Líbano

EFE

El hombre que sabía dónde enterraron los cadáveres

Ha muerto el hombre que hablaba de paz y rechazaba tajantemente reducir las colonias sionistas dentro de los territorios de el otro, a los que daba "acuerdos de paz" sin tierra ni autoridad ni justicia, el hombre que fue primer ministro y responsable de la muerte de 106 civiles, gran parte de ellos niños, cuando el ejército israelí atacó las instalaciones de la ONU en el sur de Líbano, en Qana, el 18 de abril de 1996, dos años después de ganar el premio Nobel de la Paz.

El agua como arma, no como vida

Los conflictos por el agua o que tienen el agua como arma de ataque son demasiado frecuentes en República Centroafricana, donde durante la guerra se cegaron y contaminaron pozos y se destruyeron las frágiles canalizaciones. La falta de agua afecta sobre todo a las mujeres y las niñas, que tienen que desplazarse más lejos poniendo en riesgo su seguridad y perdiendo horas para formarse o generar un ingreso.
CEAR

Diez datos dolorosos sobre la realidad de los refugiados

La atención suscitada por las personas refugiadas en las últimas semanas puede llevarnos a pensar que se trate de un fenómeno novedoso que tiene a Europa como protagonista. Sin embargo, los hechos demuestran que sólo nos encontramos ante una realidad provocada por conflictos que se cuentan por décadas, y que sobre todo afectan a otros países.
EFE

¿Una nueva al naqba en Oriente Medio?

Si Iraq se desintegra (¿ha estado alguna vez genuinamente integrado?) y El Asad es derrocado en Siria, una nueva naqba, un desastre, una catástrofe humanitaria de proporciones similares a la de 1948, cuando un millón de palestinos huyeron de su tierra tras la independencia israelí, puede acontecer en Oriente Medio.
EFE

Basta de impunidad

Un informe de la ONU recuerda que el ataque que mató cabo español Francisco Javier Soria el pasado 28 de febrero en Líbano se produjo sobre un puesto "cuyas coordenadas son totalmente conocidas por el ejército israelí". Durante dos horas, Israel lanzó sobre esa posición 118 obuses de artillería, 90 granadas de mortero y 5 proyectiles de tanque (incluyendo bombas de racimo). La UE no puede quedarse de brazos cruzados ante esta clara violación del Derecho Internacional.
REUTERS

Israel va por libre

La muerte del cabo español en el sur del Líbano no solo ha sido fruto del fuego israelí sino de su política egocéntrica. El intercambio de morteros en el que falleció Francisco Javier Soria es consecuencia de un ataque israelí contra altos mandos militares iraníes en un convoy cerca de la ciudad de Quneitra, en el Golán sirio, el pasado 18 de enero.