BLOGS

Expedición 'Mujeres por el Ártico'

07/04/2015 07:22 CEST | Actualizado 06/06/2015 11:12 CEST

Este año, por primera vez, existe la oportunidad histórica de lograr la primera zona protegida del Alto Ártico. El reto es conseguir que el Convenio OSPAR asegure un compromiso para la protección de casi el 10% del Santuario Ártico, dando así el primer paso, un paso de gigante, en la protección de esta zona única del planeta. Estamos hablando de un área marina protegida que abarcaría una superficie equivalente a la mitad de España.

2015-04-06-1428314098-6653302-facebookExpediccion3851x315.jpg

Greenpeace está a punto de iniciar este mes de abril, la expedición Mujeres por el Ártico. Seis mujeres viajarán hacia la conocida como "última frontera" para descubrir este valioso ecosistema y a las comunidades indígenas que dependen de él y pedir que se proteja. El Convenio OSPAR, que regula parte de las aguas pertenecientes al Ártico, podría en junio dar un paso hacia su protección. Un pequeño paso pero de gran importancia para que la humanidad tome conciencia de la importancia del reto de proteger el Ártico.

Con sus aguas internacionales carentes de la más mínima protección, el océano Ártico es el más desprotegido del planeta. Por ello, estas seis mujeres: la actriz Elena Anaya, la medallista olímpica Gemma Mengual, una científica experta en ecosistemas en peligro, una galardonada periodista internacional, una pastora de renos y una cantante tradicional indígena, ambas pertenecientes al pueblo sami (una de las comunidades indígenas árticas) viajarán al Ártico para demandar su protección.

No olvidemos que 2014 ha sido el año más caluroso desde 1880, y Finlandia, el destino de la expedición, es uno de los países en los que más rápido están subiendo las temperaturas.

Además de la expedición, hoy Greenpeace presenta el informe Ártico, el océano más desprotegido del planeta. El reto del Convenio OSPAR en la protección del Ártico en el que se analiza la desprotección de este frágil y valioso entorno, sus consecuencias y cómo en junio se puede asegurar la primera parte de un santuario ártico.

Es fundamental proteger el Ártico de la codicia de unos pocos gobiernos, compañías petroleras y pesqueras que pretenden aprovecharse de una forma indecente de los efectos que el cambio climático esta produciendo en sus heladas aguas.

Porque el océano Ártico no sólo es el océano más desprotegido del planeta. Además, las cifras del deshielo en el Ártico son cada vez más alarmantes. En los últimos 30 años se han perdido tres cuartas partes del volumen de hielo, y lo que pasa en el Ártico afecta a todos los rincones del planeta. Durante las dos últimas décadas, esta región se ha calentado el doble de rápido que el resto del planeta. Porque, según los expertos, en los próximos años el Ártico podría quedar completamente libre de hielo marino durante algunos días de verano.

Desde que Greenpeace empezó la campaña, cerca de 7 millones de personas han pedido salvar el Ártico. Y ahora más que nunca tenemos que movilizarnos para seguir pidiendo su protección porque tenemos muy cerca la primera victoria. Es solo el principio. Sería un pequeño pero gran paso, fundamental para lograr la protección de un ecosistema único, clave para la salud del Planeta, del que todos dependemos.

Por eso, desde Greenpeace pedimos que nos ayudéis a difundir esta campaña para que juntos logremos que en junio el Convenio OSPAR anuncie la noticia que todos queremos: que se asegure la protección del 10% del santuario ártico.

OFRECIDO POR NISSAN