BLOGS

El pulso Cataluña-España: crónica de una semana no apta para cardiacos

La banca catalana asesta un golpe de realidad al fervor independentista: la DUI, en el aire

06/10/2017 21:48 CEST | Actualizado 06/10/2017 21:49 CEST
HUFFPOST

Los acontecimientos que se han sucedido en estos seis días hunden sus raíces mucho tiempo atrás. Siglos, décadas o años; hay versiones de todos los colores sobre el origen del conflicto entre Cataluña y España que ha estallado ahora en una crisis institucional sin precedentes. El caso es que han cristalizado, a velocidad de vértigo, en esta semana de octubre de 2017 en la que hemos vivido peligrosamente, al borde de una fractura política, social y emocional que está dejando exhausto al país. Y el final no está escrito aún.

DOMINGO 1 OCTUBRE - LLEGÓ EL DÍA 'D'

Era la hora de la verdad, el momento clave del procés independentista. El gobierno catalán organiza, con la complicidad de una parte importante de la sociedad, un referéndum declarado ilegal por el Tribunal Constitucional. Los Mossos prefieren no mirar y no actuar (cumplen órdenes). La Policía y la Guardia Civil se lanzan para impedirlo (también cumplen órdenes). Las imágenes de violencia frente a ciudadanos que ejercen una resistencia pasiva son brutales, y dan la vuelta al mundo. El conflicto catalán entra en órbita global. Los primeros resultados: 2.262.424 votos, un 90% a favor del 'sí' a la república catalana, a la ruptura con España.

HUFFPOST

LUNES 2 DE OCTUBRE - EL DÍA DE LA CONMOCIÓN

Sólo quedan cuatro heridos ingresados de los más de 800 que dejó el domingo, según la Generalitat. Ahora que Puigdemont ha captado la atención internacional, asegura que seguirá con la hoja de ruta pero aprovecha para pedir mediación a la UE. Desde Moncloa, Rajoy busca apoyos en Pedro Sánchez y Albert Rivera, pero no se fotografían juntos. El líder de Ciudadanos pide que aplique ya el Artículo 155 para suspender al gobierno secesionista. Dentro del PP y en su entorno mediático crecen las voces que critican al presidente por su inacción: quieren detenidos. Crecen también las críticas a los Mossos por su pasividad, y el lenguaje empieza a volverse grueso. Los agentes de Policía y Guardia Civil alojados en hoteles en los alrededores de Barcelona sufren escraches, y los hoteles presiones para que les echen. En algunos institutos, algunos profesores y alumnos se encaran con los hijos de los agentes: algo nunca visto en Cataluña.

HUFFPOST

MARTES 3 DE OCTUBRE - EL DÍA DEL PARO GENERAL

Cataluña para y sale a la calle para manifestarse contra la brutalidad policial. Las concentraciones son masivas. El presidente catalán dice en la BBC, ya sin circunloquios, que proclamará la independencia de Cataluña... en breve. La CUP presiona para que sea cuanto antes. Mientras, las bolsas empiezan a castigar a los bancos catalanes. Los periodistas empieza a tener problemas para trabajar: hay amenazas, acoso y acusaciones de manipulación. El PSOE anuncia que quiere reprobar a la vicepresidenta Sáinz de Santamaría, a quien Rajoy había confiado la cuestión catalana.

A las 21 horas, el rey Felipe VI, de civil, irreconocible en el tono, se dirige a la nación. En un discurso durísimo, deja claro que el Estado no consentirá la insurrección/rebelión/sedición. Tiene un 28% de cuota de pantalla en Cataluña. Sus palabras dejan un regusto a metal.

HUFFPOST

MIÉRCOLES 4 DE OCTUBRE - EL DÍA DE LA MEDIACIÓN

La prima de riesgo del reino empieza también a resentirse. El Parlament convoca finalmente para el lunes próximo el pleno en el que supuestamente declarará la independencia. Empiezan a filtrarse las disensiones dentro de la coalición de gobierno sobre si habrá o no DUI. Como el parlamento español está en modo reposo, es en la Eurocámara donde se debate qué está ocurriendo en Cataluña: muchas críticas a la actuación policial, llamamientos al diálogo, y poco más.

