BLOGS

Hoi an: el Vietnam más acogedor

08/08/2015 10:10 CEST | Actualizado 08/08/2016 11:12 CEST

Día de playa. Cinco minutos en moto, entre arrozales, de intenso verde, y a las nueve estoy en la playa. La arena quema y el agua está estupenda.

Me quedo en un chiringuito que se llama La Plage. Es uno de los más bonitos y acogedores de la playa de Hoi an.

Playa de arena fina y color tostado, con kilómetros y kilómetros sin interrupciones hasta Dnang.

  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
    Son las once y las tumbonas se van llenando, sólo de occidentales. Para un vietnamita, tomar el sol, y más en la playa, es una locura. Como para nosotros llevar a los niños en la moto de dos en dos. Pues más o menos. En el caso de las mujeres, que en la ciudad van tapadas hasta las cejas para que el sol no toque ni un centímetro de su piel, ponerse en bikini vuelta y vuelta sería una locura. Ayer pasé la mañana en moto, visitando las montañas de Marmol y Dnang. En la primera parada, vi la gruta más increíble y grande de mi vida. Entre rocas se accedía a una cueva inmensa y maravillosa, donde viven los monjes budistas. Entre altares a Buda y lady Buda. Por toda la montaña, vistas impresionantes y distintos templos. La sensación es que estás en un capítulo de Bola de dragón o en una peli de samuráis.
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
    A unos diecisiete kilómetros, está Dnag, una gran ciudad por la que continúa la playa de Hoi an y donde están los grandes complejos hoteleros y el casino. Casino sólo para occidentales: en Vietnam, el juego está prohibido. Francis me lleva hasta un sitio muy especial, una pequeña capilla en la que están las tumbas de los primeros españoles llegados a Vietnam, en la guerra de la Cochinchina. Un trocito de nuestra historia. Una pena que esté abandonado.
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
    Después subimos por la península Hong Sa. El día está nublado y no se pueden ver las impresionantes vistas. Una pena, pero el paisaje merece la pena. Verde, verde y más verde. Huele genial. Se agradecen la vuelta en moto y el airecito. Después de comer en la playa, curso de cocina en El 43. El 43 es el restaurante más famoso de Hoi an, por su relación calidad-precio. Además, tienen cerveza pression, a doce céntimos, y está enfrente del hotel. No se puede pedir más. Los cursos de cocina, son muy típicos aquí. Casi todos los restaurantes los ofrecen. Eliges un par de platos de la carta, te enseñan a cocinarlos y luego te los comes. ¡¡Planazo!!
  • MILA LÓPEZ
    Cuando llego, todos los ingredientes preparados, papel, lápiz y una cocina, ¡yuhuuuu! ¡¡Tengo donde cocinar!! Hago pollo al curry y ensalada de papaya verde, ¡buenísimos! Se cocina también con palillos, como de metal. Mucha verdura y frutas frescas. Cosas que en Madrid quizás no encuentre, pero se intentará.
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
    Disfruto muchísimo. Se me pasa volando. Me encanta cocinar en la misma cocina del restaurante. Y la verdad es que el resultado es bastante bueno. Después, masaje. Desde Camboya no había vuelto a darme uno…tocaba. El bochorno sigue siendo impresionante, a pesar de que ha llovido un poco. Me cambio y me voy al centro.
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
    Hoi an, tal y como suena, es una joya. Un pequeño pueblo, patrimonio de la humanidad, donde pasear por sus calles es estar en una peli de samuráis. Por la noche se llena de farolillos que iluminan sus calles y le dan un toque súper especial. Hay muchísimo ambiente por la calle. Los chiringuitos de comida en cada esquina, los puestos de bollos, de helados…, las mujeres vendiendo pequeñas lamparitas de cartón para dejar sobre el río. Gente y más gente. Barquitos para tomar algo y barquitas para dar un paseo.
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
    Y los montones de tiendas de ropa a medida. Porque si por algo es famoso, es por la ropa a medida. En un día tienes lo que quieras. Pero si tienes tiempo, mejor dejar un par de días. A mí me parece una locura -que me encanta, claro.
  • MILA LÓPEZ
  • MILA LÓPEZ
    Sin duda, tiene un encanto especial. Diría que es la mas bonita de todas. Además, es donde vive Francis, que me ha organizado todo el viaje. Más cuidada imposible. De nuevo, me siento como en casa.

Este post fue publicado originalmente en el blog de la autora

NOTICIA PATROCINADA

Booking.com