ADOLESCENCIA

NOTICIA PATROCINADA

PIXABAY

Al chico que me piropeó hace 20 años

Parecía una escena sacada de una comedia romántica para adolescentes de serie B (el chico popular le quita las gafas de empollona a la chica, la chica se sonroja, el chico se inclina para besarla), pero sin tensión sexual subyacente. Aunque sabía que no estabas intentando conquistarme y que estabas achispado, tu piropo inesperado significó muchísimo para mí.
STOCKSY

Carta abierta a mi hija adolescente

En ese momento, se me echaron encima como una ola muchas de las emociones que estabas experimentando: ansiedad y miedo, una sensación abrumadora de alivio y gratitud mezclada con preocupación porque seguías necesitando algo (tu casa) y a alguien (a mí).
Katie Workman

Lo que he aprendido como madre de chicos

Sé que estoy generalizando. Quizás incluso estoy contribuyendo a la perpetuación de los estereotipos, lo cual no está bien. Pero conozco a pocas niñas que crean que tirarse un pedo en medio de una comida o de una película emotiva es el mejor invento del mundo después del desodorante.
GTRES

Los ciclos de la vida

Cada momento de la vida nos ofrece algo diferente y, si no atravesamos los ciclos vitales cuando corresponde, podemos desarrollar un sentimiento de no pertenencia. Detrás de la incapacidad de vivir las etapas que nos tocan, se esconde falta de madurez y la imposibilidad de disfrutar de la vida.
GTRES

Tres meses sin hacer nada

Contra lo que transmiten los anuncios y folletos, el verano puede ser una estación melancólica. El 'dolce far niente' puede transformarse en un ogro que nos deglute. Hay una fina línea entre el reposo reparador y la angustia por llenar 24 horas al día, sobre todo los niños y adolescentes.