es mucho mayor en una dieta vegetariana, lo cual contribuye a una reducción de la diabetes, cánceres relacionados con la dieta, estreñimiento, obesidad o degeneración macular (tiene que ver con la visión)

Healthy Forkful

MENOS TOXICIDAD

Generalmente las plantas están menos contaminadas, transportan menos parásitos y bacterias y no se les inyecta antibioticos, cosa que a la carne o al pescado, no orgánico, sí que les sucede.

MEDIO AMBIENTE

El crecimiento de las plantas necesita menos energía y espacio que la industria cárnica.

AHORRO

Generalmente una cesta de la compra basada en una dieta vegetariana costará menos que una que incluya productos cárnicos o pescado. Intenta evitar ingredientes de moda o superfoods y ahorrarás bastante a final de mes.

EFICIENCIA FÍSICA

Grandes deportistas de élite difienden y demuestran que una dieta vegetariana mejoran su rendimiento en los deportes. Ejemplos de ello son Venus Williams or Djokovic.

LONGEVIDAD

Si hacemos un estudio de las personas que viven más años, encontraremos que la mayoría siguen una dieta basada en plantas, dejando la carne y el pescado para celebraciones y ocasiones especiales.

Ya sea que quieres convertirte al vegetarianismo por salud, por ética o por respeto a los animales, tienes que tener muy encuenta la transición y seguir ciertas recomendaciones que os daré el próximo artículo.

Mientra tanto, experimentad con nuevas verduras, añade más cereales y legumbres a tus comidas, prueba nuevas combinaciones o incluso comprométete a no comer carne durante todo un día o incluso una semana. Conciénciate de que una vida con más verde tiene efectos positivos e inmediatos.

¡Feliz Mes del Vegetarianismo!