BLOGS

Los cines de África miran al sur

24/03/2017 13:43 CET | Actualizado 27/03/2017 07:29 CEST

FCAT

En el año 2014, el fotógrafo eritreo afincado en Nueva York Dawit L. Petros se embarcó en un viaje de trece meses a través del oeste y el norte de África, en el que también recorrió Europa occidental: de Nigeria a Senegal, de Mauritania a España, de Francia a Italia. Estos viajes conllevaron una extensa investigación de los límites de la geografía, la historia y la cultura.

"Viajar a lo largo de esta compleja red de fronteras me permitió un punto de vista único desde el cual examinar la brecha entre las experiencias contemporáneas de movilidad. Me encontré con muchos viajeros africanos cuyos movimientos no se integran en las narrativas dominantes de la movilidad. Esta imagen responde a estas ausencias". Lo que intenta explicar Petros a través de sus fotografías es que la diáspora africana no solo mira al norte, sino que también se mueve en otras direcciones.

Y esta imagen, la que encabeza este post y que se ha convertido en el cartel de la 14 edición del Festival de Cine Africano Tarifa-Tánger (FCAT), que se celebrará en ambas ciudades -y en los dos continentes- entre el 28 de abril y el 6 de mayo, vale más que todas las palabras del fotógrafo. En ella, el personaje lleva un espejo en sus espaldas, sobre el que se refleja un mar que deja detrás, para dirigir sus pasos hacia el desierto, hacia el sur. Un elemento como el espejo pone en cuestión la estrechez de la mirada occidental sobre la cuestión migratoria africana.

La imagen pertenece a un conjunto de fotografías, 'The stranger's notebook' (El cuaderno del extraño), en las que el artista retrata a una serie de viajeros africanos que encontró en sus exploraciones por África Occidental. "Los espejos tienen múltiples funciones. Reflejan y desplazan el espacio. La imagen hace hincapié en la movilidad como herramienta transformadora que moldea la manera de ver o experimentar el mundo".

La cautivadora escena de playa de África se convierte en una historia de interacción cultural mientras capta la diáspora. Haciendo referencia a 'L'Etranger' de Albert Camus (1942), esta imagen es capaz de evocar la acción de un extraño errante. Retrata la experiencia de lo ajeno y, sobre todo, intenta hacer entender al mundo occidental la complejidad de los movimientos migratorios dentro de África, cuestionando el privilegio de ciertas narraciones de migración sobre otras.

Y es justo éste el punto de unión del cartel elegido para esta edición con el FCAT, el más importante festival sobre cines de África del mundo hispanohablante: la heterogeneidad cinematográfica africana que dibuja las representaciones del imaginario de cada sociedad. Un festival transfronterizo que desde hace 14 años cuenta historias concretas del continente vecino, mostrando que existe una África muy alejada del estereotipo y de los lugares comunes. La cita, que tiene al cine de calidad como epicentro, busca normalizar los géneros cinematográficos de los cines de África. Dar visibilidad en el mundo hispanohablante a una de las cinematografías con menor difusión comercial del planeta, la africana.

Una primavera más, el FCAT convierte al Estrecho de Gibraltar en una autopista cultural de doble sentido, con proyecciones, actividades de todo tipo, espacios para la educación... Una puerta a Europa y una puerta a África a través del cine.

"Entre la cultura de lo universal y la cultura universal, escojo la primera" dice el gran artista plástico y hombre de teatro senegalés Issa Samb. Este lema podría ser también el de los contenidos del festival, dirigido hacia la apertura cultural, la aceptación del otro posible solo con la condición de aceptar su propia identidad, para formar un mundo más diverso, plural y con mayor amplitud de mirada.

Más información sobre el FCAT en fcat.es