25S

¿Has probado a vivir sin miedo?

En los vídeos vemos cómo una gigantesca masa de personas adultas corre despavorida, huyendo de... ¡una porra! ¿De verdad? ¿Así pretendemos cambiar algo? Sin miedo, ya no hay motivo para la obediencia. Sin miedo serás más libre, más feliz, y podrás por fin desplegar tu superpoder, que de no usarlo, se te está olvidando que lo tienes. Eres mucho más fuerte que tu enemigo.
EFE

"No en mi nombre"

"El Gobierno está jugando con fuego. No se puede confundir a los que protestan contra determinados funcionamientos del sistema democrático con los llamados antisistema", explica Vallespín, catedrático de Políticas de la UAM.

El verdadero objetivo del 25S: un proceso constituyente

Nuevas movilizaciones como el 25S están reclamando un nuevo pacto social que parta de toda la ciudadanía y que dé pie a una nueva organización de las instituciones y los equilibrios de poder. Y esta nueva organización solo puede venir a través de la elaboración de una nueva Constitución.

El policía sirvienta

Después de todas las fotos y videos publicados estos días, no tengo mucho que añadir sobre la brutalidad y la escandalosa actuación de la policía. Pero, ¿por qué esas ganas de humillar tanto a los jóvenes, tantas ganas de romperlos?
GRP

Realidad y narración

Sr. Rajoy, yo soy parte de esa mayoría silenciosa que no se manifestó el 25S y le ruego que no tergiverse y mucho menos se apropie de mi silencio. Que no estuviera físicamente en Neptuno no significa que no me indigne ante las cargas policiales, la desmedida reacción de la delegada del Gobierno, la manipulación por parte de la televisión estatal de las imágenes de lo ocurrido, la chulería de los agentes que se negaron a identificarse en la estación de Atocha e intimidaron a los viajeros.

El 25-S desde el Congreso

Dentro del Congreso hubo grupos parlamentarios que se dedicaron a aprovechar el incendio para sacar provecho. Para algunos el rodeo del Congreso sólo supuso alguna incomodidad a la hora de entrar, de llegar, de salir, para muchos marcó un antes y un después.

Me duele lo que veo...

Veo a una ciudadana suplicando desarmada, arrodillada e indefensa. Veo a un policía gritando escopeta en mano, chaleco, pistola, casco y botas con punta de metal. Todo se repite en un bucle cada vez más peligroso.