BLOGS

Trump, resistiremos

26/01/2017 12:19 CET | Actualizado 26/01/2017 12:20 CET

El pasado miércoles 25 de enero era el quinto día en el despacho de la Casa Blanca del Presidente de EEUU, Donald Trump. El quinto día y ya se habían ejecutado órdenes para reactivar proyectos de destrucción ambiental y climática como son los oleoductos de KeyStone XL y el de Dakota. El quinto día de trabajo de un gabinete negacionista del cambio climático que está conformado por ex presidentes de petroleras, dueños de las mayores empresas de fracking y fiscales que han flexibilizado normativas de la Agencia de Protección Ambiental de ese país.

2017-01-26-1485426977-3748605-AccionTrump.jpg

El quinto día y ya existe una ordenanza para construir un muro en una frontera natural y humana con México, que nos recuerda a otra frontera y a otra valla, en Melilla. El quinto día y ya se ha borrado cualquier mención al cambio climático o a los derechos LGTB en la página web del gobierno y el quinto día y Trump ya había aplicado parte de su particular ley mordaza para los funcionarios de medio ambiente que les prohibirá hablar con la prensa.

Y resistiremos.

Amanecía ese quinto día en Washington D.C. y desplegábamos una pancarta de 22 x 10 metros en una grúa del lateral de la Casa Blanca con un simple infinitivo: "resistir". Llamamos a aquellos y aquellas que quieren resistir a los ataques de Trump a la justicia ambiental, social, económica y educativa que contribuyen a que cualquier país sea mejor. Una de los siete activistas, Karen Topakian, desde la grúa lo decía bien clarO: "Aunque el desdén y la falta de respeto de Trump por nuestras instituciones democráticas me asusta, estoy tan inspirada por los movimientos como la Women's March que se están generando que estoy lista para resistir".

En Greenpeace llevamos utilizando la no violencia para resistir a tiranos desde 1971 y no vamos a detenernos ahora. Seremos parte los próximos cuatro años de los movimientos sociales y ambientales que no vamos a tolerar el retroceso en los derechos de las personas, la justicia climática y el derecho al acceso a energías limpias y renovables. Resistiremos a Trump, a su negacionismo climático, racismo, misoginia, homofobia y fanatismo. Espero que haya quedado claro desde esa grúa de la Casa Blanca. Vamos a resistir y mucho. #ResistOften