BLOGS

Bicoca en Madrid

06/02/2017 07:19 CET | Actualizado 06/02/2017 07:19 CET

2017-02-03-1486131990-7427095-636216444361646032.jpg

Foto: EFE

La batalla de Bicoca se libró en 1522 en la población italiana del mismo nombre. Los lanceros suizos considerados invencibles, enmarcados dentro del ejército francés, se enfrentaron a los tercios españoles. El resultado final fue: 3.000 bajas suizas frente a la de un soldado español, presumiblemente por el impacto de la coz de una mula.

Desde entonces se denomina "bicoca" a la "ganancia fácil", "ganga", o cosa de valor obtenido por un bajo precio.

Precisamente "bicoca" es la palabra que tuvo que venir a la cabeza de los gestores de Merlin Properties (la mayor inmobiliaria española y una de las más importantes de Europa), propietaria del edificio de Alcalá 45, cuando el Gobierno de Carmena les propuso comprar el edificio en nombre del Ayuntamiento de Madrid. Una compra donde Ahora Madrid justificaba el precio de 104 millones de euros en la información que daba un portal inmobiliario de internet el día anterior. ¡Increíble pero cierto!

Donde por ejemplo, para obtener el precio de tasación de 35 plazas de garaje, Ahora Madrid se basa en las ofertas en internet de plazas de garajes individuales. Es decir, Ahora Madrid calcula que si una plaza vale 65.000, entonces 35 valen 2.275.000. Obviando que, al comprar 35 plazas, se debe obtener un descuento. ¡Qué despropósito!

Una compra de 104 millones de euros, ejecutada de forma chapucera, disparatada, fruto de un intento de maquillar unas cifras récord, por lo pésimas, de ejecución presupuestaria del Ayuntamiento de Madrid gobernado por Carmena. De ahí, el motivo de hacer la compra el 28 de diciembre y no el 1 de enero del 2017, para invertir antes de fin de año y maquillar su incompetencia por no saber gastar y tener que, obligatoriamente, amortizar deuda.

La compra no prevista, además, supone una afrenta al Ministerio de Hacienda por saltarse la regla de gasto y puede suponer penalizaciones, multas de cientos de millones de euros sobre el Ayuntamiento de Madrid. Millones que finalmente se repercutirían en los bolsillos de los madrileños.

¿Alguien compraría su casa en cuestión de horas, sin más referencia que unas ofertas de internet? Evidentemente, no, sólo Carmena y su equipo pueden hacerlo.

Recordemos que, para hacerla, se han tenido que dejar de realizar cientos de inversiones planeadas. El total de la compra, 104 millones, supone el elevado montante de un 25% de las inversiones de Madrid para un año.

Como ejemplo, con 104 millones se pueden construir diez escuelas infantiles, diez centros para mayores, siete polideportivos, y aun así, sobraría dinero para emplear una buena cantidad en rehabilitación de viviendas, o incluso, como otra alternativa, para plantearse recuperar gran parte de las 1.860 viviendas sociales de la EMVS vendidas a fondos de inversión.

Hagamos historia para entender los argumentos de Ahora Madrid:

El Ayuntamiento de Madrid del Partido Popular vendió en el 2004 el edificio de Alcalá 45 por 99 millones a Tesla (actualmente propiedad de Merlin), con quien acordó un contrato de alquiler por 6,7 millones anuales. Un contrato muy lesivo por lo elevado de su cuantía para los intereses de los madrileños. En definitiva, otra "bicoca" para Merlin Properties.

En base a este ahorro del alquiler, se basa Ahora Madrid para justificar la comprar por 104 millones de euros en una mañana, con la única referencia de internet.

Intentan resolver una "bicoca" con otra "bicoca", mientras la Inmobiliaria Merlin Properties se pone morada gracias a las iniciativas de Ahora Madrid y, en su momento, del Partido Popular, a costa de los impuestos de los madrileños.

¿Alguien compraría su casa en cuestión de horas, sin más referencia que unas ofertas de internet? Evidentemente, no, sólo Carmena y su equipo pueden hacerlo.

Una compra como la del inmueble de Alcalá 45 necesita estudios exhaustivos, con un periodo de maduración de varios meses en las negociaciones.

No obstante, como excusa para comprar en un día, Ahora Madrid, de forma reiterativa, dice que se ahorran con la compra de Alcalá 45 el pago del alquiler. Obviamente se ahorra, pero el puro sentido común dicta que hay que negociar sin precipitación, de forma profesional y así pagar entre 80 y 90 millones (como indican profesionales del sector) en vez de 104 y ahorrar igualmente el alquiler.

Paradójicamente, fruto de su incompetencia, Ahora Madrid se ve abocada a pagar deuda a los bancos, en definitiva, a enriquecerlos, y consigue que una inmobiliaria de las que pagan el 0% de impuesto de Sociedades, Socimi -cuyos accionistas son bancos y fondos buitre- también se forre a costa de los madrileños.

A diferencia del español, en francés "bicoca" tiene el significado de "casa en ruinas".