Surgen mediadores por todas partes, algunos con casulla: el arzobispo de Barcelona, el abad de Montserrat, el lehendakari Urkullu, el Colegio de Abogados de Barcelona... Pablo Iglesias llama a Rajoy y a Puigdemont e intenta sentarles juntos, sin éxito. Suenan otros nombres, como el de Javier Solana. Moncloa insiste en que para hablar hay que renunciar primero a la DUI.

Gerard Piqué, concentrado para jugar con la selección en Alicante, habla largo y tendido con la prensa. No dice si es o no independentista, pero defiende su compromiso con la camiseta nacional.

A las 21 horas, otra cita con el televisor: es el turno de Puigdemont. "Así no", le dice al rey. El tono es conciliador, pero el contenido ambiguo. Mientras habla, se escucha la primera cacerolada contra el president. En el resto de España, no dejan de aumentar las banderas rojigualdas colgadas de los balcones.

HUFFPOST

JUEVES 5 DE OCTUBRE- El DÍA DEL VÉRTIGO

La sensación de que nos aproximamos al abismo se impone. Ante la incredulidad del vicepresidente Junqueras, el Banco Sabadell anuncia que su sede social deja de estar en Cataluña. Las pérdidas en bolsa y el goteo en la retirada de depósitos aconsejan no arriesgarse a quedarse fuera del paraguas del BCE. La CUP pide un boicot, pero resulta que no quedan bancos catalanes: Caixabank también piensa irse.

Resucitan algunos silentes: el expresidente Aznar, vía FAES. Le dice a Rajoy que si no tiene ánimos para impedir la secesión, mejor que convoque elecciones. Parte de la vieja guardia socialista también se revuelve contra su líder, Pedro Sánchez, y se posiciona en la línea dura. ¿Diálogo? ¿Qué diálogo?

Por la noche, el conseller Santi Vila se convierte en el primer miembro del govern en plantear los riesgos de la unilateralidad, que cerraría el paso a cualquier diálogo y tiraría por la borda las simpatías cosechadas internacionalmente.

Sabadell y Caixabank recuperan el pulso en las bolsas. Sigue el goteo de empresas que anuncian que seguirán sus pasos.

HUFFPOST

VIERNES 6 DE OCTUBRE.- EL DÍA DE LA CRUDA REALIDAD

Si tecleas 'independencia' y 'Cataluña' en Google, el buscador te sugiere también "corralito". Caixabank se va finalmente a Valencia, gracias al puente de plata que le tiende Moncloa, pero las bolsas no parecen conformarse. Crece la inquietud de que los temblores en los bancos catalanes acaben contagiándose a todo el sistema bancario. Fondos y ahorros siguen cambiando de entidades: unos movidos por el miedo -animal spirits-, otros movidos por el cabreo antiindependentista.

El mayor de los Mossos, José Luis Trapero, comparece ante la Audiencia Nacional junto a los líderes de ANC y Omnium, que les investiga por sedición. Luego se vuelven a Barcelona.

El expresident Artur Mas le dice al Financial Times que Cataluña no está lista para la independencia ahora mismo: lo importante no es proclamarla, sino hacerla efectiva (control de aeropuertos, infraestructuras, aduanas, hacienda, jueces...). La cita en el Parlament será finalmente el próximo martes, ya con un formato diferente. Hay la impresión de que el independentismo necesita, urgentemente, una salida no humillante para poner en el congelador la declaración de independencia.

La clave está en qué respuesta emite Moncloa, y cómo reacciona la CUP, y sobre todo, esos votantes del 'sí' que creyeron la promesa de una república catalana exprés, gratis e indolora.

Continuará...