BLOGS

La GRAN loa televisiva a Cayetana de Alba

20/11/2014 12:50 CET | Actualizado 20/01/2015 11:12 CET

Se suele llamar hagiografía a lo que esta mañana están haciendo todas las teles tras la muerte de Cayetana de Alba. Pero en realidad, hay otro término más coloquial, que todos tenemos en la cabeza en este momento, y que yo no voy a escribir porque soy una señora. Esta es una crónica de urgencia, SOLO, con trozos de intervenciones, frases sueltas, totales de enjundia, intervenciones memorables de todo tipo de colaboradores en las principales cadenas de televisión. Aunque la que se ha llevado la palma, claro, ha sido TVE. Tras zapear y escuchar parece que NO vivimos en el siglo XXI. Parece que vivimos en aquellos otros momentos oscuros y patéticos.

  • Grandeza. Magnanimidad.
  • Una gran señora.
  • Jamás ha buscado ningún privilegio.
  • Doña Cayetana, respeto profundo.
  • Gran colaboradora de la hermandad de la cruz.
  • Estaba enamorada del amor.
  • Una vez asistió a un vagabundo con un perro que se había tragado una bolsa...
  • Convivían dos Cayetanas, la de las revistas del corazón, que le gustaba mucho. Era tan simpática.... Y siempre decía, no, no, dejad a los periodistas que se me acerquen, que me encantan.... Y también la Cayetana institucional, que sabe lo que representa, la que se quejaba de que había pasado desapercibido el quinto centenario de la unión de de Navarra a España.
  • La duquesa de Alba, vecina.... Es impresionante hablar con cualquier vecino.... Era una gran defensora del pueblo, establecía una extraña solidaridad con la gente.
  • Era muy divertida, disfrutaba con su cerveza de barril y sus chanquetes.
  • Salía, iba a los sitios, superaba su minusvalía.
  • Era muy comilona, je je...
  • Se preocupaba de que los caballos descansaran a la sombra.
  • Muy española y muy del pueblo.
  • Carácter popular y llano. También independiente, pero nunca para abandonar la institución.
  • Una aristócrata de matices rebeldes que nunca transmitió frialdad a sus hijos. Los biberones los tenía en su cuarto.
  • Comía palomitas en el cine.
  • No lloraba ante la adversidad.
  • Se ha ido un baluarte.
  • Una vez compartió pupitre ¡¡¡con un nieto de Churchill!!!
  • Generosa, espontánea. Rebelde, libre, pintora bélica, cofrade feriante y coleccionista.
  • Enorme sentido del humor que la prensa agradecía mucho.
  • Un aplauso para la duquesa, ¿no?
  • Se ponía a bailar en público pese a sus dificultades físicas, para favorecer al pueblo, para satisfacerles y darles felicidad y alegría.
  • Podría haber sido reina de Escocia.

Y ahora me iría a volarme la tapa de los sesos, si no fuera porque esta noche TVE emite un especial y yo tendré que verlo y volármela después.

MÁS SOBRE LA DUQUESA DE ALBA

Portadas de Cayetana de Alba

OFRECIDO POR NISSAN