Huffpost Spain
Montserrat Domínguez Headshot

Memorándum para Rajoy

Publicado: Actualizado:
Print Article

PARA: Mariano Rajoy Brey
DE: Unidad de Análisis de la Realidad (UAR), Ala Oeste, Moncloa
ASUNTO: Mientras no estabas

Estimado presidente: antes de nada, enhorabuena por lo bien que ha salido todo en tu viaje a EEUU; las palabras de Obama reconociendo tu liderazgo han sido un espaldarazo que ha tenido un gran y positivo reflejo en los medios -salvo las excepciones habituales-. En general, nuestra Unidad considera que ha sido todo un acierto conseguir programarlo en este momento, amparado por los prometedores indicadores macroeconómicos. Todo indica que en los próximos meses, la tambaleante Francia va a sustituir a España como nuevo foco de preocupación internacional, y no sólo por sus problemas económicos, sino por el inesperado y oportunísimo escándalo sobre la agitada vida sentimental del presidente Hollande. (El análisis completo sobre el viaje a EEUU es objeto de otro Memorándum, que está siendo elaborado en estos momentos).

No obstante, en los días que has estado en EEUU ha ocurrido un acontecimiento que normalmente no reseñaríamos nunca en uno de nuestros informes para Presidencia, pero creo que es deber de esta Unidad poner en tu conocimiento, máxime cuando tu equipo de comunicación habrá estado enfrascado en las relaciones bilaterales. Como ya sabes, nuestra labor es semejante a proporcionar una visión más completa de la realidad, al estilo de la realidad aumentada que ofrecen las gafas de Google que tuviste ocasión de probar en Washington.

rajoy

Se trata de una disputa vecinal en un barrio de Burgos. En apenas unos días, que han coincidido con tu viaje, un asunto en apariencia menor -la oposición vecinal a una indudable mejora urbanística- ha acabado, si me permites la expresión, como el rosario de la aurora.

Insólitamente, los vecinos de Gamonal -así se llama el barrio- se han levantado contra la construcción de un bulevar, que ofrece zonas peatonales, carril bici y un aparcamiento subterráneo. Durante cinco días ha habido manifestaciones que han degenerado en protestas e incidentes.

Nuestro intento por convertir las protestas en un problema de orden público -ha habido que desplazar a más de 200 efectivos de la Unidad de Prevención y Reacción, así como de la Unidad de Intervención Policial-, y por culpabilizar a elementos radicales externos al barrio de los incidentes no han tenido éxito, de momento. No hemos conseguido vincular a ninguno de los detenidos -todos jóvenes, la gran mayoría vecinos- con grupos violentos de extrema izquierda. La opinión pública ha simpatizado con los argumentos de los vecinos, y nuestro alcalde, Javier Lacalle, se ha visto obligado a ganar tiempo y paralizar las obras, temporalmente. Subrayo esto, porque adelantándonos a tus previsibles deseos, ya estamos echando una mano al equipo municipal para estudiar cómo retomar el diseño original urbanístico una vez haya pasado el ruido mediático, ya que quien ejecutará las obras del parking será nuestro viejo amigo Méndez Pozo.

Aunque las protestas son menores y el incidente en sí no debería revestir mayor importancia una vez pasado el calentón mediático, a juicio de esta Unidad sí convendría tomar nota de un hecho relevante.

Hasta ahora, hemos conseguido fragmentar las protestas contra nuestras políticas -funcionarios, médicos, sanitarios, estudiantes, científicos, etc- apoyándonos en la fragilidad de los sindicatos -seriamente tocados tras la reforma laboral, sumado al escándalo de los EREs en Andalucía - y en el hecho de que nuestros votantes pueden sentirse decepcionados con algunas de las medidas adoptadas, pero no son proclives a protestar en la calle -salvo, como bien sabes, en temas ultrasensibles como ETA o el aborto-. Hasta ahora, porque la tendencia está cambiando. Permite que llame tu atención sobre la última Encuesta Social Europea, (EDE), hecha pública este martes, y que refleja que la desconfianza de los ciudadanos hacia los políticos es directamente proporcional al aumento de su interés en LA política, y en su implicación a través otros cauces, como las manifestaciones, la colaboración con plataformas y asociaciones o su participación en determinadas campañas. En esta Unidad observamos que la tendencia a una mayor movilización crece en toda Europa, pero significativamente en España, y ello no nos beneficia en el momento actual.

El hecho relevante es que la paz social que a trancas y barrancas se ha mantenido durante estos dos durísimos años de gobierno es susceptible de saltar por los aires por causas aparentemente menores, en cualquier barrio, en cualquier pueblo, sin que funcionen los mecanismos habituales de contención de riesgos.

Por tanto, y tras el caso Gamonal, esta Unidad recomienda:

1.- Extremar el cuidado en las formas. La máxima del despotismo ilustrado: "Todo para el pueblo, pero sin el pueblo" resulta, en estos momentos, menos operativa que nunca.

2.- No infravalorar el poder de las redes sociales (de esto ya hemos hablado, sin consenso, en alguna ocasión). Ni siquiera en los lugares donde podemos contar con el apoyo de los medios de comunicación tradicionales, éste nos garantiza el control sobre la opinión pública.

3.- No descuidar nuestros feudos; aunque Burgos es una plaza casi asegurada para el PP -salvo el tripartito que gobernó entre 1999 y 2003-, y a pesar de que ganamos por primera vez en un barrio popular como Gamonal en las municipales de 2011, el paro y los necesarios ajustes sociales -lo que la oposición tilda de recortes- está afectando muy negativamente también a nuestros votantes.

4.- Tener presente que los escándalos de corrupción, incluso los que están ya juzgados y aparentemente olvidados -como el caso de la construcción de Burgos- acaban pasando factura, especialmente en un momento de hipersensibilidad social.

Presidente, está lejos de la intención de esta Unidad distraer tu atención de la importante agenda internacional que con tanta brillantez manejas en estos momentos. Pero nos parecía oportuno que, a tu regreso de Washington, encontraras en tu mesa de trabajo si quiera una breve referencia a los acontecimientos de Gamonal. Más que nada, para que te suenen.

rajoy

Adenda
Desde esta Unidad queremos dejar constancia de que tus órdenes explícitas para que se hable sólo de economía, tal y como trasladaste también a los miembros de la Junta Directiva del partido, la pasada semana, no han podido cumplirse como sería nuestro deseo. En apenas diez días, los presos de ETA y la ley del aborto, además de los citados disturbios en Burgos, han robado protagonismo a los titulares sobre los excelentes datos macroeconómicos. Pero perseveramos en ello